Evite el balance energético negativo en vacas lecheras

Por: 
CONtexto ganadero
16 de Abril 2015
compartir
Reproducción bovina
La reproducción animal es uno de los temas más relevantes para el sostenimiento del hato. Foto: Internet-CONtexto ganadero.
Un seminario sobre eficiencia reproductiva desarrollado en días pasados en el departamento del Valle del Cauca congregó a expertos de Colombia y el exterior. Los resultados fueron satisfactorios para las ganaderías de esta región.
 
Productores pecuarios, profesionales y técnicos del sector asistieron al encuentro organizado por Congancevalle en asocio con las universidades de Pensilvania y Michigan, de Estados Unidos; la Nacional de Colombia, sede Palmira; y que contó con el apoyo del programa Fulbright, de Colciencias.
 
Durante el evento se contó con la logística del Centro de Servicios Tecnológico Ganadero de Fedegán-FNG, coordinada por Andrés Sinisterra González, profesional de gestión de proyectos estratégicos en Tuluá.
 
Los expertos hablaron sobre los factores sanitarios que afectan la reproducción animal, indicadores reproductivos, fisiología del ciclo estral, sincronización y resincronización, el balance energético negativo y su incidencia en el sistema reproductivo, entre otros temas. De igual forma hicieron visitas técnicas a predios demostrativos. (Lea: Nacen 2 terneros producto de una bipartición embrionaria)
 
“Con un foro muy animado en el que se hicieron partícipes los productores, mediante preguntas puntuales a los profesores invitados, de la misma manera que los zootecnistas, médicos veterinarios y demás profesionales del campo presentes en el seminario, quienes aportaron experiencias y conceptos a la discusión, concluyó, felizmente, el evento académico”, manifestó Sinisterra.
 
Seminario sobre eficiencia reproductiva al que asistieron más de 70 personas en el Valle del Cauca. Foto: Andrés Sinisterra.
 
El balance energético negativo fue uno de los temas que se discutió en el encuentro, tema relacionado con la búsqueda de una eficiente producción de leche y la reproducción animal en el predio.
 
Sobre el tema, Darinel Enrique Regino, profesional en San Marcos de gestión productiva de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, expuso que el balance energético es el “equilibrio entre los nutrientes que se aportan y los que asimila la vaca” en cada periodo de su vida, ya sea lactancia, preñez o cuando está vacía.
 
Para el médico veterinario de Fedegán-FNG, el balance se desequilibra o convierte en negativo cuando el ganadero no es “consciente de que debe alimentar la vaca de acuerdo al periodo de vida que atraviesa y que cuando produce leche exige más nutrientes”.
 
De esta forma, si la vaca no recibe una dieta especial al momento de parir y comenzar su periodo de producción de leche, cogerá de las reservas de su cuerpo los nutrientes requeridos para vivir y bajará de peso, lo que incide en su nivel productivo y reproductivo. (Lea: Las 5 enfermedades reproductivas que más afectan al ganado bovino)
 
Ernesto González, profesional en Chiquinquirá de gestión productiva y salud animal de Fedegán-FNG, explicó que la vaca, antes de parir, recibe 2 componentes nutricionales por medio del alimento para lograr el balance proporcional ideal con los cuales producirá leche. Se trata de 5 partes de energía por 1 de proteína.
 
Otro punto a evaluar al momento de elegir la dieta a proporcionar a la vaca, en su periodo de preñez y posterior parto, es la región en la que se halla. Ambos profesionales de Fedegán-FNG aseguraron que el ambiente afecta el balance energético por la calidad de las pasturas.
 
De acuerdo con González, en las zonas frías del país los forrajes son ricos en proteína y escasos en energía; allí el productor debe elegir los suplementos que reemplazarán ese requerimiento.
 
 En ese sentido, el profesional en Chiquinquirá indicó que el balance energético negativo en las vacas puede ocasionar retención de la placenta y con ello deficiencias en su sistema de reproducción.
 
“La vaca puede hasta morir porque se causa una septicemia en casos graves y la retención de la placenta puede afectar los genitales y en consecuencia afectar el ciclo astral o celo de la vaca”, afirmó el profesional de Boyacá.
 
Por su parte, Darinel Enrique Regino reiteró que el ganadero es responsable de los casos en los que se presenta un balance energético negativo en las vacas, situación que solo es posible revertir con un cambio de la dieta.