¿Qué tanto se afectó el consumo de carne tras anuncio de la OMS?

Por: 
Diego Castrillón Franco
06 de Noviembre 2015
compartir
Carne
La noticia ha causado tal impacto, que incluso los niños se niegan a consumir el cárnico. Foto: CONtexto Ganadero.
Salimos a varios expendios de carne para conocer de cerca qué tanto ha afectado el anuncio de la OMS y el IARC la compra del producto. Las reacciones van desde aquel que decidió no comprar más, pasando por niños asustados, hasta los que dicen que en nada modificarán sus hábitos.
 
Cerca de 2 semanas pasaron ya desde que la Organización Mundial de la Salud, OMS, y la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, IARC (por sus siglas en inglés), dieron a conocer un estudio según el cual el consumo de carnes rojas y embutidos podrían causar cáncer colorrectal. 
 
Luego del anuncio, del que se hicieron eco todos los medios de comunicación del mundo, encontramos consumidores que dejaron de adquirir e ingerir los productos, otros que prefirieron aumentarlo y muchos que no le prestaron atención alguna.
 
Algunos expendedores han reportado pérdidas, otros por el contrario no han notado cambio alguno en los hábitos del consumo, una situación a la que pudimos establecer se presentan en muchos restaurantes de la capital del país. (Lea: Solo exceso de carne roja y embutidos podría causar cáncer colorrectal)
 
La voz de los expertos
 
Para Rafael García, un médico bogotano, lo anunciado por la OMS se ha venido discutiendo desde hace muchos años atrás. “Cuando yo era estudiante en la década del 70, ese tema ya se estaba tratando y la gente sigue comiendo carne”, contó.
 
El doctor les recomendó a los consumidores no excederse en las cantidades ni en los tiempos de cocción de las carnes o embutidos, para evitar padecer enfermedades.
 
En tanto, Yan Carlos Cataño, profesional en Ciencia y Tecnología de Alimentos, magíster en Salud Pública y docente de la Universidad de Antioquia, reveló que lo ocurrido con la carne y los embutidos ha tomado la misma connotación que lo sucedido hace unos meses atrás con el caso de la pony malta. Sostuvo que la población que no tiene un acceso permanente a la totalidad de la información solo repite la primera parte de lo que pudo leer, oír o ver en noticias. (Lea: “No coma cuento, coma carne”, mensaje de Fedegán tras anuncio de OMS)
 
“He escuchado casos de niños en veredas y municipios que dicen que no comen carne porque les da cáncer. Es decir, el impacto ha sido tal que hasta los más pequeños ya repiten, así no sepan en qué consiste la enfermedad y sí es cierto o no que los cárnicos la causen”, relató.
 
Grandes superficies
 
El efecto del anuncio de la OMS en los principales supermercados de la capital no afectó la dinámica de venta, ese fue el sentimiento generalizado al consultar sobre el tema. Para quienes están encargados de cortar y atender a los clientes en una de las tiendas Alkosto de Bogotá, la dinámica de venta se mantuvo estable, pero si se notó un mayor flujo de personas en el área de pescados.
 
María Conde, quien se encuentra en el área de carnes, pero de La 14, aseveró que los clientes sí hacen referencia a la noticia que circuló, sin embargo ello no ha influido a la hora de vender. “Lo que perjudica son los precios, cuando la carne se pone cara se nota ahí mismo porque la gente deja de comprar”, sostuvo. (Lea: Un buen churrasco fascina a los brasileños pese a alerta de la OMS)
 
Los expendedores de Carnes Versalles, una carnicería de lujo ubicada en el norte de Bogotá, fueron tajantes al preguntarles sobre el tema y respondieron que no ha afectado y que "incluso nosotros que conocemos del tema les explicamos que en el caso de los embutidos tienen unos conservantes, que lo que es malo es el exceso de su consumo lo que puede desencadenar en el cáncer”, contó una de las personas del área de mostradores.
 
Por su parte, Marianella, la encargada del área de carnes en uno de los Carrullas de la capital, agregó que no se ha visto disminución a la hora de vender los diversos cortes. No obstante, aseveró que para todo tipo de carne hay un tipo de consumidor. “Está el que le gusta la carne, los embutidos, el pollo, el cerdo o el pescado, cada quien come lo que prefiere”.
 
Mientras que en el caso de los almacenes Éxito, la encarga de los cárnicos que este diario consultó se abstuvo de dar una respuesta frente al tema.
 
El asunto cambia radicalmente en la tradicional plaza de Paloquemao, allí sí hay preocupación y una evidente disminución en la venta en varios de los locales dedicados a la venta de la proteína roja. Augusto Rueda, administrador de la carnicería La Perla, local ubicado a las afueras del centro de comercio, sostuvo que el anuncio de la OMS causó mucho daño y ha dejado pérdidas que sobrepasan el 70 %. (Blog: Si la OMS prohibiera las carnes rojas, ¿qué gastronomías del mundo saldrían perdiendo?)
 
“Yo tengo este y un local adentro. El que está al interior de la plaza pasó de vender un millón de pesos diarios a $300 mil. Usted pasa y ve los negocios de pescado y pollos llenos, mientras que los de carnes cada vez más vacíos”, apuntó.
 
Ese mismo panorama fue confirmado por María Esperanza Beltrán, propietaria de la salsamentaría La Mejor, para quien la noticia revelada por la OMS cayó como un baldado de agua fría en sus finanzas. Para Beltrán el anuncio no trajo nada bueno y en cambio sí los tiene muy afectados en materia económica.
 
“Nos han llegado clientes que dicen que a raíz de esa noticia van a dejar de comprar los embutidos, eso ha ocasionado que nuestras ventas se reduzcan en un 50 %. Esperamos que con la llegada de la temporada de diciembre el panorama cambie”, añadió la comerciante. (Lea: Informe sobre cáncer no es llamado a dejar de consumir carnes: OMS)
 
Mientras que Javier, uno de los vendedores de la carnicería La Fortuna, defendió la carne que se comercializa en la plaza y afirmó que el producto colombiano al no contener antibióticos es mucho más saludable, caso contrario a países como Estados Unidos.
 
“Lo único natural que tienen los ‘gringos’ son las mujeres, porque de resto todo es artificial”, explicó entre risas. Javier, añadió que en el negocio las ventas han estado estables y por el momento no se han notado impactos graves tras lo dicho por la Organización Mundial de la Salud.
 
 
Los restaurantes
 
Este diario consultó a los administradores de 3 restaurantes de diversos estratos socioeconómicos. El primero está ubicado en la Zona Industrial al occidente de Bogotá, allí Lina Torres, quien está al frente del establecimiento aseguró que la noticia no ha impactado la venta de comida, incluso los habituales comensales están pidiendo con más insistencia carne de res o de cerdo. (Galería: Los 10 memes más divertidos tras el anuncio de la OMS)
 
“Al día se compran unas 100 libras de carne y el consumo no ha variado, pero sí se siente una tendencia que va más ligada a los cárnicos rojos”, expresó.
 
En tanto, Julián Alzate, dueño de un pequeño restaurante en la ciudad de Medellín, explicó que la tendencia de consumos se ha mantenido igual, y que sus clientes habituales, que son aprendices y docentes del Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, no le prestaron mayor atención a lo revelado por la Organización Mundial de la Salud.
 
“La carne de res es la que más se consume en el restaurante, nosotros compramos a la semana unas 40 o 50 libras. Le sigue la de cerdo con 30 libras y por último el pollo con un promedio entre 20 y 25 libras”, expresó Alzate. (Lea: 10 razones por las que vale la pena comer carne de res)
 
Por su parte Andrés Toro, administrador del restaurante La Bajada en Cajicá, sostuvo que durante el último fin de semana se evidenció una reducción considerable en el consumo de carnes rojas, que es la especialidad del lugar.
 
“Nosotros atendemos normalmente unos 130 comensales, pero tras ese anuncio se vio una disminución en la cantidad de clientes y en platos de carne. La gente preguntó más por sopas, ensaladas, pescados o pollo. Hubo una reducción del consumo cercana al 30 %”, sentenció Toro.
 
Consumidores
 
La postura de los habituales compradores de carnes también es clave en la materia, muchos han optado por no disminuir su ingesta, pero para otros el hecho de que el consumo de cárnicos y embutidos puedan ser la causa del cáncer colorrectal es un tema de cuidado. (Lea: Ganaderos de Caldas rechazan informe de OMS sobre consumo de carne)
 
Una pareja que estaba comprando carne en el supermercado La 14, aseguró que habían retirado tajantemente todos los embutidos provenientes de la res y del cerdo de su mercado, no solo por el anuncio, sino por el hecho de que tenían gluten. Mientras que en el caso de la carne, iban a mantener la misma tendencia de ingesta.
 
Constanza Chacón, otra de las habituales compradoras en esa cadena de supermercados, contó que el consumo de embutidos en su familia iba a empezar a reducirse tras la noticia revelada la semana pasada, ya que “esa información siempre asusta”. Mientras que en el caso de la carne el tema no iba a cambiar.
 
Por su parte Francisco Cetina, gastrónomo, propietario de un restaurante y asiduo comprador de la plaza de mercado de Paloquemao, sostuvo que la noticia siempre afecta el consumo, por lo que desde su experiencia apeló a explicarles a los clientes la situación real y el fondo de lo que manifestó la OMS. (Columna: No coma cuento…,)
 
“Esa es una forma de servicio. Cuando le explicas a una persona qué está consumiendo y porqué lo está haciendo, vendes tus realidades. Eso permite completar el área de gastronomía con la de gestión del servicio, dándole un plus a tu actividad”, afirmó.
 
Mientras que Dany de Lozano, una compradora del Éxito enfatizó en que ese tipo de publicaciones deben ser vistas en todo su contexto, en donde es evidente que un exceso en el consumo de carnes y embutidos causarían la enfermedad.
 
“En nuestra casa no vamos a dejar de comer ninguno de los 2 productos, porque si le hacemos caso a todo lo que dice la organización todo sería causa para padecer cáncer. Ahora, lo que sí es necesario es tener métodos de alimentación saludables para que tanto carne como embutidos no causen ningún daño”, remató. (Lea: 82,2 % de la carne de res en Colombia se vende en plazas y famas)
 
Encuesta en redes sociales
 

A la pregunta, tras el anuncio de la OMS de la semana anterior, ¿aumentó, mantuvo o redujo el consumo de carne y embutidos? 56 personas respondieron el interrogante. 6 de ellas señalaron que aumentaron la ingesta de carne, 47 más agregaron que su consumo estuvo igual y 5 confirmaron que lo dicho por la entidad los motivó a disminuirla.