¿Qué sabe sobre las propuestas de Gustavo Petro para el campo? Encuéntrelas aquí

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Marzo 2022
compartir
Gustavo Petro, propuestas sector agropecuario
El candidato Gustavo Petro propone dejar de extraer carbón, petróleo y comenzar a construir una economía basada en la agricultura, agroindustria e industria. Foto: colombia.com - lavozdelpueblo920am.com

Gustavo Petro, actual candidato presidencial en Colombia y exalcalde de Bogotá, ha ratificado que, si llega a ser presidente, firmaría decretos para aumentar en hasta 50 % los aranceles de importación en donde el agro está relacionado, así como aumentar sustancialmente el impuesto predial a tierras improductivas. Conozca sus propuestas para el campo.

 

El hoy candidato a la presidencia de Colombia, Gustavo Petro, ha dejado claro en muchas de las entrevistas y debates realizados que el primer día de su gobierno como presidente de Colombia firmaría decretos de aranceles para proteger la agricultura y la industria nacional. (Lea: ¿Qué propone Fico Gutiérrez para el campo colombiano? Aquí le contamos su posición)

 

¿Cuáles son sus propuestas concretas para el campo?

 

De acuerdo a lo expresado por Petro, “tenemos que hacer una transformación que tienen que hacerla los pueblos. Notros proponemos es dejar de depender del petróleo, carbón y coca y pasar a construir una economía productiva basada en la agricultura, la agroindustria y la industria”.

 

Para el candidato, se debe dejar de extraer carbón y petróleo que “van a matar a la humanidad”, teniendo en cuenta que su propuesta está basada en “producir. No extraer sino producir que significa trabajo humano y en el siglo XXI, el trabajo humano no es el azadón sino el cerebro. Producir agricultura, agroindustria e industria”.

 

En ese orden de ideas, Petro asegura que si se quiere que las tierras produzcan alimentos para los seres humanos, “entonces tenemos que ponerles un arancel más elevado y unas tazas a las importaciones de alimentos de Colombia. Tenemos que proteger nuestra agricultura de la importación. Si Gustavo Petro es el presidente de Colombia el 7 de agosto de 2022, el primer decreto es que se eleva en 50% y podemos 35% aumentar los aranceles y 15% poner una taza llamada taza carbón”. (Lea: ¿Está interesado en conocer las propuestas de Sergio Fajardo para el campo? Infórmese)

 

Con esto quiere decir, que la producción agraria colombiana pueda existir y ser posible porque ya no se importaría los mismos productos subsidiados de diferentes países como Estados Unidos, Canadá o hasta de Europa.

 

“Hay que regular el precio de los insumos para la agricultura. Además, hay que reconstruir la institucionalidad agraria. El Estado puede y debe comprar cosechas y entregarlas donde hay hambre porque se necesitan alimentos. Además, el Estado puede investigar las semillas y permitir que el campesinado tenga sus semillas. El Estado puede entregar tierras y fundamentalmente a la mujer campesina, por lo que hay que tener crédito porque un campo que produzca se llama industrialización”, menciona Petro.

 

De acuerdo con el candidato presidencial, la rentabilidad no nace únicamente de producir en bruto lo que la tierra arroja, sino que la riqueza está en el valor agregado y en la transformación del producto.

 

La riqueza no está en el aguacate sino en volverlo shampoo, la riqueza no está en el arroz en bruto sino en el molinero y si el campesino o el productor que lo hace, no es copropietario de la agroindustria entonces él se queda con lo menos y el otro se va con lo más. Pero si el productor directo es copropietario y cooperativo de la agroindustria entonces tiene ingresos por producir en bruto y por transformar”, detalla Petro.

 

Un punto a destacar en por el candidato es que, si se quiere tener a la tierra como un instrumento de producción, “tenemos que ver quién la posee y de qué manera se convierte en un instrumento de producción. Indudablemente creo que caben pequeños y medianos empresarios capitalista e incluso puede caber la gran plantación de corporación capitalista que es el ultimo desarrollo transnacional de la agricultura en el mundo con muchos problemas que tiene que ver con los monocultivos en grandes extensiones”.

 

Petro argumenta que para que este mundo productivo en la tierra sea posible, “los poseedores que ven la tierra como poder y no como instrumento productivo tienen que retroceder y deben liberar la tierra. Yo propongo comprárselas, no para que quede en propiedad del Estado sino para aquellos que la ven como un instrumento de producción”. Hay que aumentar sustancialmente el impuesto predial a esas tierras improductivas. El señor debe ponerla a producir sino debe vender y se la compra el Estado, quien se la pagará con bonos.