Maíz: ¿en qué se parecen y en qué se diferencian Colombia y México?

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Julio 2019
compartir
Ganadería, ganadería colombia, Ganadería colombiana, CONtexto ganadero, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, méxico, Colombia, maíz méxico, maíz colombia, diferencias colombia y mexico, semejanzas colombia y mexico, produccion tradiiconal maiz, produccion tradicional mexico, agricultura, agricultura méxico, Agricultura Colombia
Los sistemas de producción tradicional y tecnificado son una de las similitudes entre Colombia y México. Foto: agronegociosintegrados.blogspot.com - iconspedia.com

Bram Govaerts, del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo, CIMMYT, recomienda para el campo colombiano, incursionar en la ciencia de la innovación para que la producción tradicional mantenga la biodiversidad y la tecnificada se concentre en los mercados.

 

Colombia es un país que cuenta con una gran producción agrícola en cultivos de maíz, café y arroz, y sus sistemas de producción tienen unas similitudes importantes con esta actividad en otros países. Conozca las diferencias y semejanzas entre producir maíz en Colombia y en México.

 

El cultivo del maíz es una de las actividades fundamentales en el sector agroalimentario en nuestro país. Este representa una fuente de alimentación para millones de colombianos que lo utilizan como materia prima para sus comidas en la preparación de arepas, mazamorra, entre otros. Por el lado de México, este cereal se ha convertido en un aporte nutritivo que ha tomado mucha fuerza y es la fuente básica en la subsistencia para animales y humanos.

 

Su importancia y aporte en la economía de ambos países lo ha catalogado como un cultivo representativo que ha ido desarrollándose a lo largo de los años gracias al aumento en su consumo.

 

Su producción está dividido entre el maíz blanco y el amarillo. El primero es utilizado para la alimentación humana y el segundo para la fabricación de productos y comidas que hacen parte del sector pecuario.

 

Bram Govaerts, director global de desarrollo estratégico y representante legal para las Américas del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo, CIMMYT, indica que entre las dos naciones hay muchas elementos que se realizan de forma similar y otras en las cuáles uno lleva más ventaja que otros. (Lea: Colombia tendría que importar 5.9 millones de toneladas de maíz para el 2030)

 

Similitudes

 

Según Govaerts, una de las semejanzas es que “tanto México como Colombia tiene dos carriles en su sistema de producción tradicional y tecnificada–, que a veces parecen opuestos pero que son complementarios porque deben aprender el uno del otro”, en el sentido en que hay conocimientos que se pueden intercambiar.

 

Este mismo experto considera que la parte tecnificada puede hacer uso de los puntos claves que se utilizan en el tradicional para volver más sustentable su ejercicio, y así mismo este último puede aprender de los avances tecnológicos para ser más productivo y conectar con mercados para generar mayores ingresos. (Lea: En México proyectan desarrollar soluciones poscosecha para pequeños productores de granos)

 

Diferencias

 

Pero como en todas las cosas, hay algunos contrastes en ambos países como el apoyo de las instituciones que tiene Colombia, pues tanto en la academia como en el sector privado existe un soporte para los trabajadores del maíz.

 

“Otra de las diferencias es que Colombia importa mucho más que México, generando un retraso importante, pues el 74% de la demanda del grano es cubierta con importaciones”, asegura Govaerts.

 

Sin embargo, nuestro país tiene que aprovechar que es líder en su respuesta a los objetivos del desarrollo sostenible en la parte estratégica, por lo que hay que implementar acciones llevadas a la práctica.

 

Finalmente, Govaerts señala que “la recomendación para el campo colombiano es ir por la ciencia de la innovación para que tanto la producción tradicional mantenga la biodiversidad, como la producción tecnificada pueda concentrarse en los mercados, y en este sentido abastecer las necesidades”. (Lea: Maíz: estudian cómo diseñar semillas multirresistentes)