raza normando
Foto: Fedegán FNGSi bien la normanda es la tercera raza lechera en Francia, su población en este país está en declive. En cambio, en Colombia sigue en constante crecimiento.

Cargando...

En Francia el inventario de ganado normando ha caído, mientras que en Colombia sigue creciendo

Por CONtexto ganadero - 19 de Abril 2023

Si bien la normanda es la tercera raza lechera en Francia, su población en este país está en declive. En cambio, en Colombia sigue en constante crecimiento.

Si bien la normanda es la tercera raza lechera en Francia, su población en este país está en declive. En cambio, en Colombia sigue en constante crecimiento. Desde hace varios años, nuestro país es reconocido por albergar el mayor número de bovinos normando en el mundo después de Francia.


Según un reporte del medio francés Actu, aunque sigue siendo la tercera raza lechera en Francia, la vaca normanda está en declive. Ella es la imagen de la región Normandía y, sin embargo, la vaca normanda puede estar en peligro, pues ha perdido el 33 % de su inventario entre 2009 y 2019.

Si el declive es ahora menos vertiginoso y también hay más ejemplares en otros países europeos y en Suramérica desde finales del siglo XIX, no deja de causar preocupación entre los criadores en Francia. (Lea: La raza Normando es la tercera más importante de Colombia)

El rebaño total de la raza normanda (machos, hembras y todas las edades combinados) probablemente ascendía a 4 millones de cabezas en 1930. Pero al igual que otras razas locales, la normanda enfrentó una dura competencia a partir de los 70 con la raza holstein, cuyos grandes volúmenes de producción atrajeron a muchas granjas de todo el mundo.

Pascal Orvain, presidente de la Asociación de Criadores de Vacas Normandas (OS Normande), el organismo de selección que gestiona la raza a nivel francés, explicó: «Tuvimos 340 000 vacas de raza normanda en registro de leche en 2009. Debemos estar ahora en alrededor de 220 000 en monitoreo de rendimiento y tal vez 330 000 en total, porque la tasa de penetración de registro de leche es de alrededor del 60 %».

La raza holstein también ha perdido casi el 22 % de su población activa entre 2003 y 2021, pero sigue siendo, con mucho, la raza lechera más común en Francia, con 2,25 millones de cabezas. La segunda raza lechera es la montbéliarde, por delante de la raza normanda. Según el Instituto Francés de Ganadería, estas tres razas principales representan el 90 % de las lecherías calificadas en este país.

El contexto francés general es una caída en los rebaños de ganado, pero «hemos caído más que las otras razas lecheras». La pérdida de capital de las granjas francesas es aún más fuerte: “Cuando las vacas lecheras están en menos del 3 %, las vacas para producción de carne están en menos del 5 %». El objetivo del presidente de la raza es, por lo tanto, «frenar ya este declive».


La solución al declive del normando

Gracias a varios factores, la caída ha sido menos significativa en los últimos años. En la actualidad, muchos criadores (cualquiera que sea la especie) están comprometidos con revivir las razas patrimoniales y reciben ayuda en esta dirección. Las organizaciones de numerosos productores de lácteos y quesos con Denominación de Origen Protegida (DOP) en Francia contribuyen en este propósito. Este es el caso de la mantequilla y nata DOP de Isigny, que se basa en la raza normanda.

Desde 2017, la región de Normandía ha puesto en marcha un dispositivo para la «normandización» del ganado. Una segunda fase de este sistema se abrió en julio de 2022, en conexión directa con las cooperativas lecheras para acelerar el apoyo. (Lea: ¿Por qué un ganadero debería enamorarse de la raza Normando?)

El desarrollo de este régimen de ayuda regional «comenzó con una reunión de queseros DOP», recordó Orvain. Y continuó: «Muchos criadores pensaron que estaba reservada para aquellos en DOP y orgánicos. También había muchas restricciones que ahora se han eliminado».


Leche y carne de renombre

La raza normanda tiene la ventaja de ser doble propósito, es decir que se valora tanto su leche como su carne. Por un lado, su leche tiene alto contenido de grasa y proteína, así como beta-caseína y kappa-caseína, por lo cual es más preferida por los queseros. Un litro de leche de vaca normanda rinde más queso que un litro de leche de raza clásica.

