Explore acerca de la microbiología ruminal

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Julio 2021
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, rumen, microbiología ruminal, microbiología, nitrógeno, nitrito, nitrato
Las bacterias de diversas plantas que terminan en el rumen y van enriqueciendo el potencial de degradación de la fibra. Foto: Fedegán FNG

En el mundo académico los bovinos son considerados como una fábrica fermentadora, debido a que las pasturas que consume el animal son la materia prima de dichas fermentaciones. Es en el rumen donde ocurre este proceso. Conozca más detalles.

 

La microbiología en ganadería tiene un acervo muy grande porque en el suelo hay diferentes perfiles que unas plantas pueden explotar y otras no, teniendo en cuenta que las vegetaciones se brindan servicios agroecológicos entre ellas.

 

Luis Fernando Méndez, ingeniero agrónomo y gerente de Zootech Energytech SAS, indica que “existen leguminosas que van renovándose, entonces en la medida en que van cambiando de población y germinan unas nuevas, van dejando depósitos microbiológicos y nitrogenados en el suelo que le funcionan a las gramíneas”.

 

El profesional asegura que cada planta se relaciona microbiológicamente con bacterias y hongos en el suelo, por lo tanto cuando una pradera se desarrolla con esos servicios agroecológicos de diversas plantas, crece de manera inoculada con bacterias que terminan en el rumen de la vaca. (Lea: El rumen, motor de la digestión en los bovinos)

 

“Van enriqueciendo ese potencial de degradación de la fibra que se brinda en el rumen de la vaca, entonces todo viene siendo un conjunto bien holístico e integrador de suelo, planta y microbiología ruminal para que las cosas funcionen bien”, explica Méndez.

 

Captura de gases

 

De acuerdo con el experto, la misma diversidad botánica de la dieta y de la microbiología ruminal genera fenómenos que ocasionan que se atrapen gases debido a que en el rumen se presenta la producción de ácidos grasos libres.

 

“Pero hay que aclarar que libres pueden ser que se van en forma de metano, entonces si no se tiene esa fortaleza energética y de diversidad bacteriana, sencillamente el ácido graso se va de forma libre a la ruta del metano y se desperdicia energía, en donde esta última eventualmente imposibilita la capacidad que tengan las bacterias de apropiar amoniaco o nitritos para sintetizar proteínas ruminales”, detalla el profesional Méndez.

 

El mismo profesional añade que “si se preguntan cómo mitigan con biodiversidad y fuentes de energía riesgos de excesos de nitrógeno, la respuesta es que si se logra hacer eso, entonces se termina generando que las bacterias, gracias a esa energía, sinteticen más proteína ruminal”, menciona Méndez. (Lea: 8 condiciones necesarias en el rumen para una correcta fermentación)