La importancia de estudiar las razas criollas para tener más datos de su rendimiento

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Septiembre 2020
compartir
Razas criollas, colombianas, Colombia, hato, ganaderos, razas, adaptabilidad, criollo caqueteño, criollo caqueteño Colombia, Investigación criollo caqueteño, universidad de la amazonia, razas de ganado criollo Colombia, razas criollas Colombia, registros criollo caqueteño, criollo caqueteño puro, Gustavo Adolfo Celis, Universidad Amazonía Florencia, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
La falta de datos precisos sobre ganado bovino criollo dificulta conocer el verdadero rendimiento de este tipo de animales. Foto: Fedegán

A propósito de la investigación sobre el criollo caqueteño de la Universidad de la Amazonia publicada en julio pasado, sus autores manifestaron la necesidad de profundizar en el análisis de los parámetros productivos y reproductivos de estos ejemplares.

 

Gustavo Adolfo Celis, zootecnista con maestría en Ciencias Agrarias y autor del estudio “Evaluación de las características productivas de la raza bovina criollo caqueteño” manifestó la necesidad de recuperar y preservar los ejemplares de estas y otras razas criollas y colombianas.

 

Nosotros tenemos un recurso genético que tenemos que salvarlo. Paralelo a eso, empezamos a tomar datos porque era la gran deficiencia, casi que no existían datos en ninguna parte”, dijo. (Lea: Conozca los resultados de la investigación donde sobresalió el criollo caqueteño)

 

La recolección de información tardó ocho años, desde 2010 a 2018, pues los investigadores se vieron obligados a recabar la mayor cantidad de datos posibles, no solo porque el trabajo lo requería sino porque carecían de datos previos específicos para el criollo caqueteño.

 

Empezaron por hablar con ganaderos del departamento que conservaban núcleos de este tipo de bovinos, pero aun cuando varios tenían registros del rendimiento productivo de sus animales, era claro que se necesitaba levantar información prácticamente desde ceros.

 

“Miramos lo que ellos tenían pero había muy pocos datos, entonces nos tocó comenzar a reconstruir y montar las bases de datos para mirar la parte productiva y reproductiva”, reveló el también docente. (Lea: Estas son algunas de las ventajas genéticas de las razas criollas)

 

Una de las informaciones que más se desconocen sobre ejemplares de razas criollas y colombianas es su inventario total actualizado. A pesar de que se sabe que hay pocos animales, hace más de dos décadas no se hace un censo nacional para conocer la población exacta.

 

En 2018, la Red de Conservación de la Biodiversidad de los Animales Domésticos Locales para el Desarrollo Rural Sostenible en Iberoamérica (Red Conbiand) llevó a cabo la Encuesta Nacional de Recursos Domésticos, cuyos resultados alimentaron al Sistema de Información de la Diversidad de Animales Domésticos (DAD-IS) de la FAO.

 

Germán Martínez Correal, miembro de la Red Conbiand y presidente de la Asociación de Criadores de Ganado Criollo de los Llanos Orientales (Asocriollanos), entregó los primeros datos de estas razas al sistema de la FAO, luego de que se hicieron los censos en 1986 y 1999.

 

En la década de los 90 casualmente me correspondió a mí manejar la página del DAD-IS y en aquella época teníamos conocimiento de las razas bovinas por un censo que habíamos hecho en el año 86. Las asociaciones ganaderas también nos han facilitado los inventarios de los animales que tienen registrados”, contó.

 

No obstante, César Augusto Corredor, director de Innovación, Desarrollo Tecnológico y Protección Sanitaria del Ministerio de Agricultura, indicó que no registraron datos actualizados para las 11 razas. (Reportaje: Así se trabaja para promover la conservación de razas criollas)

 

Solo fue posible realizar encuestas en cuatro de dichas poblaciones y para no sobrestimar los totales se promediaron los valores obtenidos en los censos de las mismas y en las encuestas y, en todos los casos, se adicionaron los tamaños de las poblaciones de los bancos de germoplasma y de los núcleos de mejoramiento en poder de Agrosavia”, detalló.

 

Hay varios propietarios de ganado y expertos convencidos en las características de las razas criollas, pero también hay otros tantos de los sectores productivo y académico que preferirían observar estudios detallados de este tipo de bovinos. Por ahora, apenas se están empezando a invertir recursos en este propósito, como aseguró Celis:

 

“Hemos estado bajo la limitante del punto de vista económico. Ahora tenemos la expectativa de un proyecto muy grande que llega al departamento en genómica, y parte de esos recursos se van a destinar a generar embriones de criollo caqueteño para colocarlos en distintos núcleos”.