FAO crea pautas de nutrición para reducir uso de antibióticos en ganadería

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Julio 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, antibiótico, uso de antibióticos en ganadería, uso de antimicrobianos en ganadería, nutrición bovinos
El texto indica que la nutrición funcional es una herramienta disponible para disminuir la necesidad de antimicrobianos. Foto: animalshealth.es

La FAO ha creado un manual en el cual se muestran pautas de nutrición de rumiantes para reducir los antibióticos en la ganadería. El documento defiende el papel de la nutrición de los animales, teniendo como objetivo el aumento de las defensas de los mismos.

 

La resistencia a los antimicrobianos es una amenaza global y creciente. Para salvaguardar su uso apropiado en humanos, animales y plantas se han creado múltiples campañas alrededor del mundo. Una de estas la ha emprendido la FAO y ha publicado un documento titulado ‘Estrategias y opciones de nutrición animal para reducir el uso de antimicrobianos en la producción animal’, que habla de los rumiantes, aves, cerdos y otras especies.

 

Los antimicrobianos se definen como sustancias naturales, semisintéticas o sintéticas con propiedades bactericidas o bacteriostáticas en concentraciones alcanzables in vivo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado Directrices sobre el uso de antimicrobianos de importancia médica en animales productores de alimentos. 

 

Los antibióticos se utilizan en la producción animal como promotores del crecimiento (AGP) y para prevenir y tratar enfermedades (Sneeringer et al., 2015). Van Boeckel y col. (2015) estimaron que en 2010, se utilizaron 63 151 toneladas de antibióticos en la producción animal en 228 países.

 

Los autores predicen que el consumo de antibióticos aumentará en un 67 por ciento para 2030 y casi se duplicará en Brasil, Rusia, India y China, si no se aplican restricciones adicionales a su uso adoptado.

 

Por lo tanto, la OMS recomendó evitar el uso de medicamentos de importancia médica de los antibióticos para la promoción del crecimiento o para la prevención de enfermedades infecciosas que aún no han sido diagnosticados clínicamente en animales productores de alimentos y limitando el uso de antibióticos para el tratamiento de animales.

 

El apartado de los rumiantes expone que los ganaderos hoy en día están invirtiendo en medidas que involucran bioseguridad, genética, cuidado de la salud, manejo de las fincas, bienestar animal y nutrición para prevenir enfermedades y minimizar el uso de antimicrobianos. (Lea: El abuso de antibióticos en la producción animal y sus consecuencias en los humanos)

 

Para el caso de las lecherías señala que el uso de antibióticos en los sistemas de producción láctea es limitado. “Normalmente se utilizan antibióticos para controlar la salud de la ubre mediante la prevención y el tratamiento de la mastitis durante el secado y la lactancia temprana”.

 

Para las producciones de carne, “a excepción de los inóforos y coccidiostáticos, el uso de antibióticos en el ganado de carne es principalmente restringido a terneros jóvenes durante los periodos de reubicación. El transporte y la mezcla son común en los sistemas típicos de producción de ganado de carne”, detalla el texto.

 

“En tal sistema, los antibióticos se utilizan principalmente para prevenir y tratar enfermedades respiratorias como la enfermedad respiratoria bovina, y su uso para infecciones gastrointestinales son menos frecuentes”.

 

 

Pero la costumbre persiste

 

Sin embargo aclara que desafortunadamente todavía en algunos países está permitida la administración rutinaria de antibióticos al ganado de carne para promover el crecimiento, pero no es lo más recomendable. (Lea: Cambio a nivel mundial en el uso de antibióticos en animales)

 

Agrega que “los animales jóvenes (lechones, pollos de engorde y terneros) son particularmente susceptibles a enfermedades y trastornos, por lo que el uso de antimicrobianos en estos animales es relativamente elevado.

 

Este organismo especializado de la ONU indica que la nutrición funcional para promover la salud animal es una herramienta disponible para disminuir la necesidad de antimicrobianos en la producción animal. “La nutrición afecta las funciones criticas necesarias para la defensa del animal y la resistencia a las enfermedades”, apunta el texto.

 

Aquí se añade que “las estrategias de nutrición animal deben tener como objetivo ayudar a las defensas de los animales, reduciendo la presencia de sustancias y potencialmente dañinas en alimentos y en agua”.

 

Desde la FAO afirman que las medidas dietéticas generales para promover la salud del tracto gastrointestinal incluye el uso funcional de fibras dietéticas para estimular las secreciones gastrointestinales, la reducir el contenido de proteínas para evitar la fermentación excesiva de proteínas en el intestino posterior y el uso selectivo de una combinación de aditivos alimentarios para estabilizar la microbiota intestinal y apoyar la función de barrera de las mucosas. (Lea: Desarrollan sistema que detecta antibióticos en animales antes del sacrificio)

 

Fuente: Animal nutrition strategies and options to reduce the use of antimicrobials in animal production