Silvopastoriles permiten lograr un mosaico de producción sostenible

Por: 
CONtexto Ganadero
18 de Enero 2018
compartir
Mosaico natural, diversidad, silvopastoril, corredor del roble, Boyacá, Santander, esquema sostenible, combinación de plantas, combinación de árboles, combinación de forrajes, CONtexto Ganadero, noticias de ganadería colombiana.
Esquemas silvopastoriles ofrecen muchos recursos alimenticios para el ganado bovino. Foto: CONtexto Ganadero.
Sembrar especies forrajeras y arbóreas combinadas permite generar reservas naturales que benefician el ambiente y de manera simultánea el ganado bovino.
 
Combinar diferentes usos de la tierra en forma amigable con los bosques hasta lograr un esquema sostenible y diverso, es la recomendación de los expertos del Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria - CIPAV.
 
Lo ideal es consolidar cualquier región en un paisaje rico en naturaleza. Se ha demostrado que es posible lograr un gran mosaico de producción sostenible en el que las reservas de la sociedad civil con la ganadería se armonicen. (Lea: SSPi se asocia a mayor ingesta del bovino)
 
Así lo han logrado los campesinos y los productores de leche y terneros, y ganaderos de todos los tamaños del corredor de roble de Boyacá y Santander, con la aplicación de sistemas silvopastoriles. (Lea: Carta Fedegán 141)
 
De acuerdo con CIPAV, algunas unidades productivas construyeron cercas vivas, bancos forrajeros mixtos y silvopastoriles intensivos (SSPi) y luego de la conservación y el cuidado, se beneficiaron de estos, porque crearon un esquema ambiental diverso y sostenible.
 
Esto lo demuestran con resultados positivos tres fincas que así lo hicieron en las mencionadas regiones del país y lograron producir innumerables recursos alimenticios para el ganado.
 
La finca El Alfiberal en el municipio de Belén (Boyacá) a casi 3.300 metros sobre el nivel del mar logró consolidar en los potreros 11 especies de plantas, 43 árboles dispersos, 34 cercas vivas y 108 especies diferentes en el bosque. (Lea: El ganadero que aumentó la producción de sus vacas sembrando árboles)
 
Un patrón similar se observó en fincas de Santander. Como es el caso de El Naranjo (entre 2.000 y 2.200 m.s.n.m.) y El Recuerdo (entre 2.600 y 2.700 m.s.n.m.) situadas en el municipio de El Encino de dicho departamento.
 
En dichas unidades productivas, los potreros arborizados obtuvieron una importante riqueza. El Naranjo tiene 67 especies arbóreas y El Recuerdo 53 variedades.