Biotecnología reproductiva para el rescate genético de bovinos criollos

Por: 
CONtexto ganadero
07 de Septiembre 2020
compartir
Genética, Criollos, Razas criollas, biotecnología reproductiva, chino santandereano, costeño con cuernos, hartón del valle, lucerna, criollo caqueteño, Santa Gertrudis, FAO, epigenética, genomas, gametos, embriólogo, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Por medio de la biotecnología reproductiva se busca conservar el recurso genético de las razas criollas por todas las bondades que ofrece. Foto: uniamazonia.edu.co

Un llamado a trabajar en la biotecnología reproductiva para el rescate genético de bovinos criollos hizo la experta internacional en biotecnología reproductiva y embriología animal Lyda Yuliana Parra Forero en una charla de criollistas convencidos.

 

De acuerdo con la profesional, la FAO ha desarrollado el plan de acción mundial sobre los recursos zoogenéticos y, dentro de las razas criollas reportadas en dicho organismo se observa que la mayoría están en grave riesgo por tener baja población entre ellos el chino santandereano, el costeño con cuernos, el hartón del Valle y el Lucerna y aparecen como razas desconocidas el criollo caqueteño y el Santa Gertrudis.

 

No obstante, señaló que no se sabe cómo hacen el reporte a pesar de haber pedido explicaciones.

 

Una de las estrategias prioritarias establecida por la FAO es la conservación donde se tienen una serie de premisas como establecer políticas nacionales de conservación, crear o potenciar los programas in situ y ex situ, elaborar y aplicar estrategias de conservación regionales y mundiales  a largo plazo, y elaborar planteamientos y normas técnicas para dicho propósito. (Lea: La modificación genética también puede contribuir al bienestar animal de bovinos)

 

Entre las razones expuestas por Parra para tener razas criollas están las evidencias de adaptación en América Latina y el Caribe en temas como estrés por calor, adaptación a escasez de agua y forraje, interacción genotipo por ambiente, oportunidades de la genómica para mejorar características de adaptación, resistencia y tolerancia a parásitos y enfermedades.

 

Así mismo, señaló que el rescate zoogenético de las razas criollas se justifica por su potencial económico y científico, así como por el cultural (histórico) y ecológico-ambiental.

 

Para ello se requiere un plan estratégico multidisciplinario que abarca aspectos como la conciencia social, el aumento de poblaciones, la selección natural, la conservación ambiental y animal y el mejoramiento genético.

 

Especies amenazadas

 

Así mismo, la experta se refirió al manejo integral de la conservación genética de especies amenazadas, tanto In situ como Ex situ. (Lea: ¿Cómo optimizar la genética bovina?)

 

En el primer caso debe haber una conservación del hábitat y de la producción zootécnica para lograr un aumento de la población. Además, se requiere hacer una selección y categorización según fenotipo y genotipo de los animales, para ello se debe tener en cuenta la epigenética donde se evalúan los cambios de la expresión de ADN sin que se modifique la secuencia genética pero que lleva información importante tanto de adaptabilidad como de los fenotipos.

 

Toda esta información está en el código genético y la epigenética está desarrollando sistemas para detectarlos y cómo aprovechar esta información para la producción de alimento y en pro que las especies no se extingan, señaló.

 

También son importantes los polimorfismos genéticos que son los que definen la susceptibilidad y protección de las enfermedades, resistencia o susceptibilidad a fármacos y algunas ayudas a nivel metabólico.

 

Otro factor que interviene son las ciencias ómicas que dividen cada una de las partes funcionales del ADN donde las diferentes variables van a influir en la caracterización del fenotipo. (Lea: Mejoramiento genético debe tener en cuenta el cambio climático)

 

Todo esto va a ayudar al fenotipo y éste a su vez a la conservación del hábitat y la producción zootécnica.

 

En cuanto a la conservación Ex situ hay dos elementos clave como son genomas y gametos.

 

La parte de gametos está enfocada en el restablecimiento de las funciones tanto de conservación evolutiva (espermatozoides y ovocitos) como de mejoramiento.

 

Tanto la parte de genomas y gametos se tiene que dar con un manejo de técnicas de alta calidad. (Lea: Así está la genética hoy en Colombia)

 

La conservación de material genético hace referencia a tres factores:

 

Tisular: testículos, ovarios, úteros, animales completos

Celular: espermatozoides inmaduros y maduros, folículos, COC, ovocitos inmaduros y maduros

Embriones: activación del genoma embrionario, mórulas y blastocistos

 

La conservación del testículo y los ovarios es importante para preservar unas condiciones deseadas para ello está la congelación y crioconservación. Una técnica es la ectogénesis que busca obtener un ambiente propicio simulando el ambiente uterino

 

Se debe hacer una estandarización de los parámetros reproductivos naturales definir de qué se diferencia una raza de otra, en aspectos como calidad espermática, cuanta hormona requiere para entrar en un protocolo de superovulación.

 

Así mismo se requiere hacer una estandarización de los procesos a nivel de laboratorio lo cual significa que se necesita un embriólogo que sea adaptativo es decir que pueda trabajar bajo diferentes circunstancias y aparatos como las incubadoras. Se debe ver que la incubadora sirva para los fines pertinentes, que inyecte bien y todo eso lo debe saber un embriólogo. (Lea: En 2020 se cumplen 30 años de la modificación genética en bovinos)

 

Si no se hace una estandarización de procesos a nivel de laboratorio y simplemente se replica lo que otros hacen va a ser un proceso muy demorado en el cual se va a perder material genético importante que debe ser conservado

 

Lo otro que es fundamental es el compromiso de todos en los diferentes niveles. “Todos podemos hacer algo por la recuperación zoogenética de todas estas especies”, concluyó la profesional.