Silos para el ganado ¿con o sin aditivos?

Por: 
CONtexto ganadero
08 de Abril 2015
compartir
aditivo silo
Los aditivos para el silo pueden ser una ayuda o una desventaja si no se saben emplear. Foto: www.salesganasal.com- CONtexto ganadero.
Utilizar aditivos en la preparación de ensilajes puede ayudar a incrementar la calidad del producto que se le suministra a los rumiantes. Pese a eso, algunos ganaderos compran productos comerciales sin asesoría y dañan el alimento.
 
Sergio Mejía, ingeniero agrónomo, Phd en ciencias agrarias e investigador en la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, los aditivos más usados son bacterias ácido-lácticas que aceleran el proceso de fermentación del forraje a ensilar y bajan el Ph a fin de estabilizar el alimento y evitar inconvenientes con otro tipo de ácido como el butílico.
 
Los aditivos son microorganismos que requieren sustratos para alimentarse, pero no son de uso obligatorio, según el experto en forrajes, porque si el pasto a ensilar “tiene buen porcentaje de granos, un maíz con muchas mazorcas, no se aplica”.
 
Anotó que en efecto el mercado ofrece varios productos y la dosis a emplear está sujeta al tipo de aditivo que se compre y al tipo de forraje. (Lea: Todo lo que debe saber del ensilaje para el ganado bovino)
 
Si vamos a ensilar pasto de corte, que no tiene mucho carbohidrato, podríamos usar aditivos porque se justifica. En las leguminosas es casi obligatorio aplicar las bacterias ácido-lácticas”, especificó Mejía.
 
La melaza es el aditivo más común en Colombia y en la actualidad se impone la urea. Con ambos productos se debe tener cuidado, de acuerdo con lo dicho por el investigador, debido a que el primero se usa como sustrato para multiplicar bacterias en el silo y así como alimenta las “buenas lo hace con las malas. Hay que tener cuidado”.
 
Sobre la urea dijo que este nitrógeno sirve de sustrato de microorganismos y mejora la calidad del silo, pero “puede que el Ph del forraje no baje y ahí se tendrán problemas”.
 
Paulo R.F. Mühlbach, miembro del departamento de zootecnia de la facultad de agronomía de la Universidad Federal de Rio Grande del Sur, Porto Alegre, Brasil, en un informe mencionó que “ningún aditivo puede cancelar los efectos negativos de una mala fermentación de los forrajes tropicales causadas por cubiertas plásticas permeables al oxígeno, o por un almacenamiento prolongado a temperaturas sobre los 30ºC”.
 
 Agregó que la utilidad del aditivo en el silo se evalúa en el comportamiento que tenga el animal y para tener certeza sobre la eficiencia del producto se pide una reevaluación del ensilaje para conocer su efecto en todo el hato. (Lea: Informe: 5 clases de silo según su calidad)
 
Mühlbach resaltó que en el mercado ya se encuentran aditivos biológicos y recalcó que para alcanzar la eficacia “cada producto debe ceñirse a la dosis indicada y seguir el método de aplicación descrito”.