Ganadero, que El Niño no lo coja desprevenido

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Julio 2018
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, IDEAM, Ómar Franco Torres, fenómeno de El Niño, fenómeno de el niño en colombia, clima colombia, héctor josé anzola vásquez, Alternativas para enfrentar una sequía prolongada en la ganadería colombiana
Tenga en cuenta las recomendaciones de la cartilla, las cuales están al interior de esta publicación. Foto: CONtexto ganadero.
Ante el anuncio del Ideam de que el fenómeno pueda presentarse a finales del año o inicios de 2019, es vital que los productores atiendan las advertencias de la autoridad ambiental y se preparen con antelación.
 
Frente a la advertencia que dio a conocer el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, Ideam, este diario revela algunas recomendaciones hechas por Héctor José Anzola Vásquez, PhD, especialista en nutrición de rumiantes y docente universitario, quien lideró la escritura de una cartilla denominada “Alternativas para enfrentar una sequía prolongada en la ganadería colombiana”.
 
Según Anzola Vásquez, el verano prolongado impacta negativamente en el negocio ganadero. (Lea: Ideam alerta sobre probabilidad de El Niño)
 
“Por baja ingesta de materia seca y estrés calórico e hídrico se produce disminución en los índices de producción animal”, anotó.
 
De esta forma, la producción de leche se puede ver comprometida con una disminución del 40 %, mientras que la producción de carne, la fertilidad y natalidad puede caer un 50 %.
 
Para que esas cifras no toquen las puertas de las fincas de los ganaderos colombianos, el productor debe considerar que el impacto económico se puede dar a corto, mediano o largo plazo.  Para evitar consecuencias catastróficas, lo mejor es seguir las recomendaciones de la cartilla. (Lea: Medidas para enfrentar el fenómeno de El Niño
 
A corto plazo, señaló Anzola, es útil elevar la ingesta de agua y materia seca, construir cobertizos, hacer perforación de pozos para agua. Utilizar bloques multinutricionales, podar árboles forrajeros y asegurar el suministro de agua a los animales en fase productiva, establecer planes de suplementación nutricional y disminuir la carga animal.
 
No se puede olvidar la redistribución de animales en potreros y hacer secado anticipado de las vacas de baja producción.
 
A mediano plazo, señaló Anzola, se debe considerar también la siembra de pastos de corte y el uso de mezcla de melaza. Es necesario suministrar henos y ensilajes, hacer rotación estratégica de potreros y abolir el pastoreo continuo en laderas. (Lea: Ganaderos, prepárense para el fenómeno de El Niño)
 
El control selectivo de malezas y la siembra escalonada de maíz, tampoco se pueden dejar de lado.
 
A largo plazo, se recomienda a los ganaderos colombianos “implementar sistemas silvopastoriles, la protección y reforestación de cuencas y concientizar a los ganaderos de los efectos negativos que se presenta a causa de los incendios”, apuntó.