Vecol, comprometido con la erradicación de la rabia en Colombia

Por: 
CONtexto ganadero
07 de Octubre 2019
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, vecol, Jorge Humberto Ossa Aristizábal, director del Departamento de Biológicos de Vecol, AFTOGÁN-RABIA®, RABIGÁN®, ICA, ICA Colombia, ministerio de agricultura, día mundial contra la rabia, rabia en bovinos, vacunación contra la rabia, campaña de vacunación. Fedegán, FNG,
La compañía seguirá trabajando para colaborar en la erradicación de la rabia en el país. Foto: CONtexto ganadero

Rhabas, cuyo significado es agresión, era la palabra usada en la época antigua por Aristóteles (Siglo IV A.C.), cuando hablaba de una enfermedad que afectaba a los perros y se trasmitía por la mordedura entre ellos; ese mal es llamado rabia.

 

Fue hasta 1885 cuando Pasteur desarrolló la primera vacuna contra esta enfermedad, atenuando el virus por medio de pasajes en cerebros de conejos, probándola en perros y luego en humanos, salvando al joven Joseph Meister, primera persona vacunada contra esta enfermedad y que había sido mordido por un perro rabioso. (Lea: A propósito del Día Mundial Contra la Rabia)

 

Esta enfermedad mortal, que afecta a animales de sangre caliente y al hombre, producida por el virus de género Lyssavirus de la familia Rhabdoviridae, afecta el sistema nervioso central, produciendo una meningoencefalitis aguda, la cual es transmitida principalmente por mordedura de perros y gatos (rabia urbana) y murciélagos hematófagos y otros animales salvajes (rabia silvestre) por la cual mueren al año 55 mil personas en el mundo, sobre todo en Asia y África.

 

En 1987, la Empresa Colombiana de Productos Veterinarios VECOL S.A., con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud, el Instituto Nacional de Salud de Holanda y la Fundación Rockefeller, inició la producción de la vacuna contra la rabia, con la construcción de la planta piloto de producción de vacuna antirrábica para uso humano y veterinario.

 

Esta era única en Latinoamérica con tecnología de cultivo celular en células VERO (Células de riñón de mono verde del África) y microportadores aprobadas por la OMS y obtenidas del Banco de la A.T.C.C. (American Type Culture Collection) que se utilizan para la producción de vacuna humana y veterinaria. Este tipo de células por su pureza son menos alergenas, lo que disminuye las reacciones post-vacunales y son más inmunogénicas. (Lea: Proteja su hato de los vampiros y de la rabia)

 

Con la tecnología adquirida y el personal técnico profesional de Vecol, se inició la producción y optimización del proceso de elaboración de la vacuna en Biorreactores utilizando las células VERO y el virus Fijo cepa Pasteur en cultivo continuo. Durante cada paso productivo de un lote se realizan pruebas de Control Biológico y Fisicoquímico, cumpliendo con los estándares requeridos por el ICA como ente regulador de biológicos para Colombia en cuanto a esterilidad, potencia e inocuidad (seguridad); y organismos internacionales como CFR (Code of Federal Regulations) y la OIE (Office International des Epizooties).

 

Vecol, durante los últimos años ha venido apoyando al Ministerio de Salud y Protección Social, con el biológico RABICAN® en las jornadas de vacunación gratuita a perros y gatos con más de 4,5 millones de dosis por año, con lo que la incidencia de la rabia en las mascotas y en humanos, ha logrado una reducción sostenida, con una cobertura muy alta y la reducción de casos en mascotas en más del 95 %, lo que indica que el cubrimiento y el biológico utilizado han sido eficaces en el control de la enfermedad.

 

La compañía anualmente ha venido aumentando la producción de vacuna para bovinos, contribuyendo con el ICA en el control de la enfermedad con casi 2,5 millones de dosis de AFTOGÁN-RABIA® y más de un millón de dosis de RABIGÁN® al año, vacunas que han sido enviadas a Ecuador y Venezuela, con miras a exportar el producto a otros países de la región. (Lea: Vacunar contra la rabia bovina no es una opción sino un deber)

 

“A pesar de estos esfuerzos no ha sido fácil reducir el riesgo de trasmisión de variantes silvestres a animales domésticos y de producción, algunas medidas tomadas para el control no han sido adecuadas, lo que ha llevado a pérdidas económicas y al exterminio de otras especies de quirópteros benéficas para los ecosistemas, sin que con ello se haya logrado avanzar en el control del ciclo silvestre de la enfermedad. Por parte de los entes gubernamentales se debe incrementar la vigilancia epidemiológica, la capacitación, la educación sanitaria, la divulgación, en la vacunación sistemática y masiva de bovinos ubicados en áreas de riesgo, y tomar las medidas para su prevención y control”, afirmó Jorge Humberto Ossa Aristizábal, director del Departamento de Biológicos de Vecol.

 

La empresa seguirá trabajando para colaborar en la erradicación de esta enfermedad, por lo que actualmente está en el desarrollo de una vacuna multiespecie para una mayor cobertura de otras especies como equinos, porcinos y otros rumiantes que podrían entrar en contacto con animales silvestres; por otro lado seguirá cooperando con el Ministerio de Salud en el control de la Rabia urbana apoyándolo en sus jornadas de vacunación de mascotas y en el Sistema Nacional de Vigilancia, además que continuará innovando y capacitando a su personal técnico y adecuando su estructura física para aumentar la producción anual de vacuna antirrábica en pro de la sanidad animal y principalmente la salud Pública por ser la zoonosis de mayor impacto a nivel mundial.