¿Qué factores influyen sobre la producción de pasto?

Por: 
CONtexto ganadero
31 de Marzo 2013
compartir
Producción de pasto
La disponibilidad de pasto en los potreros es la consecuencia de la combinación de varios factores. Foto: CONtexto ganadero
Varios son los factores que se deben tener en cuenta a la hora de pensar en una buena producción de pasto. CONtexto ganadero presenta algunos de los que según ha establecido la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegan, son los más importantes.
 
•   La calidad y el estado del suelo: En ocasiones hay suelos de buena calidad que se encuentran compactados y disminuyen su capacidad productiva. Como norma hay que monitorear periódicamente las condiciones del suelo respecto a sus características físicas, químicas y biológicas, a fin de realizar las prácticas que se requieran para mantener su productividad.
 
•   El tipo de pasto o material forrajero utilizado: Hay que seleccionar materiales adaptados a las condiciones de la zona y al tipo de suelo. Se recomiendan las mezclas de gramíneas con le- guminosas, porque estas últimas fijan nitrógeno del aire y disminuyen el uso de fertilizantes.
 
•   Los animales que pastorean en él: Dependiendo del tipo de manejo, el pisoteo del ganado genera mayor o menor grado de compactación; adicionalmente, la boñiga y la orina de los animales retornan al suelo cantidades importantes de materia orgánica y minerales que vuel- ven a quedar disponibles para que el pasto los utilice.
 
•   El clima: Entendido como la precipitación (períodos de invierno y verano), la temperatura, la humedad del aire y la radiación solar. El efecto de la lluvia se refleja en que durante el invier- no se produce el doble de pasto que en el verano; en las zonas con mayor radiación solar la producción de forraje es mayor; en potreros con poca sombra, hacia el medio día, cuando la temperatura o la humedad relativa son muy altas, el pasto puede detener su crecimiento.
 
El manejo: El hombre es quien determina el momento en que ingresan los animales al potrero, el tiempo que los deja allí, el tipo de rotación que se realiza, las prácticas de renovación de praderas y otras decisiones de manejo que pueden favorecer o afectar el estado de las mismas y en consecuencia la cantidad y calidad del forraje producido.