Estimulación de pastos puede salvar la ganadería en climas extremos

Por: 
CONtexto Ganadero
25 de Julio 2014
compartir
pasto fertilizado
Día de Campo en Riofrío, Valle del Cauca. Foto: Andrés Sinisterra González / Fedegán.
Algunos ganaderos creen que los pastos crecen en sus fincas sin ningún tipo de estímulo. Expertos en el tema aseguraron que es necesario fertilizarlos para ver predios verdes todo el año, incluso en época de sequía.
 
Este fue el tema tratado en el Día de Campo de producción de forrajes en el municipio Riofrío, Valle del Cauca, en el que participaron 40 ganaderos de la región.
 
La empresa Colinagro y la Cooperativa de Ganaderos del Centro del Valle de Cauca, Congancevalle, lideraron el encuentro en que se comprobó con experiencias de productores, la eficiencia de producir forrajes con la tecnología de fertilizantes.
 
José Carlos Marrugo, ingeniero agrónomo de la Universidad Nacional y líder nacional de pastos de Colinagro, dirigió el Día del Campo y le contó a CONtexto Ganadero que el tipo de fertilizante a verter en los forrajes se escoge después de diagnosticar el suelo. (Lea: Cuando la sequía de los pastos provoca ganas de llorar)
 
El análisis en laboratorio de los foliares y el suelo demora 20 días en conocerse. Con base en el resultado se prosigue a evaluar el clima de la zona, la especie forrajera que se sembrará y el tipo de explotación y producción que se tiene, ya sea de leche, carne o doble propósito.
 
El fertilizante se implementa de acuerdo al programa de resultados (diagnóstico)”, señaló el experto en pastos, al considerar que los resultados en calidad y cantidad de forrajes se verán en la primera cosecha y de manera considerable en la segunda.
 
La fertilización de forrajes es la tecnología que puede salvar la ganadería de
climas extremos. Foto: Andrés Sinisterra González.
 
El crecimiento del forraje se debió al estímulo de regar sobre este fertilizantes que pueden ser líquidos o sólidos, según lo aseguró Andrés Sinisterra González, profesional de gestión de proyectos estratégicos de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.
 
“La mayoría de los ganaderos no fertilizan los pastos como se hace con cualquier cultivo. No renuevan las praderas y los forrajes son el alimento más económico y funcional, aún en épocas de sequía”, resaltó Sinisterra González.
 
Un caso exitoso de estimulación de los forrajes en pleno verano se vivenció durante el Día de Campo en la visita a la finca El Descanso, en Riofrío, del ganadero Juan Camilo García.
 
El productor manifestó que se propuso la meta de mejorar sus pastos para dar alimento de calidad a sus 54 reses de la raza criollo 7 colores, reducir costos y aumentar la producción. Por eso, contactó a Colinagro que lo asesoró.
 
Vi que el negocio de lechería en San Pedro de los Milagros con los forrajes es bueno y quería tener bajo costo en la producción”, expresó el ganadero que siguió al pie de la letra las recomendaciones de los expertos al iniciar la evaluación del suelo y sembrar pastos de Estrella y Brachiarias.
 
Los resultados: si antes tenía una carga de 2 animales por hectárea hoy tiene 5. (Lea: Zonas bajas de Sucre, una bendición para los ganaderos)
 
García aseguró que hizo una inversión en el diagnóstico al comienzo del proyecto y luego, con los resultados alcanzados, percibió los ingresos económicas. Por cada peso invertido obitiene 6, con ganancia en ceba y producción animal. 
 
El ingeniero agrónomo de Colinagro dijo que Colombia tiene suelos que carecen de nutrientes esenciales y con alternativas como la fertilización, por ejemplo, los minerales aumentan.