Sector lácteo latinoamericano: realidad y desafíos

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Octubre 2019
compartir
ganderias, ganaderias colombia, ganaderia colombiana, contexto ganadero, noticias ganaderas colombia, noticias ganadera, tendencias leche, tendencias mundiales leche, mercados leche, mercado mundial leche, ganaderos, ganaderos colombia
América Latina tiene 625 millones de habitantes, que producen casi 80 mil millones de litros, lo que significa que posiciona a la región entre el 10 y 11% anual a nivel mundial. Foto: freepik.es - mapamundiparaimprimir.com

El sector lechero de América Latina se encuentra trabajando en conjunto para impulsar su trabajo, así como aumentar el consumo por parte de la población mundial. Desde FEPALE se explica cómo se encuentra y cuáles son los desafíos a los cuáles están enfrentados en el mercado mundial.

 

Ariel Londisky, secretario general federación general panamericana de lechería, FEPALE, Uruguay, indica que la región en la cual se encuentran varios países, incluyendo Colombia, es sumamente heterogénea, por lo cual eso lleva a una búsqueda de unos puntos comunes que puedan adecuarse a todas las naciones, teniendo estos como fin, el desarrollo del sector en consumo y producción. (Lea: Para el sector lechero en Colombia, el futuro es incierto)

 

“FEPALE es la organización internacional que agrupa al sector lácteo de las Américas, en la que estamos todos: productores, industrias, gobiernos, academia y proveedores, es decir, eso también nos crea el desafío de identificar los puntos comunes que sean de interés para todo el sector, de manera que podamos trabajar por el desarrollo integral de las cadenas lácteas de nuestros países”, afirma Londisky.

 

En esta se agrupan unas 72 organizaciones de 23 países, en la que Colombia tiene una participación por medio de ASOLECHE. Dentro de FEPALE se han logrado implementar programas como el observatorio del sector lácteo de América Latina y el Caribe, que se encarga de recoger datos que pueden ser comparables, objeto de análisis y que permita entender un poco mejor el sector.

 

A través de este se ha logrado determina que en América Latina se producen casi 80 mil millones de litros al año, lo que significa la región aporta entre el 10 y 11% de la producción mundial. De esas cifras, existen unos 3 millones de productores en total, con un promedio de consumo de 134 litros por habitante por año. (Lea: Industria solamente acopió el 47% de la producción de leche en 2018)

 

En palabras de Londisky, “si miramos esto desde las recomendaciones nutricionales que hacen los especialistas, estamos más abajo de la media recomendada, pero si lo miramos por el contexto internacional, estamos más arriba de la media mundial que está entre los 100 y 105 litros”.

 

Según FEPALE, la región venía desde 2010 en un factor creciente de producción con más o menos un 3% anual. Pero esto cambió en 2015-2016, pues se generaron cambios por efecto de la crisis, teniendo unos bajones abruptos que cambiaron las tendencias.

 

Para este dirigente, la región tiene mucho déficit en leche, porque en estos países se importa en mayores niveles, mientras que las exportaciones no son tan altas, lo que representa un resultado negativo en la balanza comercial.

 

Desafíos

 

Londisky considera que “el bienestar animal es algo que tenemos que continuar trabajando, la resistencia ante microbianos, los productos, los productos análogos, la informalidad, son todos los desafíos que nuestras cadenas lácteas están enfrentando”.

 

Debido a lo anterior se presentan problemáticas como el castigo a los nutrientes por parte de los consumidores, pues muchos productos no alertan sobre los elementos positivos que generan los lácteos. Basado en esto, muchos son los consumidores que se confunden con esta proteína y terminan consumiendo otro tipo de alimentos.

 

Para FEPALE, el objetivo es que los productos lácteos tengan una consideración diferente por ser alimentos con un distintivo especial.

 

“Otro desafío es la denominación de leche a productos que en los que no está presente esta proteína, es por esta razón que tenemos que ser realmente estrictos en que la normativa y no permitir denominaciones como la leche de soya, queso vegano y ese tipo de productos que al consumidor le generan más incertidumbre y competencia en el mercado”, explica Londisky.

 

Se puede concluir que el consumo de lácteos está en aumento a nivel mundial, más allá de estas situaciones que preocupan a todo el sector y esto sucede porque la población va en aumento. Sin embargo, la pregunta que se hacen expertos como Londisky es “¿quién va a proveer toda esa leche cuando los grandes productores están empezando a limitarse por falta de agua, tierra y otras problemáticas a las que se enfrentan?”. (Lea: Los 4 pilares del ordenamiento de la producción láctea)