La fertilización, clave para lograr un producto cultivado de calidad

Por: 
CONtexto Ganadero
23 de Marzo 2013
compartir
Aumente la calidad de su cultivo con abono orgánico.
Los abonos orgánicos pueden ser preparados con residuos de cosechas pasados y con algunos materiales orgánicos. Foto: CONtexto Ganadero.
Si un productor agropecuario quiere mejorar la calidad de los alimentos, debe conocer e implementar en su hato las mejores soluciones para que los suelos se mantengan en óptimas condiciones.
 
Compuestos como oxígeno, nitrógeno y carbono representan el 95% de la fertilización de las plantas. Estos elementos no cuestan dinero, pues la natulareza misma los provee. El otro 5% restante, una mezcla entre fósforo, calcio, nitrógeno, potasio y magnesio, aunque esté presente en los suelos, es necesario que los cultivadores lo aporten para alcanzar producciones excelentes en calidad.
 
Por ello, es importante contar con abonos que tradicionalmente fueron de naturaleza orgánica. No obstante, la revolución verde que trajo consigo extensiones de cultivos, cambió esta metodología y hoy en día se utilizan en mayor proporción los abonos químicos. (Campesinos de Magdalena reciben apoyo a través de fertilizantes y abono). 
 
De acuerdo con César Andrés Pineda Castaño, ingeniero agrónomo y miembro del Comité de Cafeteros del departamento de Risaralda, es necesario identificar mediante el análisis de los suelos, los elementos nutricionales, “una vez se tenga esa información científica, se puede entrar a definir un plan de fertilización y hacer una recomendación técnica con el claro objetivo de que el cultivo exprese su máximo potencial productivo para que la inversión sea la adecuada y no incurrir en sobrecostos”.
 
Para Liliana Álvarez, ingeniera agrónoma de la Corporación Universitaria Santa Rosa de Cabal, Unisarc, el éxito para una buena producción se encuentra al combinar las dos alternativas, “tratando no sólo de sostener el medio ambiente, sino también buscando alcanzar una excelente productividad”.
 
Una solución eficaz: los abonos
Los abonos orgánicos pueden ser preparados con residuos de cosechas pasados y con algunos materiales orgánicos que son desechos o subproductos de los cultivos mismos en los que ya se hizo una inversión. “Estos se pueden reutilizar en los cultivos como nutrientes, pero además ayudan a mejorar y optimizar las condiciones y características del suelo”, agrega Álvarez. (Ganaderos de Putumayo, comprometidos con el medio ambiente). 
 
Estos abonos, al proceder de materiales renovables, permiten incrementar la fauna bacteriana, sin embargo, si no son preparados de las mismas fuentes que provee el hato, pueden salir más costosos que los tradicionales. Por otro lado, un mal compostaje puede generar enfermedades bacterianas.