¿Es más grave cuando el abomaso se desplaza a la derecha que a la izquierda?

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Julio 2021
compartir
desplazamiento izquierdo de abomaso, desplazamiento derecho del abomaso, desplazamiento abomaso, sistema digestivo de las vacas, sistema digestivo de los bovinos, partes del estómago de las vacas, abomaso, enfermedades digestivas de las vacas, ganado bovino, ganadería bovina, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
La forma de desplazamiento más común del abomaso es la izquierda, aunque también puede darse hacia la derecha. Foto: zaguan.unizar.es - Captura de pantalla del video youtube.com/watch?v=ekb0l2Q0j-I del canal de youtube Leonardo Albán

Esta enfermedad se presenta principalmente, aunque no de forma exclusiva, en vacas de alta producción en las primeras seis semanas de lactancia. Existen dos tipos: abomaso desplazado a la izquierda (ADI), que es el más común, y a la derecha (ADD).

 

El portal de Abbey Veterinary Group en Reino Unido explicó que la motilidad del abomaso (cuarto estómago) se reduce cuando el bovino tiene una dieta con alto contenido de grasas y/o proteínas y, una vez el abomaso se vuelve hipotónico, se distiende con material sólido y gases.

 

El abomaso se mueve hacia adelante y hacia la izquierda debajo del rumen durante la última etapa de la preñez, cuando el útero hace que el rumen se levante ligeramente del piso abdominal y luego queda atrapado cuando se vuelve a expandir después del parto.

 

Otros factores importantes en la presentación de esta enfermedad es el elevado consumo de alimentos concentrados y la falta de ejercicio, que pueden producir la alteración en el organismo. (Lea: 7 factores que predisponen el desplazamiento de abomaso)

 

En el período posterior al parto (puede variar de unos días a semanas) habrá una anorexia selectiva (consumo de fibra, rechazo de concentrados), acompañada de una marcada caída en la producción de leche y un olor que indica cetosis en el aliento, la leche y la orina.

 

Cuando una vaca se ve afectada, se puede detectar focos sépticos o signos como mastitis, metritis, cojera, entre otros. Los movimientos ruminales se reducen así como ​​la producción de heces, aunque en algunos casos puede producirse una diarrea profusa intermitente.

 

El abomaso desplazado se puede escuchar en el flanco izquierdo entre la 9ª y 12ª costilla. Los sonidos abomasales son típicamente agudos con tintineos y pueden escucharse así no más o después de golpear suavemente la parte inferior del abdomen en esa área.

 

Los casos de desplazamiento hacia el lado derecho (ADD) y torsión del abomaso son mucho menos comunes que los casos de desplazamiento del lado izquierdo. (Lea: Desplazamiento del abomaso adelgaza vacas y baja producción de leche)

 

El pronóstico en los casos de dilataciones del lado derecho del abomaso debe ser muy cauteloso, ya que a menudo, en el momento en que se solicita el consejo veterinario, la torsión ha ocurrido cuando la vaca en estado de shock cerca de la muerte.

 

Los ADD se convierten con mucha frecuencia en torsiones. Sin embargo, algunos casos se resuelven espontáneamente. Si se sospecha una torsión, el sacrificio es la mejor opción, pero si hay desplazamiento sin torsión real, entonces se opta por la corrección quirúrgica.

 

En su tesis para el doctorado en Ciencias Veterinarias en la Universidad de la República en Uruguay, Taís Konrath indicó que Van Metre y Col. señalaron que el desplazamiento de abomaso a la derecha era una emergencia gastrointestinal de la vaca posparto.

 

El trabajo citó un estudio de Donald (1978), que concluyó que no todos los animales que presentan desplazamiento y torsión de abomaso a la derecha son graves, pues si se actúa rápido, incluso animales con torsión presentan altas tasas de recuperación.

 

En el caso del ADI, el veterinario tiene tres opciones para tratarlo: el tratamiento conservador, corrección quirúrgica o descarte. El primero se usa de manera inicial, pero si falla, se realiza la cirugía. (Lea: Así se puede tratar la úlcera del abomaso en bovinos)

 

La técnica de rodar se utiliza con frecuencia, que consiste en que la vaca se echa sobre su lado derecho y se rueda sobre su espalda. En esta etapa, el abomaso normalmente tiende a moverse hacia su posición correcta y se puede votar sobre la línea media.

 

A continuación, se hace rodar a la vaca sobre su lado izquierdo y se puede percutir el abomaso sobre el flanco derecho. Debe permanecer en decúbito lateral izquierdo durante varios minutos. Después de rodar, se debe alentar al animal a que coma tanto forraje como sea posible.

 

El descarte se considera si la hembra ha presentado otros problemas, como mastitis, cojeras o tiene edad avanzada. Además, si el animal ha tenido una producción de leche reducida durante un período prolongado antes del examen, incluso si se realiza una cirugía, es poco probable que tenga un buen rendimiento en esa lactancia.