Los secretos los cuernos de la raza Guzerá

Por: 
CONtexto Ganadero
29 de Abril 2016
compartir
raza Guzerá
Estos ejemplares se caracterizan por tener los cuernos más destacados entre las razas cebú. Foto: hdavidgarciam.blogspot.com
Esta clase de bovinos se caracterizan por su cornamenta, la cual se puede dejar o retirar, de acuerdo a la decisión que tome el ganadero que tenga animales de esta raza Cebú.
 
Los cuernos por tradición juegan un papel importante en la raza, ya sea, desde sus orígenes, para portegerse de otras especies, alcanzar hojas de árboles y dar a entender que es un animal fuerte. (Lea: Raza Guzerá, la doble propósito más versátil)
 
Aunque sus cuernos denotan rudeza, los animales Guzerá son de los más dóciles. La decisión de dejarles la cornamenta se hace más por estética. Hay productores que los pintan cuando llevan ejemplares a exhibiciones.
 
Rafael Díaz, ganadero con animales Guzerá en Montería, Córdoba, ha elegido dejarles a sus bovinos los cuernos, los cuales crecen según la características de cada línea genética.
 
Según el productor, estos semovientes provenientes de la India, los cuales se han introducido a Colombia, tienen cuernos de más grosor y longitud, por haberse desarrollado en un ambiente más rústico. Otras líneas genéticas muestran un tamaño menos elevado.
 
Sin embargo, en todos los casos se espera que crezcan en forma de lira y desde que nace una cría se cuida que no se golpeen o maltraen entre sí los animales para no estropearlos. (Lea: ¿Qué tipo de raza bovina debería tener de acuerdo al piso término?)
 
A los 2 meses de vida un Guzerá comienza a mostrar el surgimiento de sus cuernos. A los 24 meses puede que hayan alcanzado una longitud de 18 centímetros y entre los 4 y 5 años pueden tenerlos de 57 centímetros.
 
“Se tiene cuidados de no dejar que se golpeen entre sí cuando son pequeños, para que no se atrofien o toque quitarlos”, manifestó el productor al recalcar que cuando hay adultos dominantes, la punta se les quita con una segueta.
 
Los ganaderos con animales de exhibición en algunos casos pintan los cuernos de color negro o transparente para resaltar esta parte.
 
Lo bueno de permitirles a los Guzerá crecer con la cornadura que los identifica, es que pueden manejarse de forma amena en los predios, lo que muchos creerían imposible por el tamaño que son una extensión más del rumiante.
 
William Padilla Vergara, profesional de Gestión de Proyectos Estratégicos del Fondo Nacional del Ganado, FNG, manifestó que los cuernos de los Guzerá no han causado daños con ellos, por ser una raza "mansa y de buen manejo en la finca". (Lea: Ganaderos doble propósito rechazan que MinAgricultura los llame "despropósito")
 
Mientras que Andrés Fernando Arenas Gamboa, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú, Asocebú, reveló que la Guzerá es una de las razas más antiguas y con gran adaptabilidad al trópico.