La soja, ¿un as bajo la manga para los agricultores?

Por: 
CONtexto Ganadero
17 de Septiembre 2013
compartir
Semillas de soja
El auge de la soja se debe al enriquecimiento de las clases más pobres en Asia Pacífico, algunos países de África y América Latina, por lo cual aumenta el consumo. Foto: Prensa - Fenalce
El auge que vive este cereal en algunos países de Sudamérica, lo posiciona como una alternativa rentable para enfrentar las crisis provocadas por el cambio climático y las agresivas políticas de libre comercio.
 
"En Sudamérica trabajamos para alimentar al mundo", esas fueros las palabras de Gustavo Grobocopatel, un argentino de 51 años quien dirige los destinos de uno de los grupos agroindustriales más poderosos de América Latina.
 
Con esto, Grobocopatel hace referencia al impulso que ha tomado la soja en territorio gaucho durante los últimos años. “Quien critica la soja está contra los pobres que empezaron a comer”, dijo a la agencia de noticias AFP en una reciente entrevista.
 
A pesar de ser el principal productor de trigo en Argentina y no tener una sola hectárea de su propiedad, Grobocopatel impulsó una visión global y estratégica del país y la región, a tal punto que ahora los argentinos consideran que sin la soja el país no hubiera salido de la profunda crisis económica de 2001.
 
Y es que las cifras hablan por sí solas. Solo Argentina, primer exportador mundial de aceite de soja está en condiciones de alimentar a 400 millones de personas, en un país con 40 millones de habitantes, según datos que maneja este hijo de inmigrantes rusos apodado como el ‘Rey de la Soja’. (Lea: Producción mundial de cereales lograría récord histórico en 2013)
 
Asimismo, para este empresario, el auge de la soja es imparable debido a que el enriquecimiento de las clases más pobres de Asia Pacífico, de algunos países de África y América Latina, hace que aumente el consumo y que haya un cambio en los hábitos de alimentación, de cereales o productos más básicos a proteínas.
 
El panorama en Colombia
 
En nuestro país, la soja se utiliza como fuente principal de proteína en la elaboración de alimentos balanceados para animales, pero el sostenido crecimiento del precio internacional y la escasa rentabilidad que generan otras actividades agropecuarias, han hecho que los productores fijen su mirada en este cereal.
 
Según cifras de La Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas, Fenalce, a diciembre de 2012, la superficie sembrada con soja superaba las 24 mil hectáreas y la producción anual cerró en más más de 50 mil toneladas, lo que equivale a un aumento del 10% año tras año desde 2009.
 
A su vez, el consumo de este producto en Colombia ascendió a 420 mil toneladas en 2010, lo que muestra un crecimiento de 1,88% promedio anual en las 2 décadas comprendidas entre 1990-2010.
 
Sin embargo, Henry Vanegas, presidente de Fenalce, ha hecho advertencias sobre la inexistente política agropecuaria del Gobierno y la 'masacre' que se viene con la entrada en vigencia de nuevos TLC. (Lea: Presidente de Fenalce criticó la falta de políticas para el sector)
 
“Nuestros productores están buscando otras labores en el campo porque las importaciones de maíz y trigo están haciendo inviable la actividad y en el ambiente actual la soja puede mantenerse, pero difícilmente crecerá”, concluye Vanegas, de Fenalce.