¿Qué tan recurrente son la onfalitis y onfaloflebitis en sus predios?

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Marzo 2022
compartir
Onfalitis bovinos onfaloflebitis en bovinos
La onfalitis y la onfaloflebitis son enfermedades que afectan el ombligo de los terneros pero que los pueden llevar hasta la muerte. Foto: perulactea.com -

La onfalitis y la onfaloflebitis son las principales patologías del ombligo de los terneros en sus primeros días de nacido. Estas son unas de esas patologías que, si no se cuidan, pueden llegar a generar muerte en los animales. Conozca de qué se tratan

 

De acuerdo con el video del canal de Youtube llamado Indicus, se menciona que la mala higiene en el lugar del parto, la incorrecta cura del ombligo y el ambiente de los primeros días del ternero son los factores predisponentes de la aparición de estas infecciones. CONtexto ganadero le explica en qué se diferencian.

 

La onfalitis es una condición patológica que ocurre con mayor frecuencia en terneros de dos a cinco días de nacidos, que pueden persistir por varias semanas o hasta meses. Esta se define como la inflamación de la parte externa del ombligo, la cual se presenta como una dilatación o aumento del tamaño de la región umbilical. 

 

Por su parte, la onfaloflebitis es la inflamación externa del ombligo y las venas umbilicales. En esta enfermedad se pueden desarrollar los abscesos a lo largo del curso de la vena para luego extenderse al hígado. (Lea: Onfaloflebitis, la infección en el cordón umbilical del neonato)

 

 

 

 

Entre las causas de estas patologías se encuentran infecciones de la placenta y útero por brucelosis, vibriosis, leptospirosis, infecciones inespecíficas, avitaminosis A, colibacilosis, así como la presencia de corynebacterium, sreptococcus y E.coli.

 

Patología

 

Hay que tener en cuenta que el cordón umbilical consta de dos arterias, dos venas, el uraco y la membrana amniótica, por lo que al no existir una adecuada higiene del ombligo, los microorganismos son capaces de entrar por este medio, viajando por vía sanguínea a diferentes órganos como el hígado ocasionando abscesos y septicemia.

 

Signos

 

El ombligo puede estar cerrado o abierto supurando material a través de una pequeña fistula, en donde el pus tiene un olor fétido, por lo que el ombligo puede adquirir un gran tamaño.

 

De igual manera, los terneros pueden presentar fiebre, aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria, dolor, depresión, pérdida de apetito, hinchazón intraabdominal e incluso artritis cuando la infección se expande.

 

El diagnostico se lleva a cabo por la presentación de los signos y las lesiones, por lo que con la ecografía umbilical se pueden acortar varios procesos y es una muy confiable herramienta y muy informativa en el diagnóstico de una enfermedad umbilical.

 

Asimismo, el uso de la ultrasonografía como herramienta para el diagnóstico de la onfalitis, proporciona información adicional para el examen clínico y puede mejorar el pronostico para la terapia quirúrgica. (Lea: Esto es lo que usted debe saber de la onfaloflebitis en terneros)

 

Por esta razón, a la hora de encontrar que un ternero presenta muchos de los síntomas mencionados, es mejor acudir al asesoramiento de un profesional, de tal manera que se tenga claro cómo actuar frente al problema y no se comprometa la vida del animal.