Por otro lado, la carne de raza normanda destaca por su ternura y marmoleo. También es una importante fuente de valoración. OS Normande está trabajando con el Instituto Nacional de Origen y Calidad en Francia para obtener una carne normanda tradicional STG (Especialidad Tradicional Garantizada). El lanzamiento se espera durante la competencia nacional que tendrá lugar en julio.


La raza normando en Colombia va en crecimiento

Jorge Ruiz Forero, gerente de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Normando (Asonormando), destacó que la raza continúa creciendo en nuestro país desde que fue introducida en el siglo XIX, así como la asociación, que celebra su aniversario 80 el próximo año.

«La raza ha venido mejorando en los últimos 15 años y eso se ve repercutido en el volumen de leche que ha venido aumentando por la calidad genética de los animales. (…) De eso depende la nutrición, pero vacas que eran de 14, 15 litros, ahora dan 20, 21 litros. El mejoramiento genético a nivel de ubres ha dado estos buenos resultados», indicó.

El dirigente resaltó la calidad composicional de la leche de la raza normanda, especialmente por la beta-caseína y kappa-caseína, como mencionó el líder de la asociación francesa. En general, la leche de estas vacas es altamente solicitada por la industria, que compra el litro hasta en $2700.

En Colombia, la raza ha crecido especialmente en las zonas de lechería especializada, sobre todo en el sur del país. Ruiz Forero comentó que tradicionalmente el mayor número de animales está en Cundinamarca, Boyacá y Nariño, pero en los últimos años muchos productores en Nariño han adquirido ganado normando.

Además, Asonormando no solo trabaja directamente con sus asociados para llevar registros en los libros genealógicos de la raza, sino que también han hecho convenios con las alcaldías para apoyar a pequeños productores en mejoramiento genético y así elevar su producción de leche.

«Nosotros tenemos una parte gremial y otra comercial. En la parte gremial, atendemos a 131 asociados en 11 departamentos, así como a las alcaldías municipales, donde atendemos un promedio de 3500 productores al año, a través de capacitaciones, porque son futuros asociados. (…) Con ellos llevamos una continuidad en el proceso y es lo que hemos visto, que el pequeño productor ha venido creciendo y los resultados son palpables», precisó.

Además, mantienen comunicación permanente con las asociaciones de la raza a nivel mundial, especialmente de su país de origen, Francia. Asonormando ha hecho un trabajo reconocido por este país y por otros, y Colombia no solo se destaca por tener el mayor inventario de ganado normando después de Francia a nivel mundial, sino por apoyar a otros países en consolidar su inventario.

«Brindamos apoyo técnico a países como Venezuela, Perú, Ecuador, Bolivia y Uruguay. Estamos haciendo este soporte a través de técnicos capacitados en Colombia para promocionar la raza en estos países. Y con Francia tenemos un contacto directo y permanente, pues allá se capacitan técnicos colombianos y al mismo tiempo, los franceses vienen a conocer el trabajo que se hace aquí», resaltó.

Aunque no hay cifras exactas, desde hace varios años se afirma que en Colombia habría más de 1 200 000 cabezas de ganado normando entre puros y cruces. Si el inventario bovino nacional ha crecido con el paso de los años, habría razón para creer que esta cifra de 1 200 000 también habría aumentado. Aunque Ruiz no lo afirmó, esto haría pensar que en Colombia existiría más ganado normando que en su región de origen en Francia.

Sobre la denuncia del presidente de Os Normande, el gerente de Asonormando lamentó que se esté presentando esta situación en Francia, pero apuntó que si Orvain ha manifestado este declive, es porque justamente es una situación que necesita atención.

«Francia ha tenido una situación similar a la de Colombia y en el mundo en general, por los altos costos de los insumos y el bajo pago por la leche (podrían haber causado que) muchos se dediquen a otras actividades como la agricultura y hayan dejado la ganadería a un lado», indicó.

Las más vistas