La angulación ideal de la pezuña en la raza cebú

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Mayo 2019
compartir
Ganadería, ganadería colombia, Ganadería colombiana, CONtexto ganadero, noticias ganaderas, ganaderos, productores, pezuñas, brahman, articulaciones vaca, angulación baja, angulación alta, pezuñas vaca, angulo de la cuartilla, heredabilidad baja, articulación del menudillo, funcionalidad en animales, angulo de la pezuña
El ángulo ideal para las pezuñas de los animales de razas cebú está entre 45° a 53°. Foto: Asocebu

¿Sabía usted que el ángulo de la pezuña de la hembra Brahman influye en su flexibilidad? Aquí le contamos cuáles son los elementos que hacen parte de la clasificación lineal de la vaca dependiendo de la angulación.

 

Aunque no se tenga mucho en cuenta, la pezuña es una parte de la vaca Brahman que tiene mucha importancia para el funcionamiento del animal. Los ángulos en general de las patas y las manos, son factores claves que, sí tienen efectos en la movilidad del semoviente. (Lea: “Colombia tiene el mejor ganado Brahman del mundo entero”, Carlos Jairo Gómez)

 

Según, Ariel Jiménez, coordinador de Investigación y Desarrollo de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú, Asocebú, “La pezuña hace parte de un componente denominado Aplomos dentro del sistema de clasificación lineal del ganado Brahman¨. La angulación de la pezuña tiene impacto importante tanto en manos como en las patas del animal”.

 

La calificación de este se determina de acuerdo al ángulo que forma el frente de la pezuña con respecto al piso. Tiene una clasificación de 1 a 9 dependiendo del ángulo, siendo el 5 el puntaje ideal. Es decir, con una angulación aproximada entre unos 45° y 53°. 

 

“Es importante el tema de la angulación ideal porque le permite al animal que al caminar, amortigüe el paso y no cause daño en las articulaciones que están en la parte superior de las extremidades (corvejón, coxofemoral)”, afirma Jiménez.  

 

Cuando el ángulo de la pezuña es superior a los 54°, hace referencia una angulación rígida que trae como consecuencia que el animal no resorte adecuadamente. Este caso puede causar lesiones en las articulaciones de la parte superior de las extremidades de las vacas. (Lea: Conozca los tipos de inflamaciones que atacan al ganado bovino)

 

Cuando la angulación es más baja de 45°, también llamadas cuartillas bajas, se comenzarán a presentar problemas en que los animales son más sentados y por el exceso de flexibilidad, en algunas ocasiones, el semoviente termina apoyándose en la articulación del menudillo, causando posibles lesiones”, asegura Jiménez.

 

Teniendo en cuenta esto, se debe tener cuidado en la conformación de los aplomos, y en particular para el ángulo de la cuartilla, la heredabilidad es baja, con lo cual se convierte en un defecto que no es fácil de corregir, cuando la angulación no es la adecuada.

 

“Cuando la heredabilidad es baja, puede demorar entre dos o tres generaciones (10 a 15 años) tratando de cambiarlo. Un defecto de angulación en la articulación puede traer problemas de funcionalidad en los animales y deteriora la vida productiva”, señala Jiménez.

 

“En el estudio de clasificación lineal realizado con la raza Brahman, existe un alto porcentaje de vacas en la angulación ideal con un ligero desvió hacia la angulación baja, en general indicando una conformación de funcionalidad ideal. Aunque existen otros rasgos productivos fundamentales en la selección genética, un complemento que permite al ganadero un mayor asertividad buscando mayor funcionalidad del ganado es usar la metodología de la clasificación lineal y en particular para el propósito de este artículo, se busca mostrar la importancia e implicaciones del ángulo de la pezuña”, finaliza Jiménez. (Lea: Conozca causas y tipos de lesiones en los talones de los bovinos)