Cerveza y gaseosa, bebidas que sirven para crear biocombustibles

Por: 
CONtexto Ganadero
10 de Marzo 2014
compartir
biocarburantes Colombia
Los biocombustibles disminuyen la emisión de gases a la atmósfera. Foto: CONtexto Ganadero.
La tecnología avanza cada día más y con ella se dan resultados favorables para la conservación de los recursos naturales. ¿Quién creería que las gaseosas y cervezas tendrían la opción de ser aprovechadas para generar biocombustibles?
 
Investigadores de la Universidad Nacional del Litoral, UNL, en Argentina, diseñaron un modelo innovador para tratar los efluentes de la industria de las gaseosas y cervezas para conseguir biocombustibles y vinagre.
 
El trabajo que adelantan los argentinos consiste en recoger las cervezas y gaseosas que se descartan para el consumo humano por defectos en las botellas y que terminan en la basura.
 
Miguel Isla, director de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la Facultad de Ingeniería de la UNL, está a la cabeza del proceso de extracción de etanol de la gaseosa y de bioetanol de la cerveza. (Lea: Descubren bacterias de desechos agrícolas para elaborar biocombustible)
 
“No es tan simple ya que, por ejemplo, una gaseosa azucarada tiene unas 250 veces más poder contaminante que un efluente cloacal. Ello se debe al azúcar que contienen; en el caso de las cervezas, la carga contaminante se debe al alcohol etílico”, señala un comunicado de la Agencia para la Difusión de la Ciencia y la Tecnología, Dicyt.
 
Isla informó que se patentó el proceso de tratamiento que comienza con la valoración de los residuos de los líquidos para lo que se necesita el apoyo de la industria.
 
De la cerveza, explicó que se podrá sacar el etanol mediante la destilación. “Se aplica calor, se va el alcohol, uno lo condensa y lo recupera. Opción que se asegura permite hacer una recuperación parcial, y si bien la carga orgánica contaminante disminuye significativamente al extraer el alcohol, el 95 % del volumen aún requiere tratamiento”.
 
De las gaseosas se puede conseguir bioetanol fermentándolas con levaduras, lo que se hace con una composición de 10 a 12 % de azúcar.
 
El azúcar se transforma en alcohol a razón de 0,5g de alcohol por cada gramo de azúcar que se fermenta. Entonces, de una gaseosa se puede obtener una solución de alcohol al 6 %”, indicó el experto en una publicación de www.energias-renovables.com.
 
En Colombia, país productor de palma de aceite, se desarrollan biocombustibles con esta materia vegetal. (Lea: Los biocombustibles alzan vuelo en Colombia
 
“Es un efecto positivo para el sector de la palma en Colombia, implica que como pocos sectores del agro, la palma y el aceite de palma están creciendo, trayendo consigo todos los beneficios que esta agroindustria genera alrededor de la sostenibilidad”, dijo Carlos Alberto Graterón Santos, director técnico de la Federación Nacional de Biocombustibles de Colombia, Fedebiocombustibles.
 
De acuerdo con un estudio elaborado por el Ministerio de Minas y Energía y elaborado por The Swiss Federal Laboratories for Materials Science and Technology, EMPA, de Suiza, el Centro Nacional de Producción Más Limpia y Tecnologías Ambientales Medellín, CNMPL, y la Universidad Pontificia Bolivariana, seccional Medellín, los biocombustibles colombianos tienen más rendimiento y desempeño que otros elaborados en distintos países.
 
El estudio muestra que la reducción de gases de efecto invernadero disminuye 40 % con los biocombustibles colombianos, adelanto que se podrá ver reflejado en la exportación de biocombustibles sostenibles.