En temporada seca: ¿qué tanto se puede conservar el agua?

Por: 
Melanny Orozco Zabala
29 de Mayo 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, conservación de agua, Agua, temporada seca, Sequía, temporada seca en colombia, prolongación temporada seca, conservación de agua en verano, sistemas de riegos, colombia en materia de riego, alternativas para guardar agua, pozos profundos, reservorios, Ayudas del gobierno, ganaderos colombia, ganaderos
Una de las formas de conservar agua durante esta temporada seca que atraviesa el país es mediante reservorios o también por medio de jagüeyes. Foto: Fedegán

En días pasados, el Ideam informó que habrá déficit de lluvias sobre las regiones Andina y Caribe hasta agosto. Por esta razón es importante que los productores agropecuarios del país tengan dediquen gran parte de sus labores en la conservación del agua.

 

La primera parte del verano presentado en 2020 está afectando a gran parte de los ganaderos y agricultores del país, quienes hoy en día ven caer pocas y esporádicas lluvias, lo que ha impedido que la humedad sea constante en el suelo. Ante esta situación, CONtexto ganadero explica qué puede hacer en sus predios ante esta realidad, no para que se prevenga, sino para que actúe y enfrentar la adversidad de la mejor manera. (Lea: Crisis puede acelerar la adopción de tecnologías en el campo)

 

El contexto geográfico del país

 

Henry Mateus Echeverría, agrólogo especialista en pastos de trópico y asesor técnico, explica que por la posición geográfica, Colombia es un país que tiene muchos privilegios en la diversidad de tierras que conforman el territorio.

 

Al estar cerca al Ecuador nos atraviesan tres cordilleras, por lo que la topografía del país es muy variada, lo que repercute en la problemática del agua, pues de acuerdo donde se encuentre el predio esto tiende a complicarse más”, asegura Mateus Echeverría.

 

Ante esta precisión, para el productor colombiano es importante tener claro cómo es el suelo en el que se encuentra su finca, pues de eso depende la especie la adaptación de la distinta especie forrajera.

 

De acuerdo a Mateus Echeverría, “el ganadero o agricultor debe tener claro qué especie forrajera tiene en la finca, porque hay unas que son más tolerantes a las condiciones de humedad y otras que aguantan más sequía y eso se ve en la geomorfología de la planta”. (Lea: Día de acción en defensa de los ríos)

 

La importancia del recurso hídrico en las tierras del país

 

Ricardo Enrique Támara Morelos, ingeniero agrónomo con Ms.C en la Universidad de Córdoba, explica que es importante llamar la atención de la población sobre la importancia del agua como elemento vital del planeta, pues no se concibe la vida en el planeta sin este recurso.

 

“Lo primero que debo indicar es que el agua cumple con la ley de conservación de masa, la cual refiere a que esta no se crea ni se destruye, sino que cambia de estado a través de varios fenómenos. Esto quiere decir que la cantidad de agua que había desde el inicio del mundo es la misma que tenemos hoy”, asevera Támara Morelos.

 

Desde este punto de vista se podría pensar que el planeta no tiene problema con la disponibilidad de agua, pero la solución no es tan simple como parece, pues debido al crecimiento demográfico, la operación de la industria a nivel mundial esta se encuentra siendo afectada negativamente por la contaminación, lo que hace que no sea reutilizable a corto plazo o inmediatamente, luego de salir de un proceso donde sea contaminada.

 

Por otra parte, acorde con Támara Morelos, “el agua enfrenta un proceso de redistribución a nivel mundial, lo que se explica por la intervención negativa que el hombre ha realizado sobre la naturaleza mediante la modificación del suelo y la vegetación. Esto hace que en lugares donde abundaba el agua debido a las condiciones que favorecían su permanencia, se estén quedando sin este recurso generando problemas de abastecimiento en esos lugares”.

 

Hoy en día, el 70 % de la superficie del planeta está cubierta por agua, donde el 97,5 % es salada y el 2,5 % es dulce. De este último porcentaje, el 69,7 % está congelada, el 30 % es subterránea y el 0,3 % es superficial. Esto indica que el agua de fácil disponibilidad es poca, dado que los otros estados no son de accesible aprovechamiento.

 

Conservación del agua

 

Dentro de la actividad ganadera y agropecuaria, el agua cumple una función muy importante, ya que se convierte en la fuente que permite el desarrollo y el crecimiento de los pastos, que son los que sirven como alimentos para los bovinos.

 

Sin embargo, en temporadas de sequías como las que advierte el Ideam que están por presentarse, este recurso tiende a perderse y a necesitarse en los predios, por lo cual es importante que se apliquen acciones con las cuales se pueda conservar la humedad y el agua.

 

Támara Morelos precisa que “para enfrentar esta situación, lo ideal es contar con un sistema de riego que pueda suministrar el requerimiento hídrico del cultivo en ese momento de ausencia de lluvias, pero para que ese pueda operar, necesariamente se requiere contar con agua de calidad y en cantidad suficiente”.

 

Si se cuenta con una fuente natural como un reservorio o corriente natural, hay que hacer todo lo posible por conservar el agua en ese lugar y sobretodo, hacer un uso racional del mismo, solo aplicando lo necesario al cultivo, para que de esta manera permita suplir la necesidad de la planta mientras pasa la época seca.

 

Este experto sostiene que en caso que el terreno sea plano, también se puede construir el reservorio, pero en este caso, la forma de captación de agua sería a través de las cubiertas de las estructuras como casas, bodegas o espacios construidos para ese fin.

 

Tanto los productores que cuentan con sistema de riego como los que no, deben hacer un manejo adecuado del suelo para que no quede expuesto directamente a los rayos del sol y se favorezca la evaporación.

 

Pedro Alexander Bernal, ingeniero agrónomo de la Secretaría de Desarrollo Rural y Ambiente del municipio de Zipaquirá, manifiesta que “para conservar agua el productor puede implementar un programa de cosecha de agua en la finca en el que se utiliza tanques de PVC o concreto, canecas, reservorios o cualquier otro recipiente que pueda guardar gran cantidad del líquido para luego cosecharla a través de canales de instalaciones agropecuarias e irlas suministrando lentamente”.

 

Otra alternativa es la conservación de los suelos porque la cantidad de materia orgánica presente en las tierras hace que la retención de agua dentro de los terrenos sea más efectiva.

 

Este experto reitera que una de las opciones importantes para mitigar las épocas de sequías dentro de los predios es la tenencia de árboles “pues estos ayudan a evitar el estrés calórico que pueda generar a los animales y cultivos. La idea es buscar árboles que tengan un follaje denso y área de cobertura para que proporcionen sombrío, es importante que estos no demanden alto consumo de agua para su mantenimiento como arrayanes, el algarrobo, saúco, etc”. (Lea: Déficit de lluvias seguirá hasta agosto, advierte el Ideam)

 

De acuerdo a Douglas Andrés Gómez Latorre, investigador del Centro de Investigación Tibaitatá de Agrosavia, detalla que “en el caso de las zonas altas, es importante no deforestar porque durante estos periodos de sequía, son quienes se encargan de almacenar agua y soltarlas poco a poco, estas son prácticas de cosecha de agua”.

 

En el caso de la temporada seca por la que está viviendo Colombia, “los productores deben intensificar esas prácticas de manejo especialmente de cosecha, es decir, no se debe gastar más agua para que sea utilizable de mejor manera. Sin embargo, esto depende de la infraestructura del predio porque hay algunos que no tienen la posibilidad de contar con una fuente hídrica cercana”, comenta Gómez Latorre.

 

Qué hacer ante la prolongada temporada seca

 

Mateus Echeverría, dice que “el productor debe saber manejar los pastos, es decir, que si tienen pasturas deben cortarla a un ras de 3 cm del suelo, para que así se pueda convertir en heno, siendo esta la materia seca que se le puede proporcionar a los animales para que después salga rebrote de esas tierras”.

 

En esta temporada de sequía una de las opciones que pueden realizar los productores es la división de los potreros, pues así se pueden rotar de forma rápida los animales por estos terrenos, en los cuales debe existir un periodo de descanso óptimo que garantice la conservación del suelo.

 

Muchas son las zonas del país en las cuales están cayendo algunas lluvias esporádicas, razón por la cual es importante que implementen una serie de medidas para aprovecharlas y darles el uso necesario en las actividades que así lo requieran.

 

Hay opciones como los jagüeyes o la perforación de pozos que aunque pueden ser de alto costo, son una inversión que trae grandes beneficios para el desarrollo del predio. Todo esto, teniendo en cuenta que hay que mirar la topografía del suelo para ver si el espacio es apto para realizar usar estas herramientas”, detalla Mateus Echeverría.

 

Para el caso de las personas que no cuentan con los recursos económicos para realizar este tipo de inversión, el experto plantea que la alternativa más viable es crear una especie de compuerta cerca de los afluentes.

 

“Casi todas las fincas tienen quebradas o alguna fuente cercana, por lo que pueden hacer manualmente unas compuertas a la orilla con la ayuda de palos o madera, para que así el agua correr de poquito a las tierras”, añade.

 

Colombia en materia de riegos

 

En uno de los recientes anuncios del ministro de Agricultura, Rodolfo Zea Navarro, expone que el MADR a través de la Agencia Nacional de Desarrollo Rural (ADR) quieren impulsar el desarrollo de la agricultura familiar y la economía campesina, por lo cual se va a llevar a cabo un plan de riego y drenaje en zonas donde se desarrolla esta modalidad productiva, para así garantizar el acceso al agua de pequeños productores, con un presupuesto de $1,57 billones a 11 años.

 

Las inversiones requeridas para lograr esta meta en 2022 representan algo más de $100 000 millones, “con este plan de riego, nos proponemos incrementar la productividad agropecuaria y promover el desarrollo rural integral en las zonas donde se llevan a cabo esas pequeñas unidades familiares campesinas” agrega Zea. (Lea: Metas en materia de riego al 2022)