“Pese a cierre fronterizo, sacrificio ilegal persiste en Cúcuta”: Lafaurie

Por: 
CONtexto Ganadero
19 de Febrero 2016
compartir
José Félix Lafaurie Rivera presidente de Fedegán contrabajdno frontera
El dirigente dijo que la situación afecta la economía, lesiona los intereses de los ganaderos y pone en riesgo el estatus de Colombia. Foto: CONtexto ganadero.
El presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera reiteró que en la frontera sigue rampante un delito que mueve cerca de $300 mil millones. Denunció complicidad de las autoridades venezolanas y pide acciones al Gobierno.
 
6 meses han pasado desde que el presidente venezolano Nicolás Maduro tomó la decisión de cerrar la frontera de su país con Cúcuta. El hecho suscitó toda clase de reacciones y denuncias, que en el caso de la carne siguen sin solución pues las cifras de contrabando y sacrificio ilegal se mantienen estables y sin cambios.
 
Sobre el tema habló José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo del gremio cúpula de la ganadería colombiana, quien como lo ha hecho desde hace varios años denunció que el negocio del sacrificio ilegal mueve una cifra cercana a los $300 mil millones, advirtiendo que se pone en riesgo no solo la salud de los consumidores, sino el estatus sanitario del país. (Lea: Detrás de la crisis)
 
“Al país le interesan más otro tipo de temas, a los que sin restarles importancia, no tienen la gravedad de lo que se deriva del ingreso de animales de contrabando y su posterior sacrificio ilegal. Esa situación afecta la economía, lesiona los intereses de los ganaderos, pone en riesgo el estatus de Colombia como territorio libre de aftosa y lo más importante está en riesgo la salud de las familias que optan por su consumo”, dijo. 
 
El dirigente ratificó que las cifras dadas a conocer por los frigoríficos autorizados en la región evidencian que no hay aumento en el sacrificio y que detrás del ingreso de animales de manera ilegal están las autoridades venezolanas y miembros de las Farc. (Lea: ¿De dónde está saliendo la carne que se consume en Cúcuta?)
 
Lafaurie Rivera aseguró que “han pasado 6 meses y se sacrifican los mismos animales, en Cúcuta no hay desabastecimiento y eso no es normal; nos gustaría pensar que es posible hacer algo más por parte del Gobierno, que tome medidas que garanticen que ese tránsito libre de mafias y estructuras criminales llegue a su fin”.
 
A pesar del esfuerzos de los agentes de orden colombianos, el contrabando sigue campante y esa entrada de bovinos al territorio nacional la comparó el dirigente gremial con lo que aconteció en La Guajira y el ingreso de miembros del grupo guerrillero de las Farc.
 
“Al igual que hicieron en la Guajira las Farc con la supuesta pedagogía armada, este tipo de organizaciones continúan haciéndole conejo al Gobierno, conscientes como son de que acá solo se le presta atención a ese tipo de temas por unos días y luego la opinión pública los deja desapercibidos”, señaló.
 
Para el dirigente gremial es importante que cuanto antes se logre articular un grupo de trabajo que permita identificar los lugares y actores involucrados en estas redes. Considera que no se puede seguir poniendo en riesgo la inocuidad de la carne que se distribuye en la región, la salud de miles de consumidores y un estatus sanitario que le ha costado tantos años de esfuerzos al país y que le ha abierto las puertas de varios mercados internacionales. (Lea: Consumo de carne dañada podría desatar crisis de salubridad en frontera)
 
“Espero que no transcurran otros 6 meses y sigamos en este mismo escenario o incluso en uno todavía más delicado. Se requieren esfuerzos conjuntos y por ello Fedegán está presta a colaborar con aquello que sea necesario, pues no es posible que lo único que pase sea el tiempo, Colombia necesita también que frente al tema pase algo”, remató.