Preste atención a las enfermedades bovinas más recurrentes en verano

Por: 
CONtexto Ganadero
25 de Junio 2014
compartir
enfermedades bovinos
El Fenómeno de El Niño comenzará en julio próximo, según el Ideam. Foto: CONtexto Ganadero.
El Fenómeno de El Niño se aproxima en Colombia y el sector ganadero se debe preparar para afrontar enfermedades típicas en épocas de verano en diferentes regiones del país.
 
La patología de carbón sintomática es una de las más perceptibles en momentos de ausencia de lluvias. La causa el clostridium chauvoei que se halla en el suelo y llega a los rumiantes vía oral o por medio de heridas.
 
Carlos Zambrano, profesional de gestión productiva y salud animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en Fundación, Magdalena, señaló que en esta región costeña, la sequía se siente hace más de 6 meses.
 
Por las condiciones climáticas de la zona y ante la llegada del Fenómeno de El Niño en julio próximo, al carbón sintomático, se suma el edema maligno, tétano, septicemia hemorrágica y rabia bovina, la cual ha causado varias muertes en Magdalena.
 
“Estas enfermedades se descubren con examen de laboratorio”, señaló el profesional al explicar que estas son patologías de control no oficial y la única forma de prevención es vacunar a los rumiantes y tener un esquema de cuidados para evitarlas. (Lea: 14 enfermedades sin control oficial atacan al ganado en Colombia)
 
Andrés Sinisterra, profesional de gestión profesional y salud animal de Fedegán en Tuluá, Valle del Cauca, indicó que en esta región la sequía provoca el aumento de garrapatas en bovinos y la solución es hacer baños, vacunar y mantener una dieta alimenticia rica en nutrientes para fortalecer el sistema inmunológico de las reses.
 
“Para evitar que cualquier enfermedad se pegue, lo mejor es tener conciencia de alimentar a los bovinos. Para eso es necesario tener provisiones de ensilajes”, afirmó Sinisterra.
 
Leonardo De Las Salas, coordinador de la Unidad Regional de Desarrollo Ganadero, URDG, de Fedegán, en Córdoba, informó que las deficiencias en el sistema inmune de los bovinos se presentan cuando falta comida y agua. Como consencuencia, se registran enfermedades carenciales, parasitarias y costridiales.
 
“Un animal sin comida se enferma, tiene defensas bajas y es más fácil que adquiera bacterias. Por eso el ganadero debe prevenir desparasitando y vacunando. Es una inversión hacerlo”, dijo De Las Salas.
 
Al igual que en humanos los rayos solares ocasionan cáncer en bovinos. Uno de lo más recurrentes es el de ojo. Se cree que por cuestiones genéticas, el ganado Hereford es el más afectado.
 
El coordinador de la URDG de Fedegán en Córdoba explicó que se ven casos de cáncer además en pezuñas y el dorso de las reses, pero no es común en el ganado cebú que en Colombia está adaptadado al trópico bajo, es más recurrente en razas europeas con poca pigmentación que las expone más a los rayos ultravioleta. 
 
Una de las recomendaciones para evitar el cáncer es llevar los bovinos a pastar bajo la sombra. Si el cáncer ya está presente se debe operar al animal.
 
Nariño en invierno
 
Nariño, a diferencia de las demás regiones del país, atraviesa un periodo de invierno. (Lea: Enfermedades carenciales un tema para no bajar la guardia)
 
Lorena Mora, profesional de gestión productiva y salud animal de Fedegán en Ipiales, señaló que los ganaderos del país deben estar atentos a enfermedades como fasciola hepática, típica en bovinos que permanecen en zonas enlodadas o con charcos.
 
Al igual, recomendó prestar atención a la neumonía, que afecta a rumiantes por cambios bruscos de temperatura, como ocurre en Nariño donde después de un aguacero “sale un sol picante”.
 
Cabe mencionar que Colombia registra 14 enfermedades bovinas de control no oficial.