Pasto Pará, una brachiaria que soporta las inundaciones

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Diciembre 2016
compartir
Pasto Pará, pasto Brachipará, pasto pará contenido de proteína cruda, propiedades pasto pará, forraje Pasto pará, gramínea Pasto pará, propiedades nutricionales Pasto pará, formas de suministrar el pasto Pasto pará al ganado, ventajas del Pasto pará, problemas del Pasto pará, parámetros productivos del Pasto pará, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
El pasto pará es resistente a las inundaciones en épocas de invierno. Foto: http://www.culturaempresarialganadera.org/photo/brachiaria-mutica-pasto-para.
Esta gramínea, proveniente de África y de fácil adaptación en zonas húmedas y suelos inundables, es una fuente de alimento apetecida por el ganado, que puede ser útil en la época más difícil del invierno.
 
Conocido con el nombre científico de brachiaria mutica, esta planta se encuentra sobre todo en la ribera de los ríos o en la orilla de las lagunas, en lugares de mal drenaje. 
 
Javier Naranjo, propietario de la hacienda Los Limones en Cartago, Valle del Cauca, explicó que esta especie de pasto crece en las zonas planas del río Cauca, que permanecen encharcadas. (Lea: Criterios para elegir la especie adecuada de pasto)
 
El pasto se reproduce por estolón, se siembra así. Uno lo corta y lo va enterrando y así germina. (…) En la finca tengo un par de sectores donde permanece encharcado y cuando llueve mucho, se llena mucho de agua. Esa es la mejor época de este pasto”, indicó.
 
Jorge Mario Noreña, experto en pastos y forrajes y docente en el área de manejo de praderas en la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín, señaló que existen 2 tipos de brachiarias que resisten la humedad: la humidícola y la mutica. (Lea: Humidícola, pasto perfecto para reses que viven en suelos ácidos)
 
“Ambas son de origen africano y aunque tienen una gran adaptabilidad a suelos de condición húmeda, son muy diferentes. La humidícola es para suelos ácidos y florece, mientras el pasto pará raramente florece”, señaló.
 
El pará se encuentra en zonas por debajo de los 1.800 msnm, al igual que la gran mayoría de brachiarias, aunque se desarrolla sobre todo hasta los 1.000 msnm.
 
Como lo expresó Naranjo, el pasto no se reproduce por semilla sexual sino por estolón. De acuerdo con el experto en forrajes, esto implica que no se consiga en el mercado como semilla sino que se reproduce por vía estolonífera. (Lea: Forrajes híbridos y mejorados, opción frente al cambio climático)
 
Asimismo, sostuvo que existe otra variedad de pasto conocida como Brachipará, que surgió de la mezcla entre la B. mutica y la B. arrecta, y cuya diferencia radica principalmente en la morfología de la hoja, aunque ambas tienen las mismas propiedades de resistencia a la humedad.
 
Noreña explicó que tanto el Pará como el Brachipará, en condiciones habituales del suelo sin fertilización, pueden ofrecer entre 8 y 11 % de proteína cruda, lo cual constituye una alternativa efectiva de alimentación en épocas de escasez por inviernos intensos.
 
El experto en forrajes explica las propiedades nutricionales del pasto pará
 
De hecho, los bovinos suelen preferir esta especie por su alta palatabilidad y digestibilidad, y varios estudios realizados en países tropicales dan cuenta de las propiedades adaptativas y nutricionales de la brachiaria.
 
El ganadero de Cartago confirmó esta opinión, pues aseguró que su ganado le gusta comer de este pasto y lo busca incluso en aquellos suelos inundados. (Lea: Los 5 mejores pastos para el ganado en el trópico bajo)
 
“Hay unos animales que molestan para consumir el pasto, pero no tanto por la planta sino que no les gusta meterse al agua. Pero las vacas en producción de leche o terneras se meten a esos terrenos y les gusta”, explicó.
 
Añadió que el gusto por la especie de forraje también se desarrolla con el tiempo, por lo que el productor debe acostumbrar a los rumiantes a consumir este tipo de pasto desde muy pequeños.