7 factores que predisponen el desplazamiento de abomaso

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Enero 2019
compartir
rumen vaca, estómagos vaca, abomaso en vaca, desplazamiento del abomaso en ganado, enfermedad digestiva en vacas, ganadería en colombia, ganado bovino, daños en rumen, obomaso, desplasamiento del obomaso, causas del desplazamiento del obomaso, contexto ganadero, noticias ganaderas, vacas
El abomaso, comportamiento también conocido como cuajar funciona como un estómago verdadero, en donde actúan enzimas para desdoblar las proteínas y absorber nutrientes. Foto: Anatomía Veterinaria (@anatovet)
El desplazamiento de abomaso es una alteración del aparato digestivo de los rumiantes, que afecta a vacas destinadas a producción de leche, principalmente, durante el puerperio. >Lea aquí los factores que predisponen el desplazamiento del abomaso
 
El abomaso es el cuarto compartimiento del estómago de un bovino y es el equivalente al estómago de los monogástricos. Por ello, su afectación altera todo el procesamiento digestivo en el rumen y la asimilación de nutrientes provenientes de la comida.
 
Esta alteración genera importantes pérdidas económicas, fundamentalmente, por la disminución de la producción láctea, pérdida de peso o condición corporal, costo de tratamientos y muerte o sacrificio de los animales.
 
Los expertos señalan que su desplazamiento puede ocurrir hacia el lado izquierdo -denominándolo DAI: desplazamiento del abomaso hacia el lado izquierdo-; o hacia el lado derecho (DAD).
 
En condiciones normales –explican Alfredo Delgado, profesor Principal, Clínica de Animales Mayores UNMSM y Milena Montenegro, Consultora privada en ganadería, en el portal actualidadganadera.com–, el bolo alimenticio que fue rumiado o remasticado, cae al rumen realizándose una fermentación bacteriana, después pasa por el retículo y el omaso para llegar al abomaso, donde empieza la digestión estomacal, y luego pasa al intestino para ser digerido y absorbido. El obomaso se localiza en el piso de la cavidad abdominal, ventral y ligeramente a la derecha del rumen y el retículo. (Lea: Desplazamiento de abomaso a la izquierda en vacas lecheras)
 
Agregan estos profesionales que hay situaciones que tienen que ver con la pereza abomasal, que no permite al alimento pasar al intestino delgado y permanece en el abomaso, promoviendo la formación de gas que lleva a la distención del abomaso, provocando un desplazamiento a la izquierda de la cavidad abdominal. 
 
La alimentación, el parto, procesos infecciosos después del parto, hipocalcemia y heredabilidad, son factores predisponentes para la presentación del desplazamiento de abomaso.
 
Jorge Zambrano Varón, médico veterinario con residencia clínica en reproducción y salud del hato, señaló en CONtexto ganadero, indicó que el sonido es la fuente de información más conocida hasta el momento para sospechar de un desplazamiento del abomaso. (Lea: Desplazamiento del abomaso adelgaza vacas y baja producción de leche)
 
Factores predisponentes para la presentación del desplazamiento de abomaso
 
De acuerdo con Delgado y Montenegro, existen diversos factores que se van a conjugar y predisponer para la presentación del DAI como son:
 
1. Atonía del abomaso: Esta es probablemente la causa de mayor importancia, ya que para que el órgano se desplace de su posición original y no retorne a ella, se requiere que este se encuentre atónico.
Las razones de esta atonía son:
a) Una proporción elevada de DAI está asociada con una hipocalcemia subclínica (6 a 8 mg/dL). Este ión Calcio es necesario para la contracción de fibras musculares lisas del abomaso.
b) El DAI está frecuentemente asociado a otras enfermedades como el hígado graso. Se ha encontrado que el 13.0% de los DAI estaba asociado a metritis y el 6.5% estaba asociado a mastitis. Otras enfermedades asociadas son: Cetosis, Diarrea y Retención Placentaria, también pueden predisponer la aparición de esta enfermedad.
 
2. Presentación del parto: Con las contracciones uterinas, la prensa abdominal del útero grávido empuja hacia arriba el rumen, lo cual deja espacio para que el abomaso pueda migrar a la izquierda por debajo del rumen. Al ser expulsado el feto, el rumen desciende dejando al abomaso atrapado en la pared izquierda del abdomen (siempre que el abomaso haya perdido el tono).
 
3. Alimentación preparto: Se observó que cuando se daba de comer un 40% de concentrado con 60% de forraje en base a materia seca a las vacas, durante 28 días antes del parto, había un 20% de DAI en el posparto. A cantidades menores de concentrado había 0% de DAI y a proporciones de 50% o más de concentrado hubo un 40% de DAI.
 
4. Alimentación posparto: Dietas altas en concentrado favorecen una mayor producción de ácidos grasos volátiles, los cuales causan una distensión y atonía del abomaso, favoreciendo su desplazamiento.
 
5. Número de lactancia y Producción lechera: La incidencia de DAI es mayor en animales de alta producción lechera, así como en animales que se encuentran en las lactancias de alta producción. Se ha encontrado que el 58.0% de los casos, ocurrió en vacas que se encontraban entre la 3ª y 5ª lactancia. Esto está, indudablemente, relacionado a la alimentación que estos animales reciben.
 
6. Estación del año: aunque se presenta tanto en invierno como en verano, en invierno hay mayor presentación de DAI, dado que durante este tiempo se les administran mayores niveles de ensilado y concentrado.
 
7. Confinamiento, falta de ejercicio y amplia capacidad abdominal: Han sido señalados como factores que favorecen al desplazamiento abomasal.