¿Qué concluyeron los estudios que evaluaron el efecto de los ácidos biliares en ganado bovino?

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Enero 2021
compartir
ácidos biliares en ganado bovino, ácidos biliares vacas, efectos ácidos biliares vacas, ácidos biliares bovinos, ácidos biliares vacunos, cómo mejorar el crecimiento del ganado vacuno, suplementos para ganado, suplementos ganado 2021, suplemento ganado vacuno 2021, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, bovinos, ganado bovino, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
Los ácidos biliares ayudan a mejorar el crecimiento del ganado vacuno y a prevenir el hígado graso y la cetosis en vacas lecheras. Foto: allaboutfeed.net

En los últimos años, se han realizado suplementos elaborados con ácidos biliares, sustancias secretadas por el hígado, para suministrar al ganado vacuno. Aunque es una investigación incipiente, algunos concluyen que los resultados son promisorios. Conozca cómo se emplean.

 

Los autores chinos Cristo Yang y Roy Zhang argumentaron que una de las formas para aumentar rápidamente el crecimiento del ganado bovino es empleando ácidos biliares, explicando que son sustancias con múltiples actividades biológicas secretadas por el hígado.

 

“La función principal de los ácidos biliares es promover la digestión y absorción de grasas y nutrientes solubles en grasa, y participar en el metabolismo de los nutrientes en el cuerpo, para promover la eliminación de diversas toxinas en el hígado para proteger la salud del hígado”, escribieron.

 

En este sentido, los expertos preguntan por qué elegir los ácidos biliares para promover la absorción de grasas. Según ellos, además de la emulsificación, los ácidos biliares pueden activar la lipasa, que hidroliza más grasa en ácidos grasos.

 

De igual modo, los ácidos grasos hidrolizados solo pueden ser absorbidos por pequeñas vellosidades internas solo cuando se combinan con ácidos biliares, que mejoran el uso de grasas entre 15 % y 25 %, así como también tienen buena capacidad de supervivencia en la microbiota del rumen.

 

En sus exámenes, analizaron la acción específica de los ácidos biliares a partir de tres etapas de crecimiento del ganado de carne: ternero, ganado vacuno y de engorde. (Lea: Las respuestas productivas y reproductivas del uso de grasas sobrepasantes)

 

Para terneros: En Estados Unidos, los terneros son alimentados con sustitutos de leche. Dado que estos tienen un contenido de grasa de alrededor del 20 % y la secreción de ácidos biliares en las crías es insuficiente, el suplemento puede resolver este problema de la manera correcta. Además, los ácidos biliares pueden promover el desarrollo de los órganos digestivos.

 

Para ganado vacuno: Los ácidos biliares pueden promover la absorción de vitamina D soluble en grasa, que puede promover la absorción de calcio y fósforo. De esta manera, los ácidos biliares promueven indirectamente el crecimiento óseo en el ganado.

 

Para ganado de ceba: El suplemento con estas sustancias puede promover que el ganado haga un uso completo de nutrientes como la grasa en el alimento. Los ácidos biliares regulan el metabolismo de los nutrientes en el cuerpo, reducen la deposición de grasa en la cavidad abdominal y los órganos internos.

 

Una vez que el cuerpo absorbe la proteína del alimento, el ácido biliar puede evitar que se transforme en energía, por lo que puede mejorar la tasa de utilización de la proteína. Por eso, pueden mejorar la tasa de canales en más de un 5 % y disminuir la incidencia de carne DFD en más de un 30 %.

 

 

Previene el hígado graso y la cetosis

 

Por otro lado, un estudio de la firma Shandong Longchang sugiere que los ácidos biliares pueden aliviar el hígado graso y la cetosis en vacas de alta producción de leche, elevando al mismo tiempo el rendimiento de los animales. (Lea: 4 estrategias para administrar grasas en bovinos sin efectos adversos)

 

Se deben principalmente a la acumulación de una gran cantidad de cuerpos cetónicos provocada por un trastorno del metabolismo de las grasas en el hígado. Estas condiciones que pueden causar un gran daño, por lo que restaurar la salud del hígado es la única forma de lograr una cura completa.

 

Además, el hígado graso afecta las funciones normales del hígado y hace que las cetonas no se transporten a tiempo, lo que conduce a la cetosis. Es por eso que el hígado graso y la cetosis suelen ocurrir juntos. En cambio, los ácidos biliares puede aliviar este problema.

 

Primero, alivian la carga sobre el hígado, de modo que los ácidos grasos no esterificados y los precursores del azúcar se pueden convertir en energía de manera oportuna, lo que resuelve el problema del balance energético negativo.

 

Cuando el hígado está sano, las vacas lecheras pueden comer más, absorber mejor los nutrientes del alimento y se puede aumentar la digestibilidad del alimento. Como resultado, la producción de leche también aumentará.

 

En segundo lugar, hacen que los hepatocitos transporten depósitos de grasa en el hígado a tiempo para prevenir una gran cantidad de acumulación de grasa en este órgano.

 

En tercer lugar, una vez alivian la carga, las cetonas se pueden transportar, lo que evita el desarrollo de la cetosis. (Lea: Los diversos efectos de las grasas en la alimentación del ganado de ceba)

 

Después de agregar ácidos biliares, las tasas de curación del metabolismo anormal de proteínas, metabolismo de grasas, metabolismo de carbohidratos y metabolismo de minerales son 75 %, 80 %, 80 % y 71.4 %, respectivamente, y la tasa de curación de disfunción hepática es 100 %. En el grupo de control, el metabolismo de los nutrientes y la disfunción hepática no mejoraron.