Ideam insiste en la probabilidad de El Niño

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Julio 2018
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, IDEAM, Ómar Franco Torres, fenómeno de El Niño, fenómeno de el niño en colombia, clima colombia, noaa, Alternativas para enfrentar una sequía prolongada en la ganadería colombiana
El Niño se presentaría a finales de este año o inicios de 2019. Foto: El Heraldo.
Durante las últimas semanas, la dinámica y evolución de los indicadores océano-atmosféricos que definen la ocurrencia de un fenómeno Niño han persistido hacia un probable desarrollo de un fenómeno El Niño hacia el final del presente año o comienzos del 2019.
 
En efecto, una de las variables más reconocidas como lo es la temperatura superficial del mar, ha venido presentando una progresiva tendencia hacia condiciones ligeramente cálidas. De esta forma, el análisis más reciente de las anomalías de la variable, muestra que en promedio entre el 10 de junio y el 7 de julio de 2018, se presentan valores positivos entre 0.5°C y 1.0°C en amplios sectores del océano Pacífico tropical (figura 1).
 
 
Adicionalmente, la temperatura en aguas subsuperficiales y el contenido de calor en entre 0 y 300 m bajo la superficie, señalan una condición de ligero calentamiento, lo que favorecería en principio que persista el calentamiento en superficie. (Lea: Medidas para enfrentar el fenómeno de El Niño)
 
Las salidas más recientes de los diferentes modelos internacionales de pronóstico (Estados Unidos, Australia, Centro Europeo, entre otros), muestran una probabilidad entre el 60 y el 70 % de que en el último trimestre del año se presenten condiciones oceánicas y atmosféricas favorables para un episodio El Niño. De acuerdo con la evolución reciente y tendencia actual esa probabilidad podría incrementarse en las próximas semanas.
 
Cabe mencionar, que ya se ha ya la barrera de la primavera del hemisferio norte (periodo del año, en el que los modelos son menos precisos), por lo cual, puede haber mayor nivel de certidumbre frente a la salida de los modelos de predicción.
 
Teniendo en cuenta los análisis realizados por el Ideam, en relación con la dinámica reciente y evolución de las condiciones oceánicas y atmosféricas, hacia el mes de septiembre/2018, podría empezar a tener los precursores del fenómeno bajo los umbrales mínimos de un evento cálido; sin embargo, será cuestión de hacerle monitoreo y seguimiento para poder confirmarlo. (Lea: Ideam alerta sobre probabilidad de El Niño)
 
Más allá de que se presente en este momento una probabilidad de desarrollo de Niño, que puede ser significativa, la segunda temporada de lluvias llegará y se establecerá, proyectándose octubre y noviembre como meses lluviosos. Sin embargo, es importante mencionar que de acuerdo con las proyecciones realizadas por el instituto, se visualiza por ahora una condición en algo deficitaria en amplios sectores de regiones Caribe y Andina.
 
En relación con un posible desarrollo del evento, de momento no puede advertirse cuál sería su intensidad y duración. Cabe destacar así mismo, que aunque en principio los pronósticos relacionados con la temporada de huracanes dados por agencias internacionales como NOAA (Centro Nacional de Huracanes), Centro Europeo y Universidad de Colorado señalaban una mayor probabilidad que estuviera un poco por encima de lo normal en número de eventos, recientemente dicho pronóstico ha venido cambiando, pues en el Atlántico han prevalecido aguas un poco frías, lo que reduce o inhibe en cierta forma la probabilidad de formación y desarrollo de ciclones tropicales
 
Dadas esas condiciones en el Atlántico, se ha registrado recientemente condiciones favorables para que el tránsito de ondas tropicales no se presente de manera activa y con ello, que las lluvias especialmente en la región Caribe se presenten a hoy, un poco deficitarias para un julio normal. (Lea: Ganadero, que El Niño no lo coja desprevenido)
 
El Ideaam con base en las condiciones océano-atmosféricas actuales del Pacífico tropical, continuará realizando el análisis, seguimiento y monitoreo de manera habitual y emitirá los boletines que sean del caso señalando la más probable condición asociada a un posible evento El Niño. Así mismo seguirá monitoreando la evolución de las condiciones meteorológicas asociadas a las temporadas de más y menos lluvias en el país, por lo cual recomienda a las entidades del Sistema Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres y a las del Sistema Nacional Ambiental, estar atentos a los documentos que emita el instituto sobre el tema.