Ganadería ecológica sí influye en la mitigación de cambio climático

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Julio 2022
compartir
Ganadería ecológica sí influye en la mitigación de cambio climático
El experto asegura que la ganadería ecológica sí influye en la mitigación de cambio climático, porque ayuda en la captura de carbono. Foto: agroempresario.com

La ganadería ecológica ha mostrado ser un elemento clave para la mitigación de la huella ambiental. Sin embargo, existen diferentes elementos que influyen en gran manera en el estigma que ha creado la sociedad acerca de la actividad económica. Conozca cuáles.

 

Agustín del Prado, investigador del Centro Vasco para el Estudio del Cambio Climático, explica en su canal de Youtube que la ganadería ecológica no solo es fuente de emisión de gases de efecto invernadero como muchos han hecho pensar, sino que gracias a esta actividad contribuye a que los pastos y praderas absorban carbono en los suelos. (Lea: La ganadería y el desafío del carbono)

 

“En los principales estudios realizados en España de huella de carbono, se observa que en sistemas ecológicos hay un potencial de compensación de parte de las huellas de carbono bastante variable y en algunos casos muy grande, llevando casi a un 90%”, detalla del Prado.

 

Además, el profesional habla que, en todo el proceso, solo se habla del carbono y del metano, pero existen otros gases como el óxido nitroso, cuya molécula calienta aproximadamente 265 veces más que una de CO2 en cien años.

 

Este, “se ha venido sobreestimando en los últimos años en relación al pastoreo y a sistemas ligados a pastos. De hecho, se le asigna históricamente grandes cantidades de óxido nitroso a sistemas ligados a pastos, pero estas emisiones se han actualizado y son mucho menores de lo que se venia contabilizando”, describe del Prado.

 

Las guías actualizadas del IPCC publicadas en 2019, reducen en mucho más de la mitad la proporción de nitrógeno que se emite como óxido nitroso durante el pastoreo.

 

En palabras de del Prado, “para hacerse a una idea de la magnitud del cambio, si se corrigiera la huella de carbono mundial de la ganadería de vacuno estimada por la FAO en 2013, aplicando esta actualización con el nuevo factor de emisión del pastoreo solo para el óxido nitroso, se podría reducir aproximadamente un 16% de la huella de sistemas basados en tierras de pastoreo”. (Lea: Los combustibles fósiles no reciclan carbono como la ganadería (parte 2))

 

El profesional destaca otro punto importante del óxido nitroso es que actualmente se está favoreciendo a los sistemas más intensivos en las métricas de estimación, pues se asume que sigue en una relación lineal con la cantidad de nitrógeno que existe en el sistema en estos factores de emisión.

 

“La ganadería ecológica está comiendo la hierba que posiblemente habitaban los herbívoros silvestres en el pasado. Ambos ocupan el mismo nicho ecológico y digieren la celulosa de los pastizales de la misma forma. Pero ahora mismo la contabilidad de emisiones y de cambio climático estipula que la ganadería vacuna es 100% antropogénica”, afirma del Prado.

 

Para el experto, se debería establecer una nueva línea base para que no se atribuya ese 100% de esas emisiones a muestras antropogénicas, pues se debe tener en cuenta que reemplazan emisiones de herbívoros salvajes.

 

Finalmente, del Prado dice que la ganadería ecológica se ve perjudicada por las métricas actuales en cuanto a los inventarios o a las huellas de carbono, pues usando análisis de ciclos de vida el calentamiento asociado a un metano cambiante no se suele recoger con el CO2 equivalente y el secuestro de carbono no se debe relacionar con la ganadería. (Lea: Entre 3 y 20 toneladas es la captura de carbono por hectárea con sistemas silvopastoriles)