El ganado bovino no solo come pastos

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Noviembre 2014
compartir
pastos vacas
El materia vegetal produce flores que son aprovechadas por los rumiantes. Foto: CONtexto Ganadero.
El ganado bovino en Colombia se alimenta de material vegetal, entre arbustos, leguminosas y árboles, que aunque no parezca, siempre producen flores que aprovechan los rumiantes.
 
La dieta de los animales ha variado con el paso del tiempo. Por esta razón, algunos forrajes que antes solo se usaban como decoración de jardín han sido incluidos como parte fundamental de la dieta de los bovinos, ya que se han establecido sus importantes aportes nutricionales.
 
Wilson Andrés Barragán, investigador de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, del Centro de Turipaná, en Montería, Córdoba, señaló que el botón de oro, la leucanea y cratylia tienen flores, siendo especies que han sido vistas por el ganadero como adornos para jardín pero que también son “apetecidas por los animales que consumen las flores y las hojas”. (Lea: Pastos de corte, ideales para el trópico)
 
Dijo que el botón de oro es una de las especies que conserva flores de manera permanente, mientras otras solo florecen en etapa reproductiva. Sobre los aportes nutricionales de las especies dijo: "en los registros se ha encontrado que el botón tiene entre 18 y 22 % de proteína y la leguminosa leucaena tiene un aporte proteico de 28 a 32 %.
 
La matarratón y el maní forrajero también se encuentran en zonas del trópico bajo y hacen parte de la dieta alimenticia de los bovinos. 
 
Trópico alto
 
En zonas templadas y frías se encuentran el trébol rojo y blanco, los saucos y alisos, según señaló Mauricio Mendoza Quesada, profesional de gestión productiva y salud animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en Cota.
 
Los saucos, explicó Mendoza Quesada, son árboles de aproximadamente 2 metros de altura con flores blancas y ramas cortas, propicias como alimento para el hato bovino.
 
Ernesto González Cely, profesional de gestión productiva y salud animal de Fedegán en Chiquinquirá, Boyacá, dijo que en esta región se ve el trébol, sauco y el aliso como material vegetal con flores para el ganado. Además está el kikuyo y la alfalfa.
 
Indicó que el trébol tiene entre 18 y 24 % de proteína y el sauco niveles más bajos, entre un 12 y 14 %.
 
Alex Fernando Gutiérrez, zootecnista y asesor en nutrición de ganado de leche en la Sabana de Bogotá, aclaró que el material vegetal en su proceso natural de reproducción siempre florece. (Lea: Cratylia, ideal para bancos forrajeros, y recuperar suelos en el trópico bajo)
 
“Todos (plantas y forrajes) generan flor porque se reproducen”, puntualizó el asesor en nutrición animal.
 
Ante eso, lo más importante por resaltar en la dieta bovina, según Gutiérrez, es obtener la fuente de proteína requerida para el hato bovino que no descarta las flores, por el contrario, las consume con igual gusto que las hojas.