Brangus, una raza de éxito entre los ganaderos de Puerto López

Por: 
CONtexto Ganadero
12 de Febrero 2015
compartir
Brangus en Colombia
Un modelo exitoso es la finca La Gloria, en ella hay 100 vientres brangus obtenidos gracias al programa de Fedegán. Foto: Héctor Pachón / Fedegán.
Desde 2009, 5 productores de la región decidieron apostarle a Embriogán, una iniciativa de Fedegán en la que dispusieron 200 reses para que fueran sincronizadas con 80 embriones de la especie provenientes de Argentina. 6 años más tarde, 3 de ellos le siguen apostando a la especie ante sus buenos resultados.
 
En el marco de una Gira Técnica Internacional organizada en 2009 por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, que tuvo como destino Argentina y Uruguay, el presidente de la entidad, José Félix Lafaurie, logró un convenio con una empresa pecuaria que se animó a trasferirle tecnología a los productores colombianos. (Lea: Consejos para hacer mejoramiento genético con ganado holstein)
 
Tras ese acuerdo, 5 empresarios de Puerto López, Meta, accedieron a que la nueva genética de raza brangus fuera usada con sus reses brahman blanco, especie común entre quienes se dedican a la producción pecuaria en esa zona del país.
 
6 años después de que los embriones fueron ubicados en 200 hembras receptoras, los resultados siguen sorprendiendo a 3 de los 5 ganaderos que actualmente continuan trabajando con esta raza, debido a que los niveles de rendimiento que han obtenido son superiores en comparación con lo que lograban con solo el ganado brahman.  (Lea: Cruce Ganadero, la app para tener la mejor genética en su predio)
 
Héctor Pachón Pachón, profesional en Gestión de Proyectos Estratégicos para Fedegán, en Villavicencio, reveló algunos datos comparativos entre los semovientes brahman y brangus, en los que se ven los beneficios que ha generado la nueva especie.
 
“Por ejemplo en materia de ceba se llevan 6 meses de diferencia. Los brangus cebados entre 26 y 28 meses tienen un peso que está alrededor de los 450 kilos y 520 kilos, en tanto el brahman logra ese peso a los 32 meses; al destete pasa algo similar. El ejemplar cebú pesa 170 kilos mientras que la especie introducida alcanza los 220 kilos. Esos números hacen la diferencia y generan optimismo entre los productores que creyeron en el programa Embriogán”, manifestó Pachón Pachón. (Lea: Buscan 50 ganaderos interesados en mejoramiento genético)
 
El funcionario del gremio señaló también que del primer parto salieron varios toros y hembras, de los cuales muchos todavía están trabajando bien y brindando buena genética, mientras que las receptoras ya van para su tercer parto. Esos indicadores son los que han valorado los productores quienes siguen apostándole a la raza brangus, la cual se logró adaptar a las condiciones de la región y brindar buenos resultados. (Lea: Ganado F1 gana la carrera en genética y producción de carne y leche)
 
6 años en La Gloria
 
Desde que empezó el programa, Manuel Villa, un administrador de empresas pero con amplia experiencia en el sector de la construcción, se aventuró a usar la especies brahman que tenía en su finca La Gloria para que recibieran la genética del brangus argentina y empezar a fomentar la especie en la región.
 
El productor destacó las bondades de la especie y aseguró que para él, la raza brangus es la ideal para la zona, ante la capacidad que tienen los ejemplares de adaptarse y resistir garrapatas, moscas y otro tipo de plagas que las pueden afectar. (Lea: Mejoramiento genético animal, ¿el futuro de la ganadería?)
 
“Los rendimientos del brangus son muy superiores en comparación con el brahman. Por ejemplo, las novillas entran en celo a los 2 años mientras que los machos se ceban a esa misma edad con unos pesos muy altos entre 450 kilos y 520 kilos. En tanto, para obtener ese mismo promedio con la otra raza debía esperar hasta 36 meses, por lo que hay una diferencia considerable”, concluyó Villa.
 
De los 5 empresarios que inicialmente participaron en el programa, 2 de ellos cambiaron de actividad económica. Uno se dedicó al negocio de los árboles, mientras que el segundo se retiró del negocio. De los 3 restantes, uno obtuvo el Premio Nacional a la Ganadería en 2011 y otro más estuvo nominado al mismo galardón en 2012.