Conozca la Estrategia para la Ganadería baja en Carbono de Costa Rica

Por: 
CONtexto ganadero
05 de Abril 2018
compartir
Estrategia para la Ganadería baja en Carbono, Costa Rica,  Luis Felipe Arauz Cavallini Ministro de Agricultura y Ganadería, reducción de las emisiones de Gases de Efecto, aumento de la captura de carbono en la finca, adaptación al cambio climático, mejorar la productividad de la ganadería, CONtexto ganadero, ganadería Colombia, Noticias ganaderas Colombia
Estrategia para la Ganadería baja en Carbono promueve prácticas que al aplicarlas integralmente reducen las emisiones de Gases de Efecto Invernadero por unidad de producto, aumentan la captura de carbono en la finca, mejoran la adaptación al cambio climático y mejoran la productividad, señala Luis Felipe Arauz Cavallini Ministro de Agricultura y Ganadería de Costa Rica. Foto: Youtube.com
Luis Felipe Arauz Cavallini Ministro de Agricultura y Ganadería de Costa Rica, explica en pocas la actual política agropecuaria de su país, la cual está enfocada en acciones para contrarrestar el efecto de la ganadería de carne en el cambio climático, debido a la elevada producción de gases de efecto de invernadero.
 
Costa Rica ha venido desarrollando la Estrategia para la Ganadería baja en Carbono con apoyo de fondos internacionales y de FUNDECOOPERACIÓN.
La estrategia promueve prácticas que al aplicarlas integralmente reducen las emisiones de Gases de Efecto Invernadero por unidad de producto, aumentan la captura de carbono en la finca, mejoran la adaptación al cambio climático y mejoran la productividad. Entre ellas destacan:
 
1. Uso de pastos mejorados, de mejor digestibilidad, rápido crecimiento y raíces profundas, con lo cual se reducen las emisiones de metano, se aprovecha mejor el fertilizante reduciendo las emisiones de óxido nitroso, y se captura carbono en el suelo.
 
2. Aumento de la arborización de los potreros, con lo cual se captura carbono y se provee sombra para los animales reduciendo el estrés térmico, como medida de adaptación al cambio climático.
 
3. Pastoreo rotacional para permitir una rápida recuperación del pasto.
 
4. Mejor uso de los fertilizantes.
 
Todo lo anterior, acota el ministro Arauz Cavallini, debe mejorar la productividad.
 
¿Cuáles son los resultados?
 
El modelo anterior se ha replicado en alrededor de 90 fincas piloto distribuidas en las principales zonas productoras del país, en las cuales se miden:
  • las emisiones de gases de efecto de invernadero (principalmente metano y óxido nitroso, expresados como equivalentes de dióxido de carbono),
  • la captura de carbono en árboles y en suelo, y
  • la productividad tanto de carne como de leche.
Lo observado hasta ahora indica que la finca ganadera tiene una captura de carbono superior a las emisiones de los animales, y que la productividad, lejos de disminuir, aumenta. Se destruye así el mito de que la reducción de emisiones reduce la productividad.
 
Ganadería baja en carbono y financiamiento
 
Conociendo que esta estrategia funciona en lo ambiental y en lo económico, se ha incluido el financiamiento a la ganadería baja en carbono dentro del programa de financiamiento ganadero aprobado por el Sistema de Banca para el Desarrollo, como una herramienta de política pública para fomentar la ganadería sostenible.
 
El avance del país en este tema también queda de manifiesto en dos ejemplos concretos: Finca Santa Fe en Turrialba y Finca Don Fernando en San Carlos, ambas certificadas Carbono Neutral.
 
Estas fincas han implementado las prácticas anteriores, y otras más, y marcan un derrotero a seguir por el sector ganadero nacional.
 
La comunidad internacional se ha mostrado interesada en conocer nuestros avances en el tema.
 
Costa Rica ha sido un laboratorio viviente y ha demostrado al mundo que sí se puede producir eficientemente y al mismo tiempo aspirar a la carbono neutralidad en la actividad pecuaria.
 
El ministro señala que su país está cerca de ser autosuficiente en producción de carne y es superavitaria en lácteos, con productores nacionales que aplican un modelo productivo bajo en emisiones, razón por la que nos señalan en los Foros Globales sobre ganadería y cambio climático como un ejemplo a seguir.