La ganadería de carne de Colombia puede aprender de Paraguay

Por: 
CONtexto Ganadero
16 de Febrero 2016
compartir
carne Paraguay
Colombia debe crear políticas de repoblamiento bovino para competir en el mercado de las exportaciones de carne de res. Foto: www.emol.com / www.infolatam.com.
Paraguay es uno de los principales exportadores del alimento animal en el mundo. En 2015, por ejemplo, amplió su mercado a 4 nuevos países y en 2016 comenzó la venta de animales en pie a Bolivia.
 
Marcos Medina, viceministro de Ganadería de Paraguay, dio a conocer a medios de su país, que la empresa La Talas comercializará animales en pie a Bolivia este año. La consecución del logro comercial se deriva de las políticas de promoción del sector pecuario, con base en el mejoramiento de la genética animal. (Lea: 3 razones de la disminución del inventario bovino nacional)
 
 “La ganadería paraguaya ya tiene un reconocimiento regional ganado y hay un mercado potencial para la genética. Paraguay hoy está exportando tecnología y conocimiento y es el resultado de años de inversión y de trabajo que realizó el sector ganadero”, expresó el viceministro de Ganadería a www.lanacion.com.py.
 
Paraguay es el quinto exportador de carne en el mundo con más de 800 mil toneladas comercializadas en 2015, cifra que duplicó respecto de 2014, de acuerdo al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. 
 
Colombia, pese a que ha obtenido apertura comercial para la carne de res en nuevos mercados, solo exportó 9.411 toneladas del producto, despojos y vísceras en 2015; además es un país con más de 46 millones de habitantes frente los 7 que habitan en suelo paraguayo.
 
Teniendo en cuenta este panorama, Colombia puede aprender de sus vecinos las estrategias con las que la ganadería de carne podría ganar terreno en el exterior, por medio de la venta de volúmenes superiores de la proteína y a un mejor precio.
 
En ese sentido, Ignacio Amador Gómez, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Cárnicas, Asocárnicas, aseguró que se debe formular una política de repoblamiento bovino, que responda a eventualidades como la sequía que en los últimos años ha provocado la caída del inventario nacional, lo que pone en riesgo el cubrimiento de la demanda nacional y externa.
 
“Debemos trabajar en el crecimiento del hato nacional. Las estadísticas muestran que ha habido descenso hace unos años y si no hay cabezas para los mercados, la demanda será abordada por otras especies como pollo y cerdo”, apuntó Amador Gómez. (Lea: 6 frigoríficos colombianos serán elegidos para exportar carne a EE.UU.)
 
Tal propuesta se lograría con una política de mejoramiento de las tasas de reproducción de hembras y manejo integral de terneros.“La producción de cría es menos rentable y se debe mejorar e incentivar para tener el repoblamiento animal”, sugirió Amador Gómez.
 
El cumplimiento de estas recomendaciones en Colombia se harían viables, si en primera medida, agregó, desde el Ministerio de Agricultura y con el apoyo de los gremios se jalonaran créditos a largo plazo y a bajas tasas de interés a favor de los ganaderos, que de ese modo estarían dispuestos a tener más bovinos de carne en sus predios.
 
Juan David Peláez Martínez, director técnico de la Asociación Angus & Brangus de Colombia, afirmó que una eventual mejora en la producción ganadera de carne en el país y de la posibilidad de exportación depende de “la política del Gobierno y del manejo sanitario”.
 
Aunque el país es libre de fiebre aftosa con vacunación, esta condición no ha sido reconocida en varios mercados. “La sanidad del país es una limitante muy seria”, aclaró Peláez Martínez. 
 
En tanto, la responsabilidad sobre el esfuerzo de ser un país competitivo en producción y comercio de carne cobija, a su parecer, al Ministerio de Agricultura, el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA; y la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán. “Hay que tratar de abrir esas puertas que aún no se han abierto completamente por temas sanitarios y de relaciones políticas”, enfatizó.
 
El directivo de la Asociación Angus y Branguas agregó además que en Paraguay se han convertido en "actores importantes" en producción y exportación de carne porque usan razas especializadas en carne y han trabajado en el mejoramiento genético animal. 
 
Para Peláez Martínez, la introducción de genética de animales Angus y Brangus, desde el norte de Argentina hasta Uruguay y Paraguay, los convirtió en mercados competitivos, si se valora que las hembras de estas razas logran su primer servicio a una edad temprana, paren más crías y los novillos se envían a sacrificio más jóvenes.
 
“Hay que entender que el mundo busca carne especializada y con características de calidad”, indicó Peláez.
 
Escuche a Juan David Peláez Martínez
 
Otro factor que debe aprender la ganadería de Colombia de Paraguay es asegurar la conservación de agua y forrajes de calidad en los predios. El director técnico de la Asociación de Angus y Brangus manifestó que se apoya desde la entidad gremial a los productores en todo lo relacionado con alimentación. 
 
Pablo Caputiconsultor internacional en carne de Paraguay, señaló que Colombia es un gran productor de carne de res y se puede convertir en un gran exportar, para lo cual se debe sacar provecho de las razas que más se asientan en el país, como la cebú Brahman.
 
Andrés Fernando Arenas Gamboa, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú, Asocebú, manifestó que los novillos Brahman son los que más se destacan en el país por su gran adaptabilidad al trópico nacional, valor fundamental en el negocio pecuario de carne.