Las garrapatas han aparecido en el ganado del trópico alto de Colombia

Por: 
CONtexto Ganadero
14 de Febrero 2014
compartir
garrapatas en ganado
La aplicación de vacunas es una de las herramientas más eficientes para erradicar garrapatas en el ganado. Foto: CONtexto Ganadero.
Diferentes países continúan investigando la forma de eliminar garrapatas en los vacunos. Uno de ellos es México, donde profesionales de la Universidad de Querétaro desarrollan inmunológicos contra las enfermedades del ganado.
 
Juan Joel Mosquera Gualito, catedrático y especialista de la facultad de Ciencias Naturales de plantel educativo de educación superior mexicano, está a cargo del proyecto de formulación de nuevas vacunas.
 
Como resultado de la investigación que hace junto con el Instituto de Ciencias Biológicas de la República Checa y la Universidad de Castilla-La Mancha, aplicará una nueva sustancia experimental en vacunos para erradicar las garrapatas. (Lea: Las garrapatas toman fuerza si no se eliminan profesionalmente)
 
El uso de la dosis se hará a finales de febrero en la Nave de Infectómica Animal, unidad donde se experimenta con inmunológicos. Se espera obtener un resultado positivo y determinar si se puede aprobar su comercialización, tras más de un año y medio de investigación. 
 
Hay vacuna contra las garrapatas
 
Las garrapatas suelen ser eliminadas de los bovinos con baños de insecticidas que se recomiendan hacer paulatinamente en los hatos. Los productores también optan por aplicar una vacuna, la cual debe ser supervisada por un médico veterinario.
 
Así lo indico Esperanza Polanía, coordinadora de seguimiento epidemiológico de la Federación Colombiana de Ganaderos y el Fondo Nacional de Ganado, Fedegán-FNG: “El ganadero hace baños según el tipo de infección. Si se aplica vacuna se debe hacer con un médico porque se conserva en frío por un tiempo fijo y si no se aplica bien puede fracasar el esquema y se puede pensar que no sirve”.
 
Polanía explicó que una de las novedades relacionadas con las garrapatas es su aparición en el trópico alto colombiano, zona en las que años atrás no se veían.
 
Antonio Bentacur, investigador de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, ratificó que efectivamente las garrapatas han comenzado a aparecer en hatos vacunos de clima frío, y según resultados de un estudio que realizaron, los parásitos se han encuentrado en regiones a 2.600 metros sobre el nivel del mar, lo que años atrás era imposible.
 
La razón, dijo Betancur, es el cambio climático que hace cada vez más calientes los suelos y provoca el desplazamiento de bovinos de una región a otra.
 
“La temperatura ha ido cambiando y la investigación que hicimos muestra que en altiplano cundiboyacense hay garrapatas, pero puede que suceda lo mismo en Nariño y Antioquia”, manifestó el experto de Corpoica, quien agregó que en zonas de Duitama han encontrado garrapatas en ganado que llegó de los Llanos Orientales.
 
Más allá de identificar en cuáles regiones del país hay garrapatas, el investigador manifestó que la forma de eliminar los parásitos es a lo que se debe enfocar la ganadería nacional. Y pese a que lo tradicional es hacer 12 baños al año a los animales, el uso de insecticidas no es recomendable.
 
Uno de los motivos es el daño al medio ambiente, los perjuicios en la producción de la leche y carne del ganado que ha sido sometido a químicos para eliminar garrapatas y que el parásito se puede hacer resistente al químico. (Lea: Garrapatas ponen en riesgo la ganadería ovina mundial)
 
Los más recomendable, anotó Betancur, es combinar químicos y métodos nuevos que no contengan productos tóxicos. Al igual reducir el número de baños da 5 al año, lo que implica que el ganadero deberá aplicar la vacuna.
 
El profesional de Corpoica explicó que los métodos de erradicación de garrapatas sin uso de químicos hacen referencia a preferir hatos de ganado cebú que son más resistentes a los parásitos y cuando se descubren reses propensas a adquirir los ácaros alejarlas de los demás vacunos.
 
¿Qué hace la garrapata?
 
Las garrrapatas son transmisoras de parásitos que deterioran la piel del vacuno, causan anemia y llegado el caso no se controle su presencia pueden matar a los ejemplares porque se alimentan de su sangre.