Ventajas de iniciar una finca ganadera con la raza Simmental

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Diciembre 2020
compartir
Simmental, finca ganadera, factores climáticos, Inseminación, rentabilidad, adaptabilidad, doble propósito, leche, carne, ganancia de peso, ubres, conformación muscular, excesos de grasa, cruzamientos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Por las bondades que ofrece la raza simmental, al ser doble propósito, es una buena opción para iniciar un negocio ganadero. Foto: Fedegan

Para comenzar con una ganadería se necesita mucho esfuerzo, constancia y amor por el trabajo. La ganadería debe hacerse no comprarse, empezar puede ser con dos animales e ir creciendo, afirmó Mario Adán Gómez propietario de la Finca La Aurora en el Municipio del Santuario, Antioquia.

 

Durante una charla en TVAgro el ganadero destacó que en su caso el desarrollo se ha dado con la raza simmental por ser animales que ofrecen grandes bondades entre ellas que tienen un promedio de una cría por año.

 

Para iniciar con un hato, dijo, se debe disponer del espacio necesario para mantener y alimentar el ganado, también los factores climáticos son importantes para el tipo y el propósito de ganadería a implementar. Además, realizar una planeación completa teniendo en cuenta todo tipo de inconvenientes y necesidades. (Lea: Qué se debe tener en cuenta al seleccionar un simmental)

 

Empezó con dos vacas y se pusieron a investigar y a conocer de la raza, sus cualidades y virtudes y comenzaron a inseminar y así han ido creciendo poco a poco. La rentabilidad es satisfactoria.

 

El ganado simmental es una raza de doble propósito, sus características lecheras y cárnicas la hace una gran inversión gracias a su capacidad de ganancia de peso rápido. Las ubres tienen una buena conformación, buen tamaño y ubicación, además de una buena conformación muscular y sin excesos de grasa

 

Es una raza que se adapta bien a trópicos altos, a una altura de 1.500 a 2.200 metros sobre el nivel del mar y en cruce como con gyr se adapta bien al trópico bajo pero ya es más orientado a producción de carne.

 

En cruces con razas lecheras aporta muy buena rusticidad y cualidades en los aplomos, así como el tamaño. En los cruces cárnicos favorece mucho el desarrollo porque es un ganado precoz, así como en ganancia de peso y pigmentación porque comercialmente se fijan mucho en el color del ganado.

 

Gracias a su ganancia de peso y su precocidad los terneros de esta raza son ideales para empezar con una finca ganadera. El destete se debe hacer entre los siete y ocho meses y ellos continúan con una curva de crecimiento constante por lo que los hace ideales para realizar cruces con diferentes razas bovinas y mejorarlas. (Lea: Conozca las bondades del ganado Simmental)

 

El mercado de la leche a veces se pone difícil en materia de comercialización y por eso se inclinaron por la cría y levante de estos animales que son dóciles y el negocio es más rentable que la leche y con menos complicaciones.

 

Además, al referirse a la raza aseguró que “o que el simmental coja lo mejora hasta a un jersey le da volumen cárnico y a un holstein también lo mejora”.

 

En la finca las vacas dan entre 18 hasta 25 litros, lo cual es un promedio aceptable para el mercado.

 

Se tienen destetos de 8 meses con 250 a 280 kilos en el caso de los machos y las hembras salen con 20 o 30 kilos menos.

 

Para la carne se pueden conseguir toretes de dos años en 500 kilos, bien levantados y con buena alimentación, suplementados. Para la cría las novillas están sirviendo a los 18 meses con un peso muy aceptable.

 

Son animales que dan leche de muy buena calidad y en gran cantidad si están bien alimentadas. Ellos aprovechan la leche para levantar las crías

 

Cuando están en producción se van vendiendo por lo que no llegan hasta el estado final pero si tuviera que llegar hasta eso también daría buena rentabilidad por ser un ganado muy precoz, afirmó. (Lea: Asosimmental estructuró la base genómica de la raza)

 

Las praderas las manejan de forma alterna de tal manera que cuando el pasto está para cosechar se mete el ganado y se le va corriendo de 2 a 3 metros al día de acuerdo con la necesidad y el número de animales que se tengan.

 

Con el estiércol se fertiliza el pasto por lo que no recurren a abonos químicos. Suplementan con torta de palmiste y cebada, al igual que pasto picado y heno.

 

Las vacas están todo el día en pastoreo y se recogen a la una o dos de la tarde y los terneros se manejan en estabulados la mitad del tiempo y la otra mitad en potrero.

 

Estabulan en sistema de invernadero lo cual favorece a los animales por temas como la temperatura y tienen la comida a la mano sin tener que ir a buscarla.