¿No le funcionó la inseminación artificial? Conozca qué factores pueden influir en esto

Por: 
CONtexto ganadero
27 de Julio 2021
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, cría, cría de ganado, sistemas de cría, aumentar la cría en Colombia, alternativas para aumentar la cría en colombia, inseminación artificial para aumentar la cría, monta estacional, ventajas monta estacional, bondades monta estacional
De acuerdo con el experto, la clave de los procesos reproductivos es la precisión del tiempo. Foto: infocampo.com.ar - intervetsudeste.blogspot.com

El mundo ganadero ha venido cambiando y aceptando que los avances tecnológicos hacen parte de la actualidad. La inseminación artificial es una de las herramientas que se tienen en el presente para mejorar la reproductividad, pero existen productores aún muy arraigados a las prácticas tradicionales.

 

Los procesos de inseminación artificial son llevados a cabo por profesionales en las explotaciones ganaderas. Este trabajo requiere mucho cuidado y compromiso porque lleva consigo una inversión que realizan los productores, razón por la cual se debe valorar tanto el trabajo del predio, como de los profesionales que lo realizan. (Lea: 7 pasos para realizar inseminación artificial de forma correcta)

 

Actualmente existen productores que prefieren reproducir a sus animales por medio de la monta directa, a lo cual Jhon Londoño Sossa, médico veterinario zootecnista y consultor internacional en reproducción ganado de leche y carne, indica en una charla con Fedegán que en los procesos de inseminación lo primero que se debe tener en cuenta no es la cantidad de vacas que se preñan, sino lo exitoso que puede llegar a ser el proceso en términos de mejoramiento genético.

No es cuántas vacas se preñan por medio de la monta continua o la inseminación artificial, sino que lo importante es saber en qué periodo de tiempo, siendo esto lo primero que se debe tener en cuenta”, asegura Londoño Sossa.

 

El profesional asegura que se debe preñar a las vacas en un periodo no mayor a 100 días. En el caso de la monta directa continua, el toro siempre está trabajando razón por la que los productores deben empezar a realizar ecografías.

 

“Así se logra ver algunas vacas efectivamente preñadas y otras no, entonces son estas últimas las que no pueden ser manipuladas hormonalmente poniéndoles prostaglandina o dispositivos para volverlas a acalorar porque el toro está ahí y no se sabe si están recién servidas o si la gestación lleva 15 días y no la he podido ver”, expone Londoño Sossa.

 

Es por esta razón que con la inseminación artificial la situación es distinta porque los tiempos son precisos, pues de acuerdo con el experto, “hoy se inseminan y a los 22 días se revisa si están o no preñadas. Si no quedó, la vacados días después vuelve a recibir servicio y en ese mismo periodo de 100 días, al final del ejercicio se debe tener toda la seguridad que se obtendrán más preñeces que con la monta continua”. (Lea: Inseminación artificial a tiempo fijo mejora producción de carne)

 

Esto significa que durante estos procesos no se puede culpar al personal que realiza la labor, sino que hay que tener en cuenta los tiempos que necesitan para obtener resultados, pues son los que determinan el éxito o fracaso de la herramienta utilizada.

 

El profesional asegura que si el proceso no fue un éxito, como se espera, entonces se tiene que revisar “otros factores más concluyentes como la condición corporal de las vacas, la oferta forrajera, si la evaluación de las vacas al postparto se hizo y de qué manera se llevó a cabo, entonces hay muchas cosas que deberían evaluarse antes de pensar que el técnico que ayuda no cumplió con su labor”. (Lea: Conozca las diferentes técnicas de reproducción)