Denuncian pérdida de silo avaluado en más de $19 millones

Por: 
CONtexto Ganadero
30 de Octubre 2014
compartir
ensilaje ganado
El ensilaje es un suplemento que se da a bovinos para completar su dieta alimenticia, especialmente en época de sequía. Foto: CONtexto Ganadero.
Parte del ensilaje para ganado bovino entregado a productores del municipio de Majagual, Sucre, afectados por la sequía de los primeros 8 meses de 2014 resultó dañado, según denunciaron afectados a CONtexto ganadero. Los responsables de la donación del alimento niegan las acusaciones.
 
Las 36.7 toneladas de silo empacadas en bolsas de 50 kilos fueron descubiertas en el transcurso de la última semana de octubre por ganaderos de la región en una bodega en la que al parecer no se protegió el alimento donado en agosto pasado por el Ministerio de Agricultura, mediante la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, UNGRD.
  
Los productores se encuentran “molestos e indignados” según informaron a CONtexto ganadero, luego de recibir parte de las bolsas con humedad, enemigo número uno del silo que puede durar almacenado por más de un año en condiciones de cuidado en un sitio sin filtración de agua y en empaques compactos que impidan el ingreso de oxígeno. (Lea: Ganadero ejemplar ya tiene silo para afrontar sequía en Colombia)
 
“Yo solo pude coger pocas bolsas de silo porque lo demás estaba dañado, olían mal”, afirmó Erith Requena, ganadero de la región costera, al explicar que un silo debe su olor desagradable al inadecuado almacenamiento.
 
“Al silo debió entrarle aire”, añadió.
 
Requena dijo que se presume que el silo no podía seguir guardado en la bodega porque el dueño necesitaba el espacio. Tampoco conoce las razones que evitaron la entrega del silo en plena época de verano cuando más lo requerían, como lo fue agosto.  
 
“Ahora estamos en verano, pero ha caído un poco de lluvia”, señaló el afectado.
 
Nadir David Tapia Cárdenas, profesional de gestión productiva y salud animal de Fedegán en Majagual, dijo que varios ganaderos han expresado su inconformidad con lo sucedido y consideró que el silo pudo haber estado almacenado en una bodega “improvisada y sin los mínimos requisitos”.
 
Tapia Cárdenas aclaró que la bodega fue administrada por la Administración de Majagual bajo la supervisión del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, y la UNGRD. (Lea: Bodegas ganaderas hasta marzo de 2015, meta de Fedegán)
 
“El ICA siempre supervisa las bodegas de Fedegán, pero al parecer no tuvo cuidado al revisar esta que tenía alimento donado por la Unidad de Desastres y que administró la Alcaldía”, dijo el profesional del gremio.
 
Enrique Martínez, presidente del Comité de Ganaderos de Majagual, explicó que la solicitud del alimento bovino se hizo al Ministerio de Agricultura en plena época de sequía, el pasado 15 de agosto.
 
“El silo lo guardaron en el corregimiento las Candelarias, en Majagual, desde agosto. Luego vino la lluvia y se dañaron varias toneladas”, aseveró Martínez, que añadió: “Cuando le preguntamos a la persona de Unidad de Riesgo en el municipio sobre el caso no nos dio explicación. Hay inconformismo entre los ganaderos porque esa comida se debió repartir hace tiempo”. (Lea: Valore la calidad de su silo con un microondas y una balanza)
 
La Unidad Nacional responde
 
Fidel Serrano Manjarrez, coordinador de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, en Majagual, negó que el silo se haya deteriorado. Por el contrario, aseguró que en días pasados se hizo entrega de todas las 36.7 toneladas del alimento a ganaderos de la región.
 
A la pregunta de por qué se repartió el alimento en octubre y no en agosto, cuando aún se padecían los efectos de la sequía, Serrano justificó: “en la Unidad de Riesgo me decían que el diagnóstico del Ideam mostraba que el verano fuerte se presentaría en octubre”. Por eso aplazaron el suministro del alimento.
 
De igual forma, señaló que tampoco se entregaría durante este mes porque se han reportado lluvias, pero el dueño de la bodega solicitó el espacio, y se tomó la decisión de repartir el elevado volumen de alimento en lugar de trasladarlo en tractomula.
 
Pese a que el coordinador de la Unidad en Majagual aseveró que él mismo revisó la bodega y corroboró que el alimento llegara en óptimas condiciones, aceptó que algunas personas que bajaron los empaques de silo de la tractomula “les metieron el dedo para romper la bolsa y eso (el silo) tiene un problema y es que no puede coger aire”. (Lea: 5 estrategias para preservar silo de calidad en las ganaderías)
 
Habría pérdida económica
 
La gerencia de Proyectos Estratégicos de Fedegán dijo que una tonelada de ensilaje cuesta entre 190 y $220 mil, según la calidad del alimento.
 
En Majagual afirmaron que se dañaron por lo menos 5 toneladas de ensilaje del total donado. Si es así, la pérdida económica fue de mínimo $19 millones.