Heces de perros transmiten enfermedad al ganado bovino

Por: 
CONtexto Ganadero
31 de Octubre 2014
compartir
neosporosis BOVINA
La neosporosis es la enfermedad que ataca al ganado y es transmitada por contacto con agua o pastos contaminados con heces de caninos. Foto: CONtexto Ganadero.
El ganado bovino que ha tenido contacto con heces de los perros puede padecer de una de las enfermedades reproductivas más peligrosas, especialmente por las implicaciones económicas que implica para el negocio.
 
La neosporosis es la patología bovina en la que los caninos tienen injerencia: cuando un perro se come la placenta o los fetos de las reses y luego deja sus heces en fuentes hídricas o pasturas, se corre el riesgo de que transmitan el parásito neospora caninum a los rumiantes. 
 
La enfermedad reproductiva está presente en todas las regiones del mundo. En Argentina, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, Senasa, alertó a los ganaderos por su presencia en los hatos.
 
Se “informa a los productores sobre la importancia del manejo sanitario de su establecimiento y su saneamiento”, expresó el Senasa a través de su página web. (Lea: Levante de vacas y toros, negocio para ganaderos fuertes)
 
Colombia no es ajeno a casos de neosporosis. Guillermo Alarcón, profesional administrativo de la subgerencia de Salud y Bienestar Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, dijo que entre 2005 y 2009 el sistema oficinal de sanidad tomó muestras de sangre a 2.516 animales del país y 922 dieron positivo a la enfermedad, cifra correspondiente al 37 %.
 
Los departamentos que reportaron más casos positivos fueron el Valle del Cauca, Quindío, Caquetá, Arauca y Antioquia.
 
Con esto, afirmó Alarcón, queda demostrado que la patología ataca a bovinos en cualquier zona, independiente de su condición climática. Lo más relevante es implementar un plan de prevención basado en la vigilancia de los perros cuando las reses están preñadas.
 
Alarcón manifestó que es común ver en las ganaderías nacionales a los perros consumir la placenta o los fetos de las vacas porque muchas veces el productor no se da cuenta del nacimiento de una cría o de un aborto. (Lea: Sanidad en el hato, herramienta para evitar males reproductivos)
 
La neosporosis causa muerte embrionaria y neonatal. Impacta la producción de leche porque afecta la reproducción. Los animales disminuyen su peso”, manifestó  el profesional de Fedegán-FNG.
 
La invitación es a que los productores tomen precauciones al respecto y entiendan es la medida que evita la propagación de la patología, sin descartar, según recomendó el Senasa, la realización de un diagnóstico serológico a los animales para evitar que las reses positivas a la prueba se reproduzcan por el inminente riesgo de aborto. Esto es importante porque los síntomas de la enfermedad se perciben cuando las vacas quedan preñadas.