¿En Colombia es más barata la leche que el agua?

Por: 
CONtexto Ganadero
16 de Enero 2015
compartir
precio de la leche y del agua
La leche que consumen los colombianos es una de las más costosas del mundo. Foto: CONtexto Ganadero.
El precio de un litro de leche entera varía según marca y sitio en el que se compre, oscilando entre los $2.000 y $2.500. Por una botella con agua se pagan actualmente entre $2.000 y $2.300. Esa tendencia, normal en Colombia, se comenzó a observar ahora en el Reino Unido.
 
Según varios medios británicos, "la guerra entre mercados" ha puesto a la par el precio del litro de leche y la botella de agua desde 2014, hecho que conviene al consumidor pero no al productor a quien la industria adeuda pagos de meses atrás. 
 
Las cadenas industriales lácteas han bajado el precio del litro de leche a 43 peniques y comparan el valor con los 44 peniques que cuesta una botella de agua.
 
La caída en el precio de la leche al consumidor comenzó cuando las industrias británicas reaccionaron ante el auge de las cadenas alemanas Aldi y Lidl, que lograron atraer una gran cantidad de clientes por sus grandes descuentos. (Lea: Claves para que sus vacas rompan récords en producción de leche)
 
“No sabemos cuánto tiempo va a durar la desaceleración en el mercado y somos conscientes de que para cientos de productores va a ser muy complicado encontrar un hogar para su leche”, afirmó Jim Paice, presidente de First Milk a The Guardian.
 
La situación se vive en Colombia hace varios años
 
En Colombia no es una novedad encontrar bebidas gaseosas y al agua compitiendo en precio con la leche. (Lea: Sector lechero, uno de los más golpeados con Reforma Tributaria)
 
“Producto como las gaseosas, que no tiene proteínas y no representan un mejor valor nutricional que la leche, en Colombia hace más de 20 años son más costosas que el lácteo. Y las aguas, si hoy día no han superado el precio de la leche no demoran en hacerlo como en el Reino Unido”, afirmó Juan Bernardo Villegas, presidente de la Cámara Gremial de la Leche en Colombia.
 
Villegas explicó que el precio casi igual o superior del agua frente a la leche se debe a un tema de “política pública”, en la que se busca que el lácteo esté a disposición del consumidor por sus valores nutricionales y se ha dejado a la industria de las gaseosas y otras bebidas con más libertad a la hora de fijar su valor por no ser de primera necesidad.
 
Agregó que como punto de quiebre el sector ganadero de leche sigue en crisis por el alto costo de los insumos y las dificultades en infraestructura, pese a la fortaleza del país que cuenta con un sistema de producción pastoril.
 
“Estamos en una situación muy grave, a pesar de que estamos sin arancel con el maíz, este está a un precio que no se puede dar a la vaca por el valor del dólar. Los ganaderos se siguen quebrando por el precio alto de insumos y cada día es un negocio menos interesante”, resaltó el presidente de la Cámara Gremial de la Leche.
 
Óscar Cubillos Pedraza, economista y coordinador de la oficina de planeación de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, cree que la leche en Colombia es costosa para el consumidor igual que el agua. (Lea: Las heladas amenazan la ganadería en el Altiplano Cundiboyacense)
 
“Ambos son productos costosos para el consumidor”, mencionó al argumentar que la industria paga al productor el litro de leche de acuerdo a una determinación gubernamental, pero las empresas lácteas luego de acopiarla, junto con los intermediarios (grandes superficies), cobran al cliente por el producto sin ningún tipo de regulación y por eso el lácteo nacional es uno de los más cotosos del mundo.
 
En cuanto al agua, Cubillos dijo que se piensa que está disponible con solo abrir la llave en cualquier parte, pero la industria comenzó a ofrecer agua con gas y otros valores agregados para sustentar el costo elevado que se paga por ella.