Trazabilidad: teléfono roto entre la Presidencia y la UPRA

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Octubre 2021
compartir
UPRA, plan de ordenamiento productivo, Cadena Cárnica Bovina, análisis prospectivo, fedegan, trazabilidad bovina, Trazabilidad, trazabilidad prioridad, Ministerio de Agricultura, plan de acción, modelaciones económicas, planes maestros, reconversión, territorios, productividad, Competitividad, ganado bovino, ganadería bovina, carne, leche, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
El POP de la cadena cárnica deja la trazabilidad en un segundo plano, desconociendo la importancia que traería para la ganadería nacional. Foto: upra.gov.co - saia.es

El Plan de Ordenamiento Productivo de la Cadena Cárnica de la Unidad de Planificación Rural Agropecuario (UPRA) pone en segundo plano la trazabilidad del ganado, a pesar de que ya había sido priorizado en el Pacto por el Crecimiento del Sector Cárnico y es una exigencia cada vez más generalizada en todo el mundo.

 

La formulación del POP Cárnica bovina está liderada por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, que a través de la UPRA reunió a los actores públicos y privados para consolidar el plan. Como explican los lineamientos del POP, la visión es la siguiente:

 

“En 20 años la cadena cárnica bovina ha logrado elevados estándares de sostenibilidad económica, social y ambiental, se caracteriza por sus altos niveles de competitividad, productividad, integración, especialización, desarrollo territorial y fuerte presencia internacional”.

 

Para esto, sus productos deben generar “confianza en el consumidor al provenir de predios, plantas y comercializadores comprometidos con el bienestar social, el bienestar animal, la protección del ambiente, la calidad y la inocuidad”, agregó el funcionario.

 

El POP comenzó con el análisis de la situación de la ganadería y a partir de allí se viene diseñando con el fin de lanzar la versión definitiva a finales de 2021. (Lea: En noviembre estará listo plan de ordenamiento productivo de la cadena cárnica bovina)

 

Todo parece indicar que en el tema de la trazabilidad hay un teléfono roto entre la Presidencia y la UPRA, pues el plan preliminar presentado por la UPRA tiene aspectos preocupantes que no tienen en cuenta la realidad del sector. En el documento Pacto por el crecimiento y para la generación de empleo del sector Cárnico se lee (página 4): "En ese orden de ideas, el Pacto por el crecimiento y para la generación de empleo del sector Cárnico, que se consigna en el presente documento, procurará que, en el curso de los próximos tres años, el país duplique uno o varios de los indicadores de este sector y eleve su contribución a la prosperidad nacional.

En desarrollo de lo anterior, el Presidente de la República ha puesto bajo el liderazgo de la Vicepresidente de la República, el Ministro de Comercio, Industria y Turismo, el Ministro de Agricultura, el Consejero Presidencial para la Gestión del Cumplimiento y la Consejera Presidencial para la Competitividad y la Gestión Público-Privada, el seguimiento y cubrimiento del presente Pacto, con el propósito de solucionar los principales cuellos de botella identificados para el crecimiento del sector, logrando la evolución de éste y de la cadena productiva de la que hace parte" . (Ver: Pacto por el crecimiento y la generación de empleo del sector cárnico),

 

Sobre este tema Óscar Cubillos Pedraza, jefe de la Oficina de Planeación e Investigaciones Económicas de Fedegán-FNG, manifestó para este medio.

 

“En el documento se refieren a la trazabilidad como una actividad secundaria y que iniciaría a partir del tercer año desde el momento que inicie el plan de acción. En nuestro horizonte de trabajo, buscando conquistar mercados internacionales, sin trazabilidad no lo logramos”, dijo.

 

Según precisó, la meta de exportar carne a Estados Unidos o a China no se logrará sin este proceso, que lleva más de ocho años en manos del Gobierno sin mostrar avances significativos. (Lea: Gobierno prioriza trazabilidad en reactivación del Pacto del sector cárnico)

 

“Si la trazabilidad arranca en el año 3 a partir del inicio del plan de acción, suponiendo que este plan comience en dos años, la trazabilidad será hasta dentro de cinco años. Eso evidencia una desconexión total con la realidad y las oportunidades económicas del sector”, declaró.

 

Para Cubillos resulta contradictoria esta postura frente a al Pacto por el Crecimiento del Sector Cárnico que presentó la Vicepresidencia de la República hace un año para reactivar la cadena cárnica. (Lea: En 20 años, Colombia solo debería tener 100 plantas de beneficio bovino)

 

En este documento, la trazabilidad animal se presentó como una acción estratégica, destacando que se debe fortalecer el sistema de identificación para elevar las exportaciones de carne. Por eso, Cubillos lamentó que este enfoque se vea relegado con el POP presentado por la UPRA.

 

“La trazabilidad es un tema imperativo que no solo es la única garantía de conquistar nuevos mercados sino que constituye una herramienta esencial en la lucha contra la ilegalidad y el contrabando de ganado. Ese planteamiento es una desconexión total”, remató el funcionario.