Amenaza de invasión a fincas ganaderas en Plato

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Septiembre 2022
compartir
Marcaciones para posible toma de predios
Llegan en motos, demarcan terrenos y hacen señalizaciones. Foto: Cortesia

Según versiones de propietarios y autoridades, una supuesta organización indígena que no pertenece al departamento del Magdalena planea la toma de 4000 hectáreas de tierra fértil.

 

Las invasiones que sistemáticamente se vienen presentando en el Cauca sin control aparente del Estado y encabezado por organizaciones que desafían a las autoridades, parecen haber envalentonado a miles de personas que en todo el país han salido en masa a tomarse por la fuerza propiedades privadas y públicas con la excusa de la manifiesta urgencia de una Reforma Agraria o esgrimiendo dificultades para acceso a vivienda digna y trabajo.

 

A las denuncias en municipios del Cesar, La Guajira, Córdoba, Santander, Risaralda Valle, Huila, Córdoba y Atlántico, se suman ahora las hechas por algunos ganaderos del municipio de Plato, Magdalena, quienes vienen siendo hostigados por un grupo de personas que han amenazado en varias oportunidades con tomarse algunas fincas de la zona rural del municipio.

 

 

Llegan en motos, demarcan terrenos y hacen señalizaciones

 

Un ganadero de la zona que prefirió reservar su nombre por motivos de seguridad, explicó que desde la posesión de presidente Petro y ante la oleada de noticias sobre invasiones en todo el país, personas del mismo municipio y otras de El Difícil han empezado a ejecutar acciones que hacen temer una invasión.

 

“Desde hace 20 días unas personas entre 18 y 20, llegaron a un predio en el municipio de Plato, Magdalena y empezaron a hacer señalizaciones, tipo repartición. El rumor que hay en la zona es que estas personas procedentes de aquí de Plato y de El Difícil, van a invadir 4000 hectáreas en un sector del municipio que se llama la Trocha de los Chivos”, dijo con preocupación.

 

El viernes de la semana pasada las acciones se dirigieron en contra tres predios donde además de las demarcaciones y señalizaciones, se amenazaron a los trabajadores. Esta versión fue corroborada por el alcalde del municipio Jaime Peña Peñaranda en diálogo con una emisora regional. “Efectivamente, en Plato empezaron movimientos para invadir una finca de propiedad del señor José Molina, otra de Rafael Saúl Jaraba y otra más de una persona que hace años fue secuestrada y nunca apareció, todos son ganaderos de tradición en la región”, dijo el burgomaestre.

 

Varios ganaderos de la zona consultados dejaron ver su preocupación ante la falta de atención por parte de las autoridades departamentales, la vehemencia con la que se han venido llevando los hostigamientos y los argumentos que esgrimen, similares a los expuestos en campaña por el hoy presidente Gustavo Petro.

 

 

¿Quiénes son los que quieren invadir?

 

Yefri Molina, administrador de uno de los predios que se mantiene bajo amenaza de invasión, asegura que vive momentos de incertidumbre y preocupación por cuenta de esta situación, además, rechaza de plano las versiones de los invasores que apuntan a que los predios bajo su tutela pertenecen al Estado.

 

“Yo administro la finca de mi tío José Molina y otros predios vecinos que acostumbramos a arrendar para el pastoreo o la siembra, en todos han dejado señales con aerosol y hostigado a los trabajadores. No entendemos por qué dicen que estos predios son baldíos, porque mi familia los ha tenido desde hace más de 80 años. Estas tierras son legados familiares que van pasando de padre a hijo”, manifestó Yefri Molina.

 

El alcalde de Plato confirmó a la emisora Rumba Stéreo de Santa Marta que las fincas donde se han presentado estas personas con intenciones de ocupación ilegal, son propiedad privada, están al día con los impuestos y además, su actividad productiva es constante.

 

De acuerdo con las primeras pesquisas realizadas por la Alcaldía, se pudo establecer que las ocupaciones ilegales estarían siendo promovidas por una organización indígena, no obstante, en la región desconocen de su actuar, pues no se tiene referencia de ella en el pasado. “Serían 400 personas las que estarían perpetrando el despojo, la mitad de ellas cobijadas por organizaciones, al parecer, de indígenas que no pertenecen al departamento del Magdalena”, denunció Jaime Peña Peñaranda.

 

 

Habrá consejo de seguridad

 

El día de hoy 12 de septiembre se llevará a cabo un concejo de seguridad con Oficiales del Ejército Nacional para concertar acciones administrativas y militares tendientes a impedir que las amenazas de invasión se concreten, no obstante, muchos de los ganaderos de la región se muestran su escepticismo, pues, en muchas zonas una vez ejecutadas las invasiones resulta imposible el desalojo.

 

“Tenemos miedo de que se metan en nuestras tierras, porque hemos visto en muchos lugares del país que la recuperación de los terrenos es casi imposible. Tememos también por nuestras vidas, porque no sabemos cuáles son las intenciones de esa gente”, comentó Yefri Molina.

 

Desde la Alcaldía de Plato han hecho un llamado al Gobierno Nacional y Departamental para que en sinergia trabajen para prevenir una invasión a gran escala, porque todas las 4000 hectáreas que se pretenden ocupar ilegalmente producen empleo y son uno de los motores que impulsa la economía regional.

 

“La situación tiene en alerta a toda la Subregión Centro cuya principal actividad económica es la ganadería que se desarrolla en propiedades privadas. La invasión de tierras es un galopante problema social en Colombia que afecta de igual manera la propiedad privada, el desarrollo comunitario, la convivencia ciudadana y el orden público”, puntualizó Jaime Peña Peñaranda.