La monta estacional contribuye al mejoramiento genético
Foto: diariolaeconomia.com

Cargando...

La tecnología de monta estacional ayuda al mejoramiento genético

Por - 10 de Marzo 2022

La mona estacional contribuye a tener mejores indicadores en el hato porque gracias a la planeación los animales nacen en las épocas del año que más les conviene.


El mejoramiento genético se basa en la planificación y en tal sentido el apareamiento estacional es una tecnología que contribuye a dicho propósito porque logra mejorar algunos indicadores.

Según un blog de ABS, para hacer viables los calendarios estacionales, se cuenta con soluciones para ayudar al productor a tener los mejores resultados en la temporada de cría. Es el caso de los ganaderos de Colombia, como Edmond Gutiérrez, que ha conseguido aumentar su tasa de concepción en un 15 % y su tasa de natalidad en torno al 20 %.

De acuerdo con lo expuesto por este ganadero en la nota de ABS, “ahora necesitamos 1,6 pajillas de semen para dejar preñada a una vaca y antes necesitábamos 2. Nuestra tasa de natalidad ha pasado del 60 % a casi el 80 %. La asesoría técnica es excelente. La calidad de nuestros terneros y el impacto que la monta estacional ha tenido en nuestra dinámica operativa nos ha hecho más organizados”. (Lea: Monta estacional para una producción controlada y eficiente)

Gutiérrez tiene dos fincas ganaderas, Guata y Esperanza, que cuentan con los servicios de biotecnología de ABS desde hace cuatro años. En cuanto a la estructura, hay unas 700 hectáreas y 800 cabezas de ganado. Las propiedades utilizan pajillas de toros Angus y Brangus.

“El proyecto se basa en datos edafológicos y climáticos, de modo que las vacas aptas para la monta y/o la inseminación artificial queden preñadas y paran en las épocas del año en que la explotación ofrece la mejor calidad de forraje y las mejores condiciones para las vacas y sus crías”, explica el productor.

La época de cría es un periodo importante para el ganadero, durante el cual se utiliza un sistema de apareamiento previamente planificado que no acaba ahí, ya que esta labor de control repercute en la fecha en que nacerán los terneros, para que los partos se produzcan en las estaciones con las condiciones más favorables.

Cuando las decisiones sobre los valores estacionales se toman sin tener en cuenta los factores medioambientales y de gestión, el rendimiento de los futuros animales de granja se ve comprometido. La naturaleza del régimen de lluvias, las temperaturas, la humedad relativa, la velocidad del viento y la radiación solar directa hacen que el ganado esté expuesto a condiciones climáticas que se correlacionan con el desarrollo de las vacas.

Así, para obtener buenos resultados, surge la necesidad de planificar la temporada de cría basándose en un análisis técnico y especializado. Este servicio desarrollado por ABS Colombia ha dado buenos resultados. Los productores ya están notando las ganancias porcentuales gracias a la planificación estacional. (Lea: La monta estacional: una forma de planeación de la producción ganadera)

El servicio de consultoría tecnológica que ofrece ABS hace uso de la geo-posición del predio para obtener datos ambientales satelitales de la NASA y realizar una interpolación con la información meteorológica de las centrales del Ideam de Colombia. Como parámetro, toma las cifras de las estaciones climáticas de los últimos 20 años. De este modo, el trabajo abarca todas las áreas fundamentales para la construcción de un calendario estacional estructurado.

De acuerdo con lo expuesto por Ricardo Camacho, representante del equipo de Servicios Técnicos de ABS, “con toda esta información comenzamos un análisis y una evaluación climática y medioambiental, donde podemos estimar cuáles son los meses en los que tenemos más y menos precipitaciones y los periodos en los que tenemos las temperaturas más altas y más bajas. También estimamos cuáles son los meses con la mejor radiación, y las horas mensuales promedio de dicha radiación más favorable para los animales y también decimos cuáles son los meses con la mejor velocidad del viento, etc.”.

Después, agregó, los datos ambientales se cruzan con la información de los animales, verbigracia, su comportamiento reproductivo.

Por último, el cliente recibe una programación completa de las estaciones ideales para las proyecciones de apareamiento, parto y destete. Se crea el programa de apareamiento estacional, rico en contenido que, inclusive, basa el análisis en las características del rebaño. El experto manifestó que el mecanismo es una gran herramienta para hacer una evaluación genética de los animales que se están criando durante la misma temporada y mejorarlos.

Camacho indicó que no se trata simplemente de ir una vez a la finca y establecer el diseño de apareamiento estacional, para no volver nunca más sino que el seguimiento se realiza a lo largo de tres años, que es el tiempo estimado para que el apareamiento estacional esté totalmente organizado y establecido. (Lea: Cómo pasar de la temporada de monta a la monta estacional)

“Durante los tres años visitamos al productor cada tres o cuatro meses y analizamos diversos factores como: qué hembras entran en servicio y cuáles ya han salido, cómo fueron los resultados de cada una de las temporadas de apareamiento, cuáles fueron los porcentajes de preñez y si se utilizaron los protocolos”, comentó.

El experto señala que año tras año se realizan cálculos de natalidad, creando estrategias para aumentarlos. En Colombia, los técnicos señalan que hay porcentajes que varían mucho: en algunas zonas del país hay tasas de natalidad por debajo del 50 %, donde ABS trabaja para aumentarlas en un 15 %. Hay otras zonas del país donde las tasas pueden ser más altas, por encima del 65 %, por lo que los aumentos serán menores, entre el 7 % y el 12 %. También hay ejemplos de tasas de natalidad del 82 %, en las que se espera un efecto menor, que las eleve al 87-90 %.     

Las más vistas