Ganadero, haga uso racional de los fármacos para animales

Por: 
CONtexto Ganadero
17 de Junio 2014
compartir
fármacos en la ganadería
El clembuterol es un fármaco con restricción de uso en las ganaderías de México y Colombia. Foto: CONtexto Ganadero.
En Tehuacán, México, se suspendió el área de sacrificio de ganado bovino, luego de una inspección de rutina en la que se encontró un fármaco prohibido en animales de consumo humano.
 
La revisión estuvo a cargo de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, Cofepris, que en un frigorífico halló un seropositivo al medicamento clembuterol prohibido por la autoridad de salud animal del país azteca.
 
Cofepris informó que se revisaron 40 animales con un hallazgo positivo al fármaco, sin conocer la procedencia del bovino con residuos de la molécula clembuterol. (Lea: Antiparasitarios deben salir del cuerpo de las reses antes de su ordeño o faena)
 
Pioquinto Apolinar Leyva, regidor de Servicios Públicos Municipales, manifestó en el medio www.elmundodetehuacan.com que “esta situación no es responsabilidad directa de la dependencia, sino de los productores que alimentan a su ganado con sustancias prohibidas y dañinas para los humanos”.
 
Guillermo Alarcón, profesional de la coordinación administrativa de la subgerencia de salud y bienestar animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán-FNG, manifestó que el clembuterol también tiene uso restringido en Colombia y se trata de una molécula utilizada para relajar las reses durante el periodo de partos.
 
Un estudio de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Autónoma del Estado de México describe que la carne vistosa, más roja, con menos grasa, que se vende en supermercados puede tener clembuterol.
 
Arturo Olguín, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios Especialistas en Bovinos explicó que el químico “actúa a nivel de los receptores adrenérgicos, derivando la energía de los alimentos y de la lipólisis hacia la síntesis proteica muscular de grasa en la canal de ovinos  y bovinos, es decir, disminuyen grasa y aumenta el engorde de los novillos".
 
El profesional de Fedegán-FNG mencionó que el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, como autoridad sanitaria, tiene un plan para rastrear y monitorear los residuos de moléculas en ganado de carne y leche en las fincas y plantas de beneficio.
 
En atención a eso, se busca conocer si la ganadería colombiana deja residuos de algunos químicos en los productos que luego se consumen, debido a que no deberían aparecer en el producto final. (Lea: La metritis bovina se puede curar sin antibióticos, señala estudio)
 
Los anabólicos trembolona, zeranol, usados en partos de vacas; la hormona 17 beta estradiol, en la sincronización del celo; y el antibiótico cloranfenicol son otros conocidos en el munto entero con restricción de uso en Colombia.
 
Lo relevante para Alarcón es que la ganadería haga uso “racional” de cualquier medicamento y químico que pueda afectar la producción de leche y carne.
 
Además que se consideren los tiempos de expulsión de los medicamentos del cuerpo del bovino antes de su ordeño o faena.