Señor presidente, los ganaderos necesitamos seguridad

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Noviembre 2020
compartir
Ganadería, Colombia, Fedegán, 38 Congreso Nacional de Ganaderos, José Félix Lafaurie Rivera, Iván Duque, deforestación, ganadería colombiana sostenible, leche, lechería, exportaciones importaciones de leche, carne, seguridad, Farc, eln, crédito de fomento agropecuario, ganadería, ganadería Colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas Colombia, contexto ganadero
Soy optimista. No hay mal que dure cien años y la pospandemia llegará sembrada de oportunidades. El mundo necesita carne y, sobre todo, los mercados de Asia Pacífico, con China a la cabeza, afectados por la fiebre porcina y los temores de la pandemia, demandarán carne bovina como una alternativa segura de proteína animal. Foto: Captura youtube fedegan

El presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie, expuso ante el presidente Duque soluciones a dolencias que siguen aquejando al campo colombiano especialmente el tema de la seguridad, así como iniciativas para impulsar el desarrollo de este sector

 

Con una invitación para que los ganaderos siembren el campo con sistemas silvopastoriles y un contundente rechazo a las narrativas perversas que quieren endilgarle todos los males a la ganadería, el presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, abrió el 38 Congreso Nacional de Ganaderos.

 

El dirigente gremial destacó el eslogan de la cumbre: “Una ganadería para el cambio” y expresó que no es una frase de cajón sino “una consigna para la acción y un reto hacia el mañana”. Además, reconoció que la actual pandemia exige la producción sostenible e inocua de alimentos y es un reto para el sector agroalimentario en los mercados locales y globales, al tiempo que rechazó las narrativas que acusan a la ganadería como gran culpable de la emisión de gases de efecto invernadero.

 

Así mismo se mostró indignado por las continuas acusaciones que se hacen contra el sector endilgándoles a los ganaderos el calificativo de deforestadores cuando realmente es el narcotráfico el que tumba monte y árboles para cultivos ilegales.

 

Respecto a ganadería sostenible, Lafaurie Rivera invitó al presidente de la República, Iván Duque Márquez, a que adelante una asertiva acción diplomática para canalizar el interés del Reino Unido por el proyecto Ganadería Colombiana Sostenible. “Con su refinanciación el proyecto podría convertirse en el instrumento para sumar recursos orientados al cumplimiento de la meta de 100.000 hectáreas en sistemas silvopastoriles, que planteó en la Cumbre Mundial del cambio Climático, en septiembre de 2019”.

 

También se refirió a los retos del sector lácteo, a los logros de la cadena cárnica, sugirió al mandatario de los colombianos estrategias para incrementar el consumo de leche y derivados lácteos y expuso las dolencias que siguen aquejando al campo colombiano: educación, vías terciarias, crédito de fomento y seguridad.

 

 

Los ganaderos necesitamos seguridad

 

Luego de una radiografía sobre las estrategias de los grupos alzados en armas, y señalar las puertas que abrió el Acuerdo con Farc, el dirigente gremial le trasmitió al Presidente Duque una necesidad sentida por todos los ganaderos del país: Señor presidente, “los ganaderos necesitamos seguridad. Nunca pensamos que volveríamos a levantar esta bandera, que arriamos cuando la Seguridad Democrática le devolvió las posibilidades a la vida rural y la producción agropecuaria”.

 

“…esperamos que el Ministro de Defensa nos muestre la problemática de la creciente inseguridad rural; nos diga qué debemos temer, qué podemos esperar y qué podemos hacer para colaborar con la Fuerza Pública, porque la seguridad, como la paz, no solo son derechos constitucionales, sino bienes públicos que debemos construir y conservar entre todos".

 

Explicó que “Basta superponer los mapas de la coca y la minería ilegal a los de la violencia rural, para tener claro que detrás de ella se encuentra el narcotráfico; el narcotráfico detrás de los asesinatos de líderes sociales, de reinsertados y reclamantes de tierras; el narcotráfico en su tarea de control territorial y social para preservar su negocio”.

 

“Son los elenos protegidos del régimen cubano y del socialismo venezolano, exigiéndole al gobierno el cumplimiento de protocolos que ellos pisotearon, y sembrando de coca el país”.

 

“Son las llamadas “disidencias” de las Farc, sembrando el campo de coca y de violencia, mientras sus agentes oficiosos en el Congreso acusan al Gobierno de incumplimientos, cuando ellos le hicieron conejo a la devolución de sus riquezas, a la información de sus actividades narcotraficantes; le hicieron conejo a la verdad y a la justicia con la impunidad total que la JEP les garantiza”.

 

Fue enfático al afirmar que “Si la causa de la violencia es el narcotráfico, pues a atacar el narcotráfico con decisión y echando mano del uso legítimo de la fuerza, que la Constitución le entrega al Gobierno para cumplir su misión frente al orden público y la seguridad ciudadana”.

 

“Si hay que fumigar desde el aire, pues a hacerlo con las debidas precauciones y controles, pero rechazamos la posición tramposa de quienes se oponen por motivos ambientales, pero cierran los ojos a la deforestación narcotraficante”.

 

Advirtió sobre el surgimiento de propuestas redentoras: “Narcotráfico en los campos, microtráfico en las ciudades, con la izquierda como aliada de ocasión del socialsantismo, incitando la protesta sin descanso, apoyando mingas, caravanas, paros estudiantiles y paros nacionales; protesta legítima, pero orquestada e infiltrada por el vandalismo para bloquear al Gobierno y a la Fuerza Pública, con el apoyo inquietante de una justicia que parece haber olvidado el interés general y los derechos de las mayorías”.

 

“Si prosigue la tendencia de atar las manos de la Policía para contener la violencia urbana; si el ESMAD solo puede mirar de lejos la acción de los vándalos sin poder evitarla, las ciudades caerán en el caos una tras otra, y surgirán entonces las propuestas populistas redentoras”.

 

Finalmente, Lafaurie Rivera reiteró el respaldo de los ganaderos a la Fuerza Pública, “a los héroes de la patria que comprometen su seguridad y su vida para proteger las nuestras, rechazamos las campañas sostenidas para deslegitimarlas y amarrarles las manos en su lucha contra la violencia rural y urbana”.

 

Lea aquí el discurso completo del presidente ejecutivo de Fedegán José Félix Lafaurie, durante la instalación del 38 Congreso Nacional de Ganaderos.