Fedegán y el Sena promueven modelos ganaderos sostenibles

Por: 
CONtexto Ganadero
16 de Enero 2013
compartir
modelos competitivos sostenibles en producción bovina.jpg
El elemento sobre el cual se soporta una ganadería competitiva es la alimentación. Foto: Fedegán.
Fedegán y el Sena eligieron en 2010 las mejores empresas bovinas de doble propósito en el país, las cuales se caracterizan por registrar parámetros técnicos elevados, pero la labor no termina allí, este año harán seguimiento de estos hatos para conocerlos avances y gestión productiva.
 
La Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y el Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, seleccionaron hace casi 3 años los mejores hatos ganaderos doble propósito en todo el territorio nacional.  Esto, con el fin de aumentar de forma significativa el tamaño del hato, mejorar su productividad, y el nivel tecnológico en un lapso menor a 20 años.
 
Para clasificar las mejores empresas bovinas del país, estas dos entidades, en asocio con la Universidad EAFIT, escogieron 800 fincas relevantes para la gandería en el país, de las cuales sólo 200 fueron seleccionadas. Luego, de estas 200, en una investigación más extensa, salieron a relucir 25 por su competitividad y su producción, de esta forma, en 2010, el listado se actualizó. La idea de Fedegán, según lo comenta Manuel Gómez, coordinador del programa Modelos competitivos sostenibles de producción en ganadería bovina, es "ver este año cómo han avanzado las empresas vacunas del país para replicar los modelos y continuar trabajando en la transferencia de tecnología y los costos modales".
 
Los hatos evaluados se identificaron por registrar parámetros técnicos superiores, comparados con el resto de la ganadería. La capacidad de carga de 3 animales por hectárea y lactancias con 1.500 litros de leche, así como, 92 toneladas de forraje fresco por hectárea al año, que les permite alcanzar productividades de 600 kg de desteto por hectárea al año y 1.100 litros de leche por año, fue lo estudiado por los dos entes.
 
“El elemento sobre el cual necesariamente se debe sostener una ganadería competitiva, es la alimentación. No se trata de dejar ganado en un potrero para que crezca como sea, sino de reunir esfuerzos para obtener la mejor oferta forrajera y, asimismo, realizar una planificación de esa oferta que permita establecer cuál es la capacidad de carga real de un hato ganadero”, aseguró José Félix Lafaurie, presidente del gremio ganadero, en la publicación Carta Fedegán.
 
La competitividad va de la mano del ganadero
Las empresas seleccionadas son reconocidas por ser altamente productivas y competitivas, con la sustentabilidad requerida para permanecer en el mercado, y manejadas de acuerdo a los criterios de responsabilidad social y ambiental. Y es que en Colombia, según lo establece el gremio ganadero, se avanza en competitividad cuando el ganadero es capaz de convertirse en un buen productor de forrajes, bien sean de cortes para darlo fresco, o para conservarlo como silos o henos.
 
En conclusión, esta selección sirve para que los ganaderos se concienticen de ser más ordenados en los procesos referentes a su hato ganadero para que, de esa forma, puedan alcanzar una mejor producción y así competir en los mercados extranjeros porque, como lo asevera Lafaurie Rivera, “quien no produzca forrajes, no va a poder avanzar en una ganadería competitiva”.