Un bovino criollo campeón es impecable de cabeza a pezuñas

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Octubre 2015
compartir
juzgamiento de criollos colombianos
Los toros y hembras de razas criollas de Colombia que participan en concursos son evaluados con los mismos parámetros que el resto de bovinos. Foto: CONtexto ganadero.
Los bovinos criollos y colombianos se preparan para participar en juzgamientos ganaderos en todo el territorio nacional. A igual que otras reses, se evalúan sus parámetros fisiológicos, productivos y reproductivos. Siempre hay un toro y una vaca criolla que ocupa el primer puesto.
 
Los ganaderos preparan en sus fincas las mejores hembras o toros para mostrar en los concursos de juzgamiento, el trabajo hecho con los bovinos, en busca de alcanzar un primer puesto. (Lea: Razas criollas de América constituyen su propia Federación)
 
José Antonio Velásquez, director ejecutivo de la Asociación de Criadores de Razas Criollas y Colombianas, Asocriollo, explicó que los juzgamientos se hacen para cada raza y en ellos se evalúan sus características, desde la cabeza y hasta las pezuñas.
 
De esta forma, cabeza, ojos, cuello, aplomo, capacidad torácica, abdomen, fortaleza esquelética y balance general se analizan en la pista que pisa el animal criollo. En machos, anotó Velásquez, “se revisa detalladamente el sistema reproductivo y en hembras se tiene en cuenta el sistema mamario”.
 
Los jueces piden que el animal criollo se desplace por la pista para evaluar además su mansedumbre, respiración, pigmentación y largo del pelo.
 
Marco Cure, ganadero ubicado en Córdoba, señaló que trabaja en la preparación de animales romosinuanos y velásquez para que participen en juzgamientos, puesto que se ha dedicado toda su vida al levante de animales.
 
“Los estoy amansando y dando concentrado para participar en las competencias”, señaló el productor pecuario que nunca ha asistido a un evento de esta talla, pero al que no le teme, una vez disponga de animales criollos con todas las condiciones que exigen los jueces. 
 
Felipe Buitrago, ganadero en Pereira, cumplió más de 40 años dedicado a la crianza de animales criollos. Hace parte de la tercera generación de una familia que por más de 100 años ha trabajado con animales BON.
 
Es así como la experiencia en el manejo del Blanco Orejinegro, BON, le permitió recibir el primer puesto en el juzgamiento de toros de la raza criolla en Agroexpo 2015. Bohemia Abad 214, es el toro que se destacó por su torso medio, buena musculatura y amplitud en el tren posterior.
 
"Hemos sido campeones con animales BON en ferias. Siempre hemos tenido animales criollos”, comentó el productor.
 
La estrategia usada para que sus animales criollos ocupen los primeros puestos en los juzgamientos ha sido incorporar alimento de calidad en vacas preñadas para que paren crías saludables y capaces de transmitir a nuevas generaciones el potencial en fertilidad. (Lea: Participe en I Foro Iberoamericano Ganadero en Villavicencio)
 
“Se cría ganado con buena comida para tener animales con equilibrio, para que en los primeros meses de vida tengan buena fisiología y que las vacas sean buenas lecheras y se desteten los terneros con buen peso”, recomendó el ganadero que no descartó tener cuidado en el levante para evitar pérdidas de corporalidad, por lo que aconsejó suplementar con concentrados cuando los animales participen en concursos.
 
“Lo que queremos es llevar el animal lo mejor presentado para no dar lugar al rival de ganar”, apuntó Buitrago que ha incorporado en su finca la inseminación artificial, la transferencia de embriones y la técnica in vitro.