Humidícola, pasto perfecto para reses que viven en suelos ácidos

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Septiembre 2015
compartir
brachiaria humidícola para bovinos
El ganado de ceba consume con gusto el pasto humidícola que crece en zonas secas y con suelos ácidos. Foto: CONtexto ganadero.
La brachiaria humidícola crece en el trópico bajo colombiano. Ha sido un pasto que habitualmente consumen con gusto las reses de ceba en sistemas de rotación de potreros.
 
Es ideal incluir este pasto de corte o aprovechable en pastoreo en las dietas de bovinos, especialmente de ceba, que se ubican en suelos pobres y ácidos. Debido a que su porcentaje de proteína no es elevado, expertos recomiendan se consuma a los 35 días de cosecha, cuando alcanza 20 centímetros de altura en promedio y se considera aún una pastura tierna.
 
Mario Noreña, experto en pastos y forrajes y docente en el área de manejo de praderas en la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín, explicó que la brachiaria solo tiene entre 5 y 8 % de proteína, por lo que se debe fertilizar con productos químicos o naturales para darle más potencial, ya que, como valor agregado, es un forraje que se desarrolla en suelos secos. (Lea: 5 beneficios de sembrar leucanea en predios ganaderos)
 
Otro punto a favor de la brachiaria es su buena colonización en el terreno y además se le pueden añadir cales, ya sea como pasto de corte o en pastoreo, según explicó Noreña, para quien el bajo porcentaje de proteína se debe precisamente a que la humidícola crece en suelos pobres, carentes de calcio, magnesio y muchas veces de fósforo.
 
Una observación del experto en forrajes recae en que el ganado la debe consumir a los 35 días de cosecha, por tarde a los 50. La cifra se justifica en que después pierde la capacidad nutricional. “Se aprovecha la especie antes de su floración cuando está más tierna”, afirmó Noreña.
 
Evaluación del suelo
 
La humidicola crece en suelos ácidos y secos, pero ello no deduce que se desarrolle en todos los predios del trópico bajo. Fídiar José Hernández, profesional en Sincé, Sucre, de Gestión Productiva y Salud Animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, señaló que los terrenos arcillosos son los indicados para la brachiaria, los cuales se hallan en Galera o El Roble, mas no en municipios como en el que él está, el cual se caracteriza por ser de barro negro.
 
Desde su experiencia consideró que la humidícola contribuye con la nutrición de animales doble propósito en sistemas de pastoreo con rotación de potreros y, como todo forraje, necesita un descanso para su recuperación. (Lea: La ecuación de la ganadería: nutrición, manejo, sanidad y genética)
 
Nicolás Acuña Posada, ingeniero agrónomo y profesional en Gestión Productiva y Salud Animal del FNG en Montería, Córdoba, indicó que los suelos ácidos tiene altas concentraciones de aluminio y si un productor tiene una finca con baja calidad en su tierra, puede optar por la siembra de la brachiaria humidicola.
 
Se da cuando tenga una altura de 25 centímetros. La rotaciones se pueden hacer cada 30 o 35 días”, recomendó el ingeniero agrónomo.
 
La brachiaria humidícola crece satisfactoriamente en regiones de la costa Caribe como Montelíbano, San Jorge, Planeta Rica y San Marcos.