Recibir una vaca es ganarse la lotería, según beneficiarios de Bolívar

Por: 
CONtexto ganadero
05 de Noviembre 2015
compartir
Entrega Vaca por la Paz 2015
La Fundación espera llegar durante 2015 a 600 familias rurales. Foto: CONtexto ganadero – Fundagán.
En total, 2.500 familias se han visto favorecidas con el programa Una Vaca por la Paz. Los integrantes de cada una de ellas aprenden los cuidados que deben tener tanto con la novilla que reciben como con la cría que está próxima a nacer.
 
“Los cuidados que debe tener en cuenta un beneficiario que recibe una vaca preñada son varios, pero debe tener la conciencia de que recibe una novilla que está en determinado periodo de gestación. Por ello, hay que explicar que el animal tiene 3 periodos que se dividen en trimestres, en el primero la leche se eleva hasta cierto pico, en el segundo la producción baja un poco y se mantiene estable, para el último la cantidad de la leche baja y llega la etapa de secar a la bovina”, dijo Joan Sebastián Rincón Tello, líder del programa Una Vaca por la Paz de la Fundación Colombia Ganadera, Fundagán.
 
El profesional de Fundagán dijo en diálogo con CONtexto ganadero, que para el tercer trimestre el beneficiario debe estar pendiente de realizar el proceso justo 3 meses antes del nacimiento del ternero, en aras de que la nueva lactancia tenga todas las condiciones necesarias para la producción de calostro. (Lea: Fundación Pacific y Fundagán donarán vacas en los Llanos)
 
“De igual forma, en ese periodo en el que la vaca va a estar sin lactancia ella debe consumir agua y tener a disposición forrajes, además, el ganadero debe mantener al animal cerca previo al nacimiento del ternero y ver cuándo la ubre se ensanche y los pezones estén rosados, que en caso de que se llegue a presentar un parto distócico le pueda informar al médico veterinario que pone a disposición Fundagán y se tomen las medidas necesarias”, agregó Rincón Tello.
 
Al momento del nacimiento es importante que los ganaderos curen el ombligo del animal, con una mezcla de agua con yodo; también estar pendientes de que el ternero reciba todo el calostro posible por parte de la madre, el cual es vital para su crecimiento y el fortalecimiento de sus defensas. Asimismo, el productor debe estar pendiente de que la cría pueda caminar, que no presente cojeras, o inapetencia.
 
Rincón afirmó que desde la Fundación se presta un acompañamiento en este y todos los temas necesarios a los beneficiarios cada 4 meses una vez el animal nace, en aras de verificar aspectos nutricionales, de su desarrollo y de índole reproductivo. (Lea: #ClaroPorColombia entregó 117 vacas por la paz)
 
“Si es necesario se hace una palpación para verificar que la vaca está en condiciones de prestar servicio y así tener una nueva cría. También se les hace un chequeo sanitario, gracias al programa de Sanidad Animal con el que cuenta la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en aspectos como la vacuna de aftosa y brucela. Finalmente, se realizan recomendaciones nutricionales, para que el ganadero mantenga en buenas condiciones a la vaca”, manifestó el profesional de Fundagán quien agregó que luego se lleva a cabo una visita anual durante los 3 años siguientes.
 
“Nos ganamos la lotería”
 
Gracias a la vinculación del Grupo Agroindustrial Hacienda La Gloria al programa ‘Una Vaca por la Paz’ de Fundagán, familias rurales del municipio de la Gloria en el departamento del Cesar y Morales en Bolívar, recibirán este jueves 5 de noviembre, 10 vacas preñadas para fortalecer su economía y dieta alimentaria.
 
De ese total, 5 son de la entidad privada y los 5 restantes corresponden a la entrega de la primera cría por parte de las familias vecinas que ya se han visto favorecidas en la región con el programa ‘Una Vaca por la Paz’.
 
Para Luz Karine Acosta, madre de 3 hijos y beneficiaria de uno de los 10 semovientes preñados que se entregarán en estos 2 departamentos, la vaca tiene un significado muy importante porque además de ser una fuente de alimento, le permitirá generar ingresos para la economía de su familia. (Lea: Rafael Mejía le apuesta a reducir brechas sociales con vacas por la paz)
 
“Lo que nos pasa a nosotros es que nos ganamos la lotería y a eso sucede una vez en la vida, a mi parcela vinieron con la promesa de que me iban a regalar una vaca y yo no creía. Ahora, voy a alimentar a mi familia y con la leche que me quede voy a hacer una bola de queso para vender y hacer algo para mejorar el diario”, expresó Acosta.
 
La Fundación espera llegar durante 2015 a 600 familias rurales más y continuará estableciendo alianzas con productores pecuarios, despertando el interés de las instituciones por apoyar esta noble labor, para que la ganadería sea una fuente de desarrollo y bienestar para quienes lo han perdido todo y vuelven a poner las esperanzas en el campo.
 

“En Fundagán creemos en la importancia de que empresas de diferentes sectores se vinculen a nuestro proyecto, porque nos permite asistir a miles de familias campesinas en todo el país. Contar con la donación de 5 vacas por parte de Hacienda La Gloria, es contar con más herramientas para que familias de estos departamentos encuentren en la ganadería una oportunidad de alimento y generación de ingresos, que en algo ayudan a la superación de la pobreza”, afirmó Nataly Delgado Pinzón, directora ejecutiva de la Fundación Colombia Ganadera, Fundagán